¿Cómo pintar una casa nueva?

Es muy probable que nuestro nuevo hogar requiera algunos trabajos de pintura, pues queremos que la casa se vea perfecta antes de llegar a vivir allí. ¿Qué herramientas y buenas prácticas deberíamos obtener antes de ponernos manos a la obra? Veamos cómo pintar una casa nueva de la mejor manera.

3 consejos para empezar a pintar

Antes de destapar el bote de pintura y acatar los pasos para pintar una casa nueva, hay que dejar listos los preparativos. Consideremos los siguientes consejos antes de comenzar.

1. Tengamos las herramientas necesarias

  • Tira adhesiva y plástico. No queremos manchas o salpicones sobre el piso o nuestras pertenencias, ¿verdad? Buscando evitarlas, procuremos cubrir con película de plástico o incluso bolsas de basura los muebles que estén cerca y el piso. Para que esto no se mueva, necesitaremos sujetarlo en su lugar mediante esta cinta masking azul de Tuk, dirigida a apoyar durante los trabajos de pintura.
  • Aplicador de pintura. Claro, depende de qué proyecto tengamos en mano, pues tenemos la opción del rodillo, brochas, pinceles, pistolas de pintura, etc. Aparte, está la opción de usar una Pad paint de Byp, artículo semejante a una espátula, aunque con un aplicador de suave esponja que absorberá el exceso de pintura. Gracias a esa misma almohadilla, los acabados podrán surgir lisos y tersos.
  • Charola para pintura. Tras decidir qué aplicador emplear, consideremos que una charola para pintura nos será de gran ayuda. Allí podremos diluir o mezclar el agua acorde a nuestras necesidades, y durará bastante; dado que utilizan plásticos que resistirán la mayoría de los solventes.

2. Diferenciemos entre pintura de exteriores e interiores

Este es un punto importante y que deberemos tener muy presente. Mientras que la primera necesitará ser más resistente a la intemperie y a la humedad, la interior puede darse el lujo de ponerse más creativa y utilizarse para pintar diferentes diseños.

Por ejemplo, si buscamos un recubrimiento diseñado para muros exteriores hechos de madera, mortero, ladrillo, enrejado o mampostería, esta pintura Behr Premium de base mate será conveniente, ya que su acabado disimula imperfecciones. No solamente combate la humedad, sino que también resiste los rayos UV.

Es una pintura ideal para exteriores, mientras que esta pintura Kalos de base pastel tiene un acabado satinado, que luce en muros interiores al reflejar levemente la luz proveniente de otras fuentes. Asimismo, la pintura puede lavarse sin despintarse, y durará años sin decolorarse.

3. Usemos equipo de protección adecuado

Usemos todo lo necesario para protegernos de forma adecuada, como por ejemplo unas gafas, una mascarilla y un delantal, entre otros. Aunado a esto, probemos colocarnos estos guantes de trabajo Firm Grip, ideales para sujetar una brocha o aplicador de pintura en general debido a su recubrimiento de nitrilo en las palmas.

Además, dado que estaremos pintando un buen rato, nos convendrá el hecho de que el guante posea tejido transpirable en el dorso de las manos, porque así no sufriremos de sudoración incómoda.

Es una inversión inteligente, puesto que obtenemos 10 pares de estos guantes que podremos utilizar en proyectos a futuro.

Ahora que definimos estos preliminares, ¿cómo pintar una casa nueva? Veamos una guía abreviada que nos servirá como pauta.

6 pasos para pintar una casa nueva

Recordemos que cada casa será diferente y nuestra forma de pintar también, por lo que estos consejos para empezar a pintar servirán como una guía general.

1. Elijamos el método adecuado

Ya habíamos hablado del aplicador de pintura, pero es que cada método tiene beneficios diferentes y debe utilizarse con eso en mente.

Si por ejemplo, usamos un kit de uso doméstico de pintura de Byp, con rodillo y brocha incluidos, debemos estar conscientes de que haremos esfuerzo con los brazos, aunque tendremos más destreza en cuanto a la aplicación de pintura y hasta podríamos producir degradados.

En cambio, y sobre todo si tenemos mucho espacio que pintar, una pistola de aerografía de Wagner será más útil. Debido a su potente turbina de aire y gran depósito para pintura, se especializa en proyectos grandes o de mayor tamaño.

La pistola promueve la uniformidad y velocidad en trabajos de pintura, aunque el rodillo y la charola tradicional son más económicos, aunque a menor velocidad. ¿Cuál encajaría mejor con nosotros?

2. Protejamos los muebles y suelos

Antes de comenzar a pintar, peguemos al suelo y protejamos objetos cercanos al área que pintaremos con una cubierta de plástico.

Si queremos que la protección sea superior, siempre podemos poner doble capa para generar un film de plástico más grueso.

Adicionalmente, recordemos pegar suficiente cinta adhesiva con tal de que este no se despegue, incluso cuando lo pisemos o nos movamos mucho sobre él.

3. Ventilemos lo más posible

La pintura suele generar olores muy intensos, en ocasiones hasta penetrantes. Para nuestra comodidad y la de las personas que nos ayudarán, procuremos mantener las ventanas y puertas abiertas, de modo que se optimice la circulación de aire y estos olores no se encierren.

Claro, muchas pinturas ya presumen de bajos olores, lo cual representa un beneficio, pero esta medida fomentará la comodidad de todos durante el proceso de pintar la casa nueva.

4. Diluyamos la pintura adecuadamente

Combinar pintura y agua es uno de los típicos consejos para empezar a pintar, pues así hacemos que nuestra pintura seleccionada rinda más.

No obstante, recordemos que no podemos agregar mucha cantidad, pues esto podría afectar su densidad. Es importante que antes de hacerlo, podamos revisar muy bien las características de la pintura que vamos a utilizar junto con tener presente la superficie en que aplicaremos la pintura.

5. Probemos en una sección pequeña

Primero, limpiemos usando un trapo aquella sección de muro que pintaremos, y podremos comenzar. Poco a poco, cubramos un área de aproximadamente veinte centímetros, y luego permitamos que seque.

Este paso es crucial, puesto que aquí comprobaremos si nuestra pintura elegida sí queda con la superficie, aplicado en nuestra nueva casa, y si el acabado luce como deseamos.

Si se ve justo como esperábamos, ¡perfecto! Si no lo hace, entonces es momento de cambiar de pintura, y tendremos la tranquilidad de no haber pintado todo el muro.

6. Apliquemos cada capa con tiempo

Al hablar de cómo pintar una casa nueva, es normal tener prisa de que todo quede listo lo más rápido posible, pero no desestimemos la importancia de dejar secar cada mano de pintura antes de aplicar la siguiente.

Dependiendo de cada marca, tipo y color de pintura, habrá que esperar aproximadamente entre una o dos horas, así que aprovechemos esa ventana de tiempo para trabajar en otra parte de la casa; podríamos instalar luces o verificar las tuberías, entre otros.

¿Cómo pintar una casa nueva de forma creativa?

Resta mencionar otro de los pasos para pintar una casa nueva: ponerse creativos. En este caso, fijémonos en los pequeños detalles coloridos. Estos podrían surgir, por ejemplo, de una plantilla con diseños decorativos como esta, que pueden pintarse sobre la superficie de nuestra elección con algún diseño que queramos destacar.

En todo caso, también podemos pintar diseños personalizados nosotros mismos, aprovechando los delgados pinceles de metal de Project Select. Los 6 pinceles también podrán sernos de ayuda para retocar detalles y apoyar en tareas creativas posteriores.

Ahora que estamos familiarizados con los consejos mencionados, podremos elegir los artículos y productos más importantes para pintar. Después, consideremos la ayuda de amigos o familiares para pintar nuestro nuevo hogar, y en caso de cualquier duda pidamos el apoyo de los expertos.

Déjanos tu comentario