Categoría

Club de Jardinería

Cómo hacer un mueble para plantas

Aprende cómo hacer un mueble para plantas y decora los pasillos y espacios de transición de tu hogar, llenándolos de vida y color.

Si queremos darle un giro a la decoración de nuestro hogar, las plantas son una excelente alternativa. Además de crear ambientes naturales y frescos, sus formas y colores son ideales para hacer resaltar espacios de poca atención como los pasillos y otras zonas de transición.

Aunque usualmente estás áreas son estrechas, podemos utilizar repisas colgantes para no obstaculizar el paso ni sobrecargarlas visualmente. Hay diseños discretos y de formas simples que podemos crear fácilmente para colocarlos en los muros y hacer una decoración con plantas .

¿Qué hacer antes de construir un mueble para plantas?

1. Definir el espacio

Antes de empezar, debemos definir el espacio donde colocaremos el mueble. Podemos ubicarlo en alguna de las paredes del salón, a lado de la puerta principal, en los pasillos que van a las recámaras, o dentro del baño o la cocina. Lo único que hay que cuidar es que la circulación siga siendo fluida y que no se obstruya el paso de la luz.

Otra alternativa es colocarlo cerca de una ventana, de esta manera las plantas recibirán el sol y la sombra suficiente para crecer. Una vez que hayamos elegido el lugar tendremos que medir el espacio para que el mueble tenga la dimensión correcta.

2. Selecciona las plantas

Las plantas de interior son básicas para la decoración. Se caracterizan por requerir altos niveles de luminosidad, aunque puede variar según la especie. Lo mejor es buscar aquellas que sean de media sombra o sombra para facilitar el cuidado. Entre las que podemos elegir están las suculentas, los helechos minis, los cactus o las plantas de la abundancia. Estas últimas solo necesitan riego 1 vez a la semana.

Para darle movimiento y color a tus espacios, incluye plantas como la cuna de moisés, las violetas africanas. o el kalanchoe. Las tres necesitan estar colocadas en lugares de mucha luz (no bajo el sol) y estar en lugares frescos, por lo que la mejor opción es tenerlas cerca de una ventana.

3. Consigue el material 

Para la elaboración de repisas no necesitamos tantos materiales:

  • Tablas.
  • Cordón o mecate.
  • Ganchos.
  • Lija.
  • Sellador.
  • Taladro.

La cantidad de piezas de madera dependerá de la altura de la pared y qué tan larga queramos la repisa. Para esto último también tendremos que considerar el espacio que dejaremos entre tabla y tabla.

¿Cómo hacer un mueble para plantas?

  1. Cortar la madera: para cortar la madera primero tendremos que definir el diseño de nuestro mueble. Pueden ir en forma de romboide o el clásico rectángulo. El grosor dependerá del tamaño de las macetas.
  2. Perforar: después, con el taladro, perforaremos las esquinas por donde pasará el mecate o cordón.
  3. Lija y añade sellador: antes de unir las piezas tenemos que lijarlas y sellarlas para que la superficie quede lisa y estable. Además, el sellador ayudará a proteger la madera de la humedad.
  4. ¡A unir las piezas!: iremos metiendo el cordón en cada esquina de la tabla y anudaremos por debajo para que no se resbalen. Hay que calcular la distancia entre pieza y pieza para que las macetas quepan sin complicaciones.
  5. Poner los ganchos: una vez que esté listo el mueble, habrá que instalar los ganchos que servirán de soporte. Pueden ir colocados en el techo o en la pared, según el estilo que estemos buscando.
  6. Listo para colgar: con los ganchos puestos ya podemos colocar la repisa y posteriormente las plantas. Hay que asegurarnos que esté firme y no excedernos en el peso.
  7. Decoración adicional: para complementar la decoración, podemos añadir algunos libros. En cuanto al resto de la habitación, podemos agregar plantas más grandes en algunas esquinas.

Tips para decorar una repisa 

Este diseño de repisa es simple y perfecto para cualquier decoración, sin embargo, podemos jugar con algunos elementos para personalizarla aún más.

Jugar con las formas

En vez de hacerla vertical, la repisa puede ir en horizontal. Podemos intercalar las tablas e ir acomodándolas a lo largo de la pared, quedando en forma de columpios. Para poder sujetarlas tendremos que agregar un gancho por en medio de algunas piezas.

Combinar materiales

Para darle más textura podemos mezclar distintos materiales. Las macetas pueden estar hechas de cerámica, madera, aluminio, barro, plástico, fibra de vidrio, piedra o resina. También podemos elegirlas de distintos tamaños para dar movimiento.

Pintar las repisas

Si queremos que nuestro mueble destaque aún más, no podemos dejar de pintar las tablas. Lo ideal es que sean de colores vibrantes, como azul, rosa o amarillo, para que crear un ambiente más divertido. Pueden ir intercalados o todos de una misma tonalidad.

Añadir recuerdos

Como ya se mencionó, una alternativa para complementar la decoración es colocar otros artículos. Podemos agregar un set de portarretratos con fotografías de viajes y familiares para personalizarlo, o incluso poner un cuadro o pintura pequeña de algún paisaje.

No saturar

Esto es importante para que no se caiga el mueble. Lo ideal será colocar máximo dos macetas por repisa y que estén bien distribuidas para que no se vea más sobrecargado un lado que de otro.

Otros tipos de repisas que pueden combinar

Repisa sin fondo

Nos referimos a repisas o estanterías que solo tienen el contorno de la estructura, por lo que la pared se vuelve el fondo. Esto hace que la habitación luzca más uniforme y limpia. Para lograr un estilo cromático podemos añadir un piso pietra sand en nuestro salón.

Repisa debajo de un espejo

Si tenemos un espejo ovalado en el salón o en alguno de los pasillos, podemos colocar solo una repisa debajo de este. Esto no solo hará que podamos colocar una pequeña planta, sino también dejar llaves, relojes o algún otro accesorio de uso diario.

Repisa flotante

Son aquellas que no tienen uniones, van sujetas directamente a la pared, lo que hace que parezcan que están flotando. Al igual que los diseños sin fondo, este tipo de estanterías ayudan a que los espacios luzcan más amplios, limpios y organizados. ¡Podemos colocar tantos como queramos y distribuirlos de distintas formas!

Repisa inserta en el muro

Hay repisas que pueden acomodarse dentro de los huecos que hay en algunas paredes, esto hará que parezcan parte del mismo espacio, aprovechando al máximo la habitación. Podremos colocar algunas plantas e incluso un televisor, si el espacio es grande.

En forma de escalera

Si queremos ser más originales, podemos ocupar una escalera mediana de madera o metal para colocar nuestras plantas. En caso de escoger esta opción es importante destinarle un espacio donde no interfiera con la movilidad y funcionalidad del espacio. Si los escalones son amplios podemos agregar cajas o pallets de madera para usarlas como macetas.

Pallets

Las cajas hechas de pallets también funcionan como repisas. Podemos apilarlas o colocarlas sueltas (igual que las flotantes), para crear ambientes más rústicos y naturales.

¿Cómo cuidar nuestras plantas de interior?

  • Regar constantemente: tienen que permanecer húmedas (no mojadas). Hay que agregar agua cada que la tierra tenga un color claro o se agriete. En el caso de las suculentas, tenemos que esperar a que estén casi secas para volver a regar.
  • Temperatura del agua: tiene que estar a temperatura ambiente, de lo contrario podemos dañar las raíces.
  • Colocar tierra preparada: este producto ayuda a drenar correctamente el agua y a aumentar el oxígeno, estimulando el crecimiento de las plantas. Es muy útil si tenemos macetas de barro, porque absorben parte del agua.
  • Zonas con luz: como ya se mencionó, hay que elegir áreas de la casa que tengan entradas de luz, ya que la calidad, intensidad y duración de la luz influirá en el crecimiento de nuestras plantas.
  • No hay que moverlas mucho: una vez elegida la ubicación, lo mejor es no cambiarlas. Las plantas se adaptan lentamente a la atmósfera, por lo que, para no generar un impacto negativo, habrá que mantenerlas en un solo sitio.

Ahora que sabes cómo hacer un mueble para plantas podrás decorar esos pasillos y zonas de tu hogar que necesitan un poco de color. Son muchas las alternativas de plantas que puedes incorporar al interior, trayendo mejoras no solo decorativas, sino también para la salud y la calidad del aire.

Déjanos tu comentario