< regresar
Logo de Club de Jardinería
Categoría

Club de Jardinería

¿Cómo cambiar el sustrato de una orquídea?

2 mayo, 2024, por admin

Sustrato de una orquídea

Muchas son las personas que aman las orquídeas por su belleza y sus coloridas flores, sin embargo, también es sabido que  por lo que es importante conocer cómo cambiar el sustrato de una orquídea, los instrumentos que se requieren para su manipulación, así como los diversos complementos que te ayudarán a tener preciosas orquídeas en tu hogar.

¿Cómo cuidar una orquídea?

Para empezar, conoce los puntos elementales sobre los cuidados que debes tener con tus orquídeas:

  • Mantén la iluminación adecuada, evitando una sobreexposición a los rayos solares.
  • Humedece constantemente, puedes colocar al lado de la maceta pequeños recipientes de agua para que se evapore y genere el ambiente requerido.
  • Limpia el polvo de las hojas, tallándolas suavemente con un paño húmedo.
  • Puede necesitar un soporte extra para los tallos largos que van a florecer, así que considera colocar un palillo que ayude a fijar el tallo.
  • Debes cambiar el sustrato luego de la floración, buscando el producto adecuado a la especie, pues existen .
  • Revisa la planta para evitar plagas y al detectar alguna, utiliza un insecticida especial para orquídeas.

¿Cómo cambiar el sustrato de una orquídea?

Una de las prácticas clave para el cuidado de estas plantas es llevar a cabo el cambio periódico de su sustrato, pues este componente proporciona una base de nutrientes y el ambiente óptimo para su crecimiento.

Paso 1: Prepara los materiales

Antes de comenzar, debes tener todos los materiales que necesitarás como son:

  • Un nuevo sustrato

Elige un sustrato para orquídea vainilla o de algún otra variedad, pero específico para estas plantas, como la  un producto especializado formulado con corteza de pino y turba de sphagnum canadiense, ingredientes que generan el ambiente adecuado para el desarrollo de las orquídeas. Esta mezcla brinda una gran permeabilidad y oxigenación, además que ofrece una amplia retención del agua para mantener la humedad que necesita la especie para su crecimiento.

  • Maceta

Selecciona una maceta de un tamaño adecuado para tu orquídea y asegúrate de que tenga diversos orificios grandes de drenaje en la base. Como ejemplo, puedes optar por adquirir  pues esta se diseñó especialmente para el cultivo de las orquídeas. Gracias a los distintos orificios con los que cuenta, se facilita el drenaje para eliminar el exceso de agua; recuerda que esta planta no puede mantenerse mojada por mucho tiempo. Además, está fabricada en plástico para incrementar su resistencia y durabilidad.

  • Tijeras afiladas

Utiliza unas tijeras limpias y afiladas para cortar las raíces que ya tengan un color café o gris, estén podridas o enfermas. Para ello, puedes buscar las , pues son de gran utilidad para trabajos de jardín gracias a que logra cortes de hasta 5/8 de pulgada en tallos, flores y ramas livianas. Están fabricadas con acero templado resistente a la corrosión, con hojas filosas de precisión que se mantienen así incluso después de un intensivo uso y su mango es antideslizante para mejorar su uso, además incluye un sistema de bloqueo de apertura que protege las cuchillas y previene la activación accidental de las tijeras.

  • Guantes

Si bien es un elemento opcional, lo ideal es que portes guantes en cualquier tarea de manipulación de la tierra y las plantas, pues así estarías protegiendo tus manos de la suciedad y de posibles alergias, irritaciones, cortes, ampollas, rasguños con las ramas, entre otros problemas.

Por ello, es mejor que utilices unos , que están hechos para realizar cualquier tipo de trabajo con las plantas gracias a su tecnología resistente al agua. Su cuerpo está confeccionado en poliéster con un revestimiento de nitrilo en las palmas y en forma de relieve antideslizante, lo que permite mejorar el agarre. Estos son de tamaño mediano a grande e incluyen 3 piezas en diferentes colores.

Paso 2: Retira la orquídea de su maceta actual

Con mucho cuidado, saca la orquídea de la maceta donde se encuentra, para esto puede ser posible usar el  una herramienta idónea para preparar o nivelar suelos, plantar, sacar semillas o cambiar de lugar las plantas en jardines y macetas. Este instrumento cuenta con una cabeza de acero inoxidable para ofrecer una mayor resistencia, de bordes redondeados para cuidar las raíces y una regla graduada para medir la profundidad en la tierra que facilita su uso.

Si la planta está bien pegada al sustrato, puedes ayudarte de una herramienta para aflojarla sin dañar las raíces como el  que está diseñado con una cabeza de bordes redondeados para conservar las raíces y fabricada en acero al carbono, un material que otorga una alta resistencia contra la corrosión e impactos. Integra un mango de madera y un casquillo robusto para mayor resistencia.

Paso 3: Limpia las raíces

Ya que has retirado todos los residuos del sustrato, revisa bien las raíces para averiguar si es que se encuentran en buenas condiciones. En este punto, un elemento clave sobre cómo cuidar una orquídea es conocer el estado de las raíces saludables, que deberían ser de color blanco con las puntas verdes.

Para ello, puedes usar las  que cuentan con hojas de acero templado y una capacidad de corte de 3/4 de pulgada para tallos o raíces gruesas. Incluye un seguro de bloqueo para prevenir accidentes y sus mangos engomados ayudan a trabajar con un mejor agarre.

Un punto fundamental en este paso es que evites dañar las raíces sanas durante este proceso, así que pues también podrían maltratarse los tallos y hacer que se estresen de más las plantas.

Paso 4: Prepara la nueva maceta

Lava muy bien la maceta nueva para evitar la propagación de enfermedades o la aparición de hongos. Recuerda que debe tener suficientes orificios de drenaje en la parte inferior para evitar el estancamiento del agua, pues puede ser perjudicial para las raíces.

Paso 5: Coloca la orquídea en la maceta

Has llegado al punto clave sobre cómo cambiar el sustrato de una orquídea, pues aquí deberás colocar una capa delgada del sustrato fresco en el fondo de la maceta. Puedes optar por el  una mezcla ideal para el cultivo de diversas orquídeas al contener corteza de pino grueso ideal para lograr un drenaje rápido del agua.

Después de dejar una base del producto, coloca la orquídea en el centro de la maceta, asegurándote de que las raíces estén extendidas de manera uniforme y luego agrega más sustrato alrededor de las raíces, buscando no cubrir el rizoma (tallo que conecta las raíces y los brotes).

Posteriormente de trasplantar la orquídea y esperar el tiempo mencionado, puedes hidratar la tierra. Considera que según los expertos debes respetar este proceso de espera, puesto que si riegas luego de haber cambiado el sustrato, se dañan las raíces porque ya se encuentran estresadas al moverlas de su maceta y los cambios que se le hacen.

Otro elemento importante sobre cómo cuidar una orquídea es ubicarla en un lugar con la cantidad adecuada de luz y humedad según las necesidades de la especie específica.

Finalmente, supervisa constantemente tu orquídea para asegurarte de que se esté adaptando bien a los cambios, que las raíces se encuentren en buen estado y que no tenga hojas marchitas o amarillentas. En todo caso, puedes ajustar las condiciones ambientales y continuar con los cuidados regulares.

Sin duda, saber cómo cambiar el , es muy importante para mantenerla saludable y floreciendo. Considera estos pasos y disfruta de la belleza de las orquídeas durante mucho tiempo.

Déjanos tu comentario

Recibe los mejores artículos en tu correo.

    Al dar click en "Suscribirme" aceptas nuestros términos y condiciones

    Ayuda

    Pregunta sobre nuestros productos

    Whatsapp Icon

    Envíanos un whatsapp

    +52 812 148 12 56
    SMS icon

    Mensaje por messenger

    The Home Depot México