Categoría

Club de Jardinería

7 plantas de verano ideales para nuestro hogar

¿Este verano quieres ver tu jardín, terraza o balcón lleno de hermosos colores? Entonces conoce cuáles son las mejores plantas de verano. Si bien, la mayoría de las especies aprovechan esta temporada para madurar, dado que el exceso de sol y lluvia acelera su crecimiento, no todas responden bien a las altas temperaturas. En ciertos casos, puede afectar el rendimiento de la planta, flor o cultivo, sobre todo si son plantas jóvenes.

Es por eso que se vuelve indispensable elegir plantas que se adapten bien a los climas calurosos e incluso a la sequía. Y para ayudarnos en este proceso, a continuación, se dan los nombres y características de algunas plantas de verano que serán de fácil mantenimiento y llenarán de alegría nuestros espacios.

Ideas de plantas de verano para nuestro hogar

1. Geranio

Estas plantas florecen en verano y son bastante resistentes. Se distinguen por venir en una amplia gama de colores —púrpura, rojo, blanco o rosado— y en variedad de formas. La podemos tener al exterior y al interior de la casa, aunque de estar adentro habrá que colocarla cerca de una ventana con suficiente entrada de luz. En sí, es una planta que necesita recibir los rayos solares de forma directa para mejorar su crecimiento, llegando a soportar cerca de 30° C. En cuanto al frío, no resiste temperaturas muy bajas por lo que en invierno habrá que protegerlas.

Para mantenerla hidratada, hay que regar por lo menos dos veces a la semana, no obstante, el riego debe ser moderado, ya que no tolera el agua en abundancia. Por otro lado, si queremos abonarla, podemos hacer uso de un producto general, aunque si preferimos hay abonos específicos para flor.

2. Begonia

Esta es una de las plantas de verano para sombra. Esto quiere decir que se adapta bien al calor, pudiendo resistir temperaturas que superan los 23 °C,  pero no sobrevive mucho tiempo estando debajo del sol. Sobresalen por sus flores en tonos rosados, rojos, amarillos o blancos, por lo que serán hermosos puntos de luz dentro del hogar; solo debemos asegurarnos de que reciban suficiente luz solar a través de una ventana, suficiente agua cuando la tierra esté seca, sembrarlas en suelo o tierra con buen drenaje.

No es necesario podarlas, aunque sí se recomienda retirar cualquier flor marchita. Por otro lado, pueden llegar a medir más de 20 cm y siendo posible lucirlas en terrazas y balcones.

3. Petunia

Esta es otra planta muy utilizada en los balcones y jardines durante la temporada de calor. ¡Y no es para menos! Además de ser hermosas, en sus tonos rosados, rojizos, azules y violetas e incluso blancas, son flores que necesitan de mucho sol para crecer o estar en zonas de bastante luminosidad. También requieren de abundante agua y ser regadas a diario durante el verano, por lo mismo, es recomendable tener cuidado y evitar que les caiga agua en sus flores.

La mejor parte es que son consideradas como plantas de invierno y verano, ya que también resisten bien a las bajas temperaturas y las lluvias intensas. No obstante su desarrollo completo se logra en ambientes calurosos o tropicales. Por otro lado, es importante realizar podas de mantenimiento, en especial si hay un crecimiento desproporcionado de la floración.

 

4. Bromelia

Esta es otra de las plantas de verano para sombra. A pesar de que sobrevive a una temperatura que puede variar de los 15º C a 30º C, aproximadamente, no puede recibir los rayos del sol directos. La recomendación es ubicarla en una terraza o balcón, o al interior de la casa, en una zona donde reciba suficiente luz natural. Además, es una especie que necesita estar húmeda en todo momento, dado su origen tropical, así que se recomienda regar de forma moderada, evitando que su tierra se llegue a encharcar.

Entre sus características destacan que solo da una hermosa flor de considerable tamaño, y esta puede florecer en cualquier estación, sin embargo, su duración es de pocos días. En cuanto a sus brácteas (base que sostiene la flor), estas sí pueden durar varios meses.

Por otro lado, la flor de la bromelia destaca por tener forma de copa. ¡Pero esto tiene su utilidad! Es ahí donde almacena agua y promueve el desarrollo de bacterias y otros organismos que colaboran en aportar nutrientes a la planta.

5. Bambú

Pueden llegar a medir más de un metro y crecer bastante, según su tipo de especie, consumiendo muchos recursos de la planta. Por ello, suelen marchitarse una vez que florecen. Sin embargo, manteniendo un ejemplar “pequeño” podremos lograr que viva por bastante tiempo.

Durante el verano necesita ser regado al menos tres veces a la semana  y deben estar colocados en un lugar de semisombra. En cuanto a la poda, esta debe darse en primavera, ya que es cuando le salen sus hojas.

Si no queremos que el bambú crezca desmedidamente, se recomienda colocar una barrera anti-rizomas. En sí, ayuda a limitar la zona en la que puede crecer, lo que permite darle una forma bien definida y lograr un mejor aspecto. Para complementar su decoración, podemos rodearlas con piedras o grava coloreada.

6. Aster

Los aster están considerados como arbustos, y les brotan flores blancas, lilas o rosas durante la primavera. Pueden llegar a medir alrededor de 70 cm y para su floración también necesitan estar bajo el sol, de lo contrario, hay que buscar un lugar en donde reciban al menos 3 horas de luz natural, estando al interior del hogar. Debido a su tamaño, pueden plantarse bien en tierra o maceta, sin embargo, como en todos los demás casos, es necesario que el sustrato cuente con buen drenaje y absorción.

Con respecto al riego, estas no necesitan mucha ni poca agua, solo lo correspondiente; así que para averiguar si es buen momento para regarlas, hay que revisar la tierra. ¡La prueba del dedo es infalible! Si después de sumergirlo sale sin residuos, quiere decir que es momento de añadir agua. De lo contrario, habrá que esperar a que seque.

Por otro lado, están consideradas como plantas de invierno y verano, dado que algunas variantes pueden resistir heladas.

7. Azalea

Se caracterizan por tener una floración muy abundante en tonos rojos, rosas y blancos. Pueden crecer al interior y al exterior, aunque necesitan estar bien hidratadas y moverlas cuando el sol es demasiado intenso. Es preferible tenerlas en zonas con semisombra, para que sus hojas no se marchiten, además de proporcionarles una adecuada ventilación.

En caso de estar afuera, es recomendable dejarlas ubicadas en zonas que las cubran de las corrientes de viento. El riego, por otro lado, debe hacerse 3 días a la semana, teniendo cuidado de no encharcarla.

Con estas recomendaciones de plantas, nuestro jardín en el verano lucirá lleno de colores y en muy buen estado. Solo es cuestión de mantener nuestras plantas y flores bien hidratadas y protegerlas del sol cuando la temperatura sea demasiado fuerte.

En Home Depot es posible encontrar una gran variedad de plantas de verano y productos para el cuidado de nuestros jardines.

Déjanos tu comentario