5 ideas de lámparas de techo LED para el hogar

En la búsqueda de tener una vivienda sustentable, muchas familias han optado por cambiar sus focos tradicionales por luces LED. Estas se han ganado la preferencia de muchas personas debido a que tienen una larga vida útil, hay muy poca pérdida de calor y no tienen mercurio, lo que las hace amigables con el medio ambiente y bastante ahorradoras. Además, varios de sus componentes son reciclables.

Lo mejor es que encontramos lámparas de techo LED con diferentes potencias y efectos, siendo muy versátiles para los espacios de la casa. Es por eso que, en esta ocasión, damos a conocer algunas ideas de lámparas LED que se pueden utilizar para crear habitaciones agradables y con mucha personalidad.

Tipos de lámparas de LED para techo

1. Lámparas plafón

Esta lámpara está compuesta por una pieza ornamental que protege el foco LED. El plafón puede venir con pantallas de acrílico o de cristal, con espejo, con biselados, y en forma cuadrada o esférica. Los más elegantes destacan por usar materiales brillantes, mientras que otros sobresalen por sus diseños sobrios y de líneas sutiles. Sin embargo, en general, suelen ser bastante compactos y discretos.

Ahora bien, si nos gustan las decoraciones más llamativas, también es posible encontrar plafones tipo candelabro, que incorporan un diseño en cristales y acabado cromado. Son muy recomendados en salas amplias, ya que nos remontarán a las fiestas en palacios de otros siglos.

Y si preferimos algo más moderno, pero también imponente, las esferas son una excelente opción. Esta forma de lámpara se sugiere colocarla en el techo del comedor, justo a la altura de la mesa, ya que creará un enfoque hacia esa zona, mientras estamos reunidos en familia.

2. Lámparas empotradas

Generalmente se encuentran instaladas en una abertura del techo, lo que significa que no sobresale ningún ornamento. Las más comunes son las lámparas circulares, ya que a veces también se colocan en los pisos de los jardines. En el interior de la casa son ideales para alumbrar huecos en las paredes -colgándolas justo por encima-; esto ya sea porque ahí tenemos un cuadro, un espejo u otro artículo que queramos resaltar. De igual modo, funcionan bien para acentuar texturas, por ejemplo, cuando son piedras naturales.

Otro diseño recurrente son los paneles empotrados. Estos se identifican por su diseño cuadrado o rectangular en distintos tamaños. La sugerencia es usarlos en el pasillo o incluso en la cocina, alumbrando directamente la isla o mesa de trabajo.

Una de las ventajas generales de estas lámparas es que podemos jugar mucho más con la distribución. Se pueden instalar dos muy juntas para llevar la atención hacia una sola área, esparcir varias en todo el techo, acomodarlas en forma de caminito, o dejar una sola, pero de mayor tamaño, en la puerta principal. Algunas, además, son movibles, por lo que podemos orientarlas hacia distintos lados.

En cuanto a los colores, el contorno suele ser blanco, aunque también hay en plata y dorado para las casas que prefieren toques de brillo.

3. Lámparas tipo cortina

Estas lámparas de techo LED también entran en la categoría de plafón, pero por su diseño rompen con la lámpara tradicional. Estas son más parecidas a las colgantes o de riel, ya que unen varios focos en línea mientras algunos tensores sostienen sus ornamentos. Si nos gustan las decoraciones fluidas, entonces una lámpara con esferas irá muy bien en nuestra sala y comedor. Mientras que si preferimos diseños arriesgados, entonces una lámpara con bastones de cristal cortado se volverá el complemento perfecto.

Si tenemos una barra o un mini bar, también es un buen sitio para jugar con este tipo de iluminación, ya que combinará muy bien con las copas y las botellas de vino, y con la atmósfera distinguida que se crea.

4. Lámparas vintage

Para quienes prefieren las decoraciones nostálgicas las lámparas vintage no dejan de ser una opción. Estos diseños se caracterizan por ofrecer armonía y contraste, debido a la variedad de texturas, formas y colores que tienen. Si en nuestra casa predomina el estilo industrial o clásico, una lámpara que combine madera y vidrio dará un toque distintivo. Algunas vienen en forma de vasos, en formas geométricas y otras en acabado bronce aceitado, que muestran un estilo vintage renovado.

Son atractivas para colocar en estudios o en una pequeña área de lectura, arriba de la mesa del recibidor o en la barra del comedor. Además, las luces LED permitirán jugar con la intensidad de la iluminación (cálida o fría) si elegimos focos inteligentes. Así tendremos ambientes más confortables.

5. Lámparas con diseños en líneas rectas, curvas y geométricas

Este tipo de lámparas de techo LED quedan bien en las decoraciones minimalistas, dado que transmiten tranquilidad, orden, limpieza y dan una apariencia elegante. Si en nuestra decoración destacan los colores neutros, como el gris y el blanco, entonces una lámpara en tono plata y acabado cromado terminará de dar armonía. Incluso lucirá bien en decoraciones monocromáticas.

Si, por el contrario, la inclinación va hacia los tonos oscuros, entonces una lámpara con patrones geométricos en color gris carbón o plomo creará un efecto elegante, especialmente si el diseño va enmarcando la pantalla principal. También podemos optar por una lámpara café, ya que es un color que puede incorporarse fácilmente a la decoración.

Consejos para una iluminación de interiores eficaz

  • Es ideal elegir lámparas de techo LED que resalten los muebles, la pintura de las paredes y los objetos decorativos. Las que incluyen iluminación direccional y regulables son excelentes para esto, ya que podremos llevar la luz hacia puntos focales y ajustarla al ambiente que queremos crear.
  • Para crear atmósferas cálidas podemos diversificar las fuentes de luz. Una alternativa es ubicarlas a distintas alturas: en las paredes, en los muebles, en distintos puntos del techo, creando ambientes dinámicos. También hay que modular las potencias lumínicas de cada una.
  • En los pasillos podemos instalar lámparas empotrables a intervalos regulares. Lucirán discretos, elegantes y serán una buena alternativa en la noche si además incorporamos un sistema de detección de movimiento.
  • Elijamos luces LED inteligentes, ya que estas nos permitirán pasar de luz cálida a fría en segundos. De esta manera, si estamos leyendo no forzaremos la vista y si queremos descansar nos inducirán a un estado de tranquilidad.
  • En el baño, las luces empotradas también son una solución. Así no nos crearán sombras en la cara y harán que la habitación luzca más amplia. También hay que sumar luces en el marco del espejo.
  • Las tiras de LED debajo de los armarios altos, además contribuir a la decoración, nos darán mayor visión por las noches. Aplica tanto si tenemos armarios en el pasillo como en la cocina.
  • Los juegos de sombras son llamativos en las esquinas. Es posible colocar una lámpara de techo ligeramente alejada de la orilla para oscurecerla, pero no por completo.

Ahora que conocemos la variedad de lámparas de LED para techo que están disponibles y algunos tips generales de iluminación, es buen momento para determinar el estilo final que queremos crear y acompañarlo con la mejor calidad de luz y los mejores diseños. Además, no olvidemos prestar atención a la intensidad de los focos y su capacidad de ajuste; es importante que sean regulables para poder ajustar nuestros espacios y tener comodidad para las actividades que estemos realizando.

Déjanos tu comentario