¿Cómo elegir un calentador de agua?

Ya sea para tomar una ducha, lavar los trastes o preparar la comida, contar con un buen calentador de agua es esencial para tener agua a buena temperatura en poco tiempo. Sin duda, es un aparato doméstico que nos entrega gran comodidad al momento de realizar nuestras tareas cotidianas, por lo que elegir el adecuado es importante para obtener el rendimiento que necesitamos. Aquí te diremos cómo elegir un boiler tomando en cuenta las opciones que hay en el mercado y los aspectos que debes evaluar de tu hogar.

¿Cómo elegir un calentador de agua?

Tipo de vivienda

Si bien, actualmente la mayoría de los boilers se pueden usar tanto en casa como en departamento, las necesidades de cada vivienda son diferentes. En un departamento, el calentador de agua suele estar instalado al interior, mientras que en una casa es común encontrarlo en el patio o incluso en la azotea. Por tanto, es importante elegir un boiler que se adapte al tamaño del espacio donde lo vamos a colocar y al mismo tiempo entregue practicidad y seguridad.

Tipo de energía

Actualmente, encontramos calentadores de agua que funcionan con gas natural, gas LP o electricidad. Sin embargo, para elegir la que más nos convenga primero debemos hacernos preguntas como ¿cuántas personas van a usarlo?, ¿cuánta agua caliente consumimos?, ¿tenemos la instalación correspondiente para uno u otro? Una vez evaluado esto, es momento de revisar las ventajas y desventajas de cada uno.

Gas natural 

  • Disponibilidad del servicio los 365 días del año.
  • Es distribuido a través de ductos de acero o de polietileno instalados en el suelo.
  • La construcción de la infraestructura la realizan distribuidoras autorizadas por la Comisión Reguladora de Energía (CRE).
  • Las distribuidoras monitorean la red y ofrecen atención a fugas las 24 horas.
  • Es más ligero, por lo que se dispersa rápidamente en el aire en caso de fugas.

Gas LP 

  • Es distribuido a través de pipas para surtir los tanques estacionarios de los hogares.
  • Hay que darle mantenimiento regular a los tanques para controlar fugas.
  • El tanque debe estar correctamente instalado y con buena ventilación.
  • Es más pesado, por lo que suele irse directo al subsuelo en caso de fugas, aumentando el riesgo de haber explosiones o intoxicación.

Electricidad

  • Es seguro al no utilizar combustibles fósiles.
  • No requiere revisiones ni monitoreo periódico para garantizar su funcionamiento.
  • No necesita caudal mínimo para que el agua circule por el calentador.
  • Es más fácil de instalar, ya que no requiere de una infraestructura de gas.

Tipo de calentador

Si bien, los calentadores de agua se pueden clasificar según el tipo de energía (de gas o electricidad), también se identifican a partir de su sistema o funcionamiento. Los modelos más comunes son los siguientes:

De depósito

Se caracteriza por incluir un contenedor para almacenar agua. Es necesario dejarlo en modo piloto para que, en cuanto se enfríe en agua, el quemador encienda automáticamente. El tiempo que se tarde el calentar cada litro por minuto, dependerá del modelo o de la marca. Por ejemplo, para aquellos de 200 L el tiempo de espera puede variar entre los 35 o 50 minutos. Para seleccionar la capacidad necesaria, debemos tomar en cuenta el número de servicios y personas en casa por igual.

Ventajas y desventajas:

  • Puede instalarse lejos de la ducha, ya que no necesitan presión de agua.
  • Por su funcionamiento el consumo es elevado, pero si se apaga cuando no está en uso, puede ser muy ahorrador.
  • Debemos esperar a que el tanque se vuelva a calentar cada vez que alguien termina de bañarse.
  • Es uno de los sistemas que más calienta, siendo ideal en temporada de frío.

De recuperación rápida

También utiliza un depósito de almacenamiento y requiere que el piloto permanezca encendido. Sin embargo, el tanque es más pequeño, por lo que su capacidad suele variar entre los 6 y 12 litros. En cuanto a los quemadores, estos son más grandes, facilitando el calentamiento de agua en menor tiempo.

Ventajas y desventajas:

  • Proporciona agua caliente de manera continua.
  • Puede instalarse en espacios reducidos.
  • Incluyen un sensor que activa y desactiva el calentamiento de agua, generando un mayor ahorro de recursos.
  • Según la frecuencia de uso, es posible que a veces el agua salga tibia en vez de caliente.

Una recomendación de ese tipo de boiler es el calentador de agua de paso Bosch 6 litros o el calentador de agua rápida recuperación Bosch 12 litros de gas LP o gas natural, los cuales tienen quemadores con gran potencia y funcionamiento electrónico para entregar mayor practicidad y seguridad.

De paso instantáneo

No necesita un contenedor de agua ni un piloto. En su lugar incorpora un conducto por donde pasa el agua y se calienta al instante. El calentador se enciende de forma automática por medio de una válvula, la cual se activa y desactiva al abrir y cerrar el grifo. Debido a su diseño, ocupan poco espacio y consumen menos recursos, ya que solo calientan el agua cuando se abre la llave.

Ventajas y desventajas:

  • No se pueden instalar al exterior.
  • Requieren mantenimiento con mayor frecuencia.
  • Tenemos agua caliente sin tiempo de espera.
  • Requieren suficiente potencia energética, si se van a calentar grandes cantidades de agua.
  • Necesitan una buena presión de agua.
  • Rápido encendido.

Número de servicios

Otro de los factores a considerar si no sabemos cómo elegir un boiler es el número de servicios que hay en el hogar. Esto determinará qué capacidad debe tener el calentador para cubrir nuestras necesidades. Por ejemplo, un servicio es equivalente a una regadera, una lavadora promedio o dos tarjas, que en general consumen 6 litros de agua por minuto, por lo que a partir de este aproximados podemos evaluar cuántos litros requerimos.

Una recomendación para las viviendas de un servicio es el calentador de paso Bosch 7 litros, especialmente si solo vive una persona en casa; mientras que una buena alternativa es el calentador de agua de depósito Bosch 40 litros, tanto de gas natural como gas LP,  si el servicio es 1 pero viven hasta 3 personas en el hogar.

Ahora bien, si en nuestro hogar contamos con 2 servicios, lo que equivale a 2 regaderas, el calentador de agua depósito Bosch de 80 litros es una opción viable tanto en su versión de gas natural como gas LP. Además, tiene un termostato electrónico sin piloto, lo que permite que el boiler se apague y se encienda de manera automática cuando el agua se enfría.

Tipo de presión de agua

Algunos calentadores requieren de buena presión para funcionar, como en el caso de los boilers instantáneos. Por ello, antes de adquirir uno debemos corroborar qué tipo de presión tenemos en casa. Una forma de hacerlo es abriendo un grifo al máximo; si el agua salpica tiene buena presión, de lo contrario, es baja. También podemos verificarlo colocando una cubeta de agua de 6 litros bajo el grifo y dejarlo abierto durante 1 minuto; si se llena entonces hay buena presión.

En caso de tener baja presión, se recomienda el calentador instantáneo Econo Bosch de 6 litros. Funciona bien con este tipo de limitaciones y, además, cuenta con triple sistema de seguridad para prevenir gases tóxicos, fuga de gas y limitador de temperatura. Por el contrario, si tenemos alta presión, se recomienda el calentador Confort Bosch 13 litros, perfecto para funcionar con una presión normal.

Tips para un buen desempeño del boiler

Si bien, todos los puntos anteriores son importantes para saber cómo elegir un boiler, hay algunos factores externos que pueden influir en el desempeño de nuestro equipo:

  • El consumo de energía puede aumentar o disminuir, según el lugar donde ubiquemos el boiler. Por ejemplo, si está en un área sin calefacción o donde se encierra el frío consumirá mayores recursos para calentar el agua.
  • Si no es necesario usar el agua muy caliente, hay que procurar modular la temperatura. De esta manera también se ahorrará energía.
  • Si el boiler tiene piloto o encendido automático, lo mejor es apagarlo si no lo estamos usando. Así también disminuiremos el gasto.

Ya no sufras por quedarte sin agua caliente cuando más lo necesitas. Ahora que sabes cómo elegir un calentador de agua, evalúa tus opciones y elige las que más se adecue a tus necesidades.

Déjanos tu comentario