Consejos básicos para cuidar tus plantas

consejos basicos para cuidar tus plantas

El cuidado de una planta no es tan complicado como algunas veces se cree, conoce como pueden estar sanas y bellas durante todos los días del año. Te compartimos las recomendaciones básicas para que tus plantas luzcan impecables, tanto en las áreas interiores como exteriores de tu hogar.

Infórmate sobre la planta que tienes o que deseas adquirir.

Antes de cualquier recomendación sobre el cuidado de tus plantas, es necesario que sepas que es lo que tienes en casa o lo que estás por comprar. Consulta con el vendedor sobre el tipo de planta que estás adquiriendo; es decir, si es de sombra o de sol y si es para lugares abiertos o cerrados. Esto es fundamental para conocer los cuidados que debe tener una vez que la instales en casa.

Hablemos de luz y temperatura ambiental.

El proceso clave para la vida de una planta es la fotosíntesis, y para que esta suceda es necesaria la luz. La mayoría de ellas requieren luz brillante, pero eso no significa que deban estar directamente expuestas a los rayos del sol. Todo depende del tipo de planta, existen las que requieren poca o media luz, ideales para interiores y aquellas que necesitan de una exposición directa al sol. La temperatura ambiental también es importante, hay lugares en nuestra casa que pueden ser muy cálidos o fríos, así que debes identificarlos para saber qué clase de planta se adapta mejor al espacio que tienes asignado para ella.

Sobre riego.

Cuando riegas tus plantas con la periodicidad requerida, ayudas a mantenerlas sanas. Procura hacer esta rutina en los primeros minutos de luz solar mañanera o por la tarde noche, cuando los rayos del sol ya no son tan intensos. Esto ayuda a que la planta aproveche por más tiempo el agua. Evita excederte en la cantidad de agua y vierte sólo la necesaria. La frecuencia de riego y el agua necesaria las puedes consultar al momento de comprar tu planta. En zonas exteriores grandes, el uso de aspersores y dispersores facilitarán esta tarea, así como el tiempo de riego ayudará a dar la humedad ideal que la tierra de tus plantas necesitan.

Fertilización y nutrición.

Recuerda que las plantas son seres vivos, que deben recibir nutrientes para sobrevivir. Además de luz y agua, éstas se abastecen de una dieta regular de minerales y nutrimentos para crecer sanas. En muchas ocasiones estos elementos los contiene la tierra en donde están plantadas, pero siempre necesitarán de tu apoyo con la aplicación de fertilizantes y abonos que ayudarán a fortalecen su crecimiento, desarrollando defensas contra plagas y embelleciéndolas.

Poda tus plantas.

Poda las hojas secas y limpia la maleza que se forme alrededor del tallo de tus plantas, ya que éstas también compiten por los nutrientes que se encuentran en la tierra.

Vigila tus plantas.

Es importante que los primeros días observes cómo se comportan tus plantas. Hay lugares donde éstas son felices y crecen en abundancia. Ve monitoreando en distintos sitios y momentos para que veas donde crecen mejor. Si pones atención en su aspecto, ellas te dicen si les gusta o no el lugar que le asignaste en tu hogar.

Deja tu comentario