Cómo utilizar la cinta reparadora FiberFix

Repara fugas de baño con la cinta reparadora FiberFix

Cómo utilizar la cinta reparadora FiberFix

Nuestra casa puede requerir alguna reparación sencilla en cualquier momento, ya sea en la tubería, en los muebles o en aparatos eléctricos, a causa de una rotura o perforación. Por ello, es indispensable contar con materiales que nos faciliten esta tarea sin necesidad de invertir mucho tiempo y sin tener conocimientos técnicos previos. La ventaja de la cinta reparadora FiberFix es que te servirá para infinidad de usos y en distintos productos. ¡Te encantará!

Actualmente, existen productos que, a pesar de tener un diseño tradicional, ofrecen soluciones innovadoras, cómodas y eficaces para resolver los problemas que se pueden presentar en el hogar. Algunos incluso son utilizados por los profesionales, debido a que entregan mayor precisión que las opciones comunes.

Usualmente la cinta adhesiva es uno de los artículos que encontramos en las cajas de herramientas por sus múltiples funciones. Sirven para cubrir, sellar y unir diversas superficies, aunque su durabilidad y resistencia depende del material con el que estén hechas.

Marcas como FiberFix ofrecen diversos productos para dar soluciones inmediatas a las emergencias domésticas y de construcción. Uno de ellos es su cinta reparadora, la cual posee características únicas para realizar trabajos rápidos, baratos y permanentes.

¿Cómo funciona la cinta reparadora FiberFix?

La cinta reparadora FiberFix está hecha con fibra y resina que tiene resistencia industrial y que se endurece como el acero, proporcionando fijación permanente en cualquier objeto que pueda ser enrollado. Se puede aplicar en puertas, escaleras, marcos de muebles, mangueras, equipo de campamento, reparaciones automotrices y más, con la garantía de que seguiremos utilizándolos de manera normal.

Para obtener un funcionamiento eficaz tenemos que seguir 5 sencillos pasos:

1. Colocarnos los guantes que incluye la cinta

Antes de iniciar el proceso de aplicación, es necesario que nos pongamos los guantes que vienen incluidos en el producto. Esto evitará que la cinta se quede pegada en nuestras manos y podamos manipularla con mayor facilidad y comodidad.

2. Sumergir la cinta en agua

Para que la resina se endurezca, tenemos que introducir la cinta en un recipiente con agua a temperatura ambiente, y dejarla remojar durante 5 o 10 minutos.

3. Retirar el exceso

Una vez que tenga la consistencia esperada, habrá que dejarla escurrir por algunos minutos hasta eliminar el exceso de agua. De saltarnos este paso, es probable que el adhesivo no se fije bien a los objetos.

4. Enrollar la cinta

¡Es momento de colocar la cinta en nuestro artículo a reparar! Hay que enrollar firmemente para que quede bien ajustada y cuidar que no quede ningún orificio al descubierto. Para darle la resistencia y durabilidad buscada, hay que cubrir con cinta hasta 6 veces, añadir presión y esperar 10 minutos para que seque. Si estamos sellando tuberías, entonces son necesarias entre 8 y 10 vueltas.

5. Aplicar una capa de cinta plástica

Para finalizar el trabajo, hay que aplicar una capa de cinta plástica, la cual viene junto con el resto de los materiales. Esto terminará de fijar la cinta reparadora, asegurando la unión.

Con estos sencillos pasos podremos arreglar lo que sea sin necesidad de recurrir a un experto o tener que conseguir herramientas específicas que compliquen más la reparación. Además, todos los materiales vienen incluidos en el paquete, por lo que ahorraremos tiempo y dinero.

Deja tu comentario