¿Cómo instalar apagador?

Uno de los elementos que comúnmente pasa desapercibido es el enchufe o interruptor de luz; sin embargo, prestarle atención es tan importante como a cualquier otro aspecto de la casa. Mantenerlo en buen estado garantiza su correcto funcionamiento, ayuda a prevenir accidentes y logra que nuestras paredes luzcan estéticas. Por ello, no debemos olvidarnos de renovarlo cada que esté deformado, fuera de posición o incluso con un color desgastado.

Cambiarlo es más sencillo de lo que parece, solo necesitamos algunas herramientas y un poco de paciencia para resolver cada detalle. Aquí te diremos cómo instalar apagador de manera profesional y así tenerlo listo en cuestión de minutos.

Materiales para instalar un apagador

  • Desarmador plano
  • Desarmador estrella
  • Pinza pelacables
  • Pinza de electricista #6
  • Probador de corriente
  • Cinta aislante
  • Apagador sencillo de reemplazo

Paso a paso: apagador instalado en casa

1. Corta el suministro eléctrico

Antes de comenzar a instalar apagador, es importante desconectar la corriente eléctrica. Es común que la caja de energía esté ubicada en la entrada de la casa, por lo que deberemos dirigirnos a ella e identificar la pastilla térmica que necesitamos bajar. Si no sabemos cuál es la correcta, lo mejor es detener el interruptor principal por completo para evitar un accidente.

No olvidemos avisarle al resto de la familia que cortaremos la luz, para que puedan apagar o desenchufar los equipos conectados y no se dañen con el cambio de voltaje.

2. Quita la tapa del apagador

Con apoyo del desarmador estrella, hay que retirar el armazón que sujeta el enchufe. Usualmente, está detenida por dos tornillos (uno que se encuentra en la parte superior y otro en la inferior), aunque también existen apagadores que tienen la tapa sobrepuesta a presión. En este caso, debemos introducir el desarmador plano por un orificio que está ubicado arriba de la tapa y hacer un suave giro; de esta forma se zafará rápidamente.

3. Desatornilla el conector

Una vez retirada la tapa, debemos quitar la base que sujeta al apagador. Este también se encuentra detenido por un par de tornillos, por lo que continuaremos usando el desarmador estrella. Al finalizar, con apoyo de nuestros dedos jalamos la base para que termine de desprenderse.

4. Identifica el cable con corriente

Para terminar de remover el apagador, primero debemos identificar el cable que tiene corriente. Esto lo hacemos pasando sobre ellos el probador de tensión. En cuanto lo detecte, se encenderá una luz roja. El cable con corriente hay que marcarlo con una letra L y el que no tiene corriente (conocido como cable Tierra) con un 1. Podemos hacerlo envolviendo un poco de cinta aislante en cada cable para poder escribir sobre él o identificarlos con diferentes colores.

5. Remueve el apagador

Posteriormente, hay que zafar el apagador de la base. Introducimos el desarmador plano por una de las esquinas y lo giramos para que se bote. Después, con ayuda del desarmador estrella aflojamos los cables que van unidos a la pieza.

6. Revisa los cables

Antes de instalar la nueva pieza, es necesario revisar el estado de los cables. En caso de que estén en malas condiciones y no se puedan introducir en las terminales del apagador, se recomienda remover su cobertura con apoyo de una pinza pelacables y dejarlo listo para usar. Hay que cuidar no cortar el cobre durante el proceso.

7. Conecta los cables en el nuevo apagador

Para introducir bien los cables, debemos asegurarnos de que el cobre esté bien enrollado o torcido. Posteriormente, hay que colocar cada cable en las entradas correspondientes del nuevo apagador y atornillar con el desarmador estrella. La mayoría de los apagadores tienen señalados los espacios donde debe ir cada cable para facilitarnos la tarea, por lo que solo queda ubicar las terminales marcadas con L y 1.

8. Termina de instalar el apagador y la base

Una vez que estén bien sujetados los cables, es momento de encajar el apagador de nuevo en la placa o la base; hay que ejercer un poco de presión y luego atornillar la base de nuevo en la pared. Finalmente, se coloca la tapa a presión y listo. Si queremos añadirle un toque decorativo, hoy en día existen variedad de estampados para apagadores con los que podemos jugar en la casa. Incluso son una buena alternativa para las habitaciones de los niños.

9. Enciende el interruptor principal

Al concluir de instalar apagador, debemos conectar de nuevo la corriente de luz para verificar que el apagador funcione correctamente. En caso de que nuestro apagador venga acompañado de un enchufe, y también queramos cambiarlo, hay que seguir los mismos pasos. Para ambas instalaciones lo más importante es identificar bien los cables para que coincidan con los extremos donde hay que introducirlos.

Medidas preventivas para una instalación segura

Si nuestros apagadores y enchufes están rotos o lucen muy deteriorados es importante tener algunos cuidados para evitar accidentes.

  • Incluso si tenemos la caja de electricidad apagada, lo mejor es no tener contacto directo con los cables y la instalación en general, por lo que es recomendable usar protección como unos guantes aislantes.
  • Es importante no realizar ningún cambio eléctrico, si el piso está húmedo o si hemos estado en contacto con agua recientemente y no estamos del todo secos.
  • En caso de cortocircuito, los muebles son rápidos propagadores de fuego, por lo que siempre es mejor mantener el área despejada si vamos a hacer cambio de apagador o enchufes.
  • Al igual que los muebles, es indispensable evitar tener cerca productos inflamables, tales como pinturas hechas a base de aceites y disolventes, desodorantes, productos para peinar, entre otros.

Problemas comunes que se pueden presentar en los apagadores de luz

En ocasiones, los apagadores de luz pueden presentar algunas dificultades para encender sin que sea necesario cambiarlo; la mayoría de las soluciones son rápidas y solo requieren unos sencillos pasos.

  • Cables poco ajustados: a veces los tornillos que sujetan a los cables quedan flojos, lo cual impide que el apagador haga contacto con ellos y se genere la luz. Por tanto, solo hay que retirar la base, apretar las terminales y volver a colocar.
  • Tornillos sucios: es poco común que realicemos limpieza interna de los apagadores, sin embargo, también se puede acumular polvo, impidiendo que se haga una conexión adecuada. En este caso también es necesario abrir la base y con ayuda de un hisopo retirar la suciedad.
  • Estado de los cables: otro motivo es que los cables no estén “energizados” o con corriente eléctrica, pero esto se puede verificar fácilmente con el probador de tensión. Una solución es aflojar los tornillos, estirar los cables suavemente y después volverlos a enrollar.
  • Corrosión o humedad: en caso de que el interior esté dañado por la humedad es momento de cambiar el interruptor por completo.

¿Cómo limpiar el apagador de luz?

Además de las revisiones internas, también es importante que limpiemos el exterior constantemente para evitar que se introduzca suciedad y retirar las manchas.

  • Frotar con un paño húmedo: con un poco de jabón y agua hay que tallar tanto la tapa como el contorno del apagador. Posteriormente, hay que enjuagar el trapo y con el resto de humedad retirar el producto.
  • Hisopo: para llegar a esas zonas más difíciles, con un hisopo debemos eliminar tanto la suciedad como el agua sobrante para que no se filtre por los orificios.
  • Aplicar un poco de alcohol: finalmente, se recomienda terminar de secar con una toalla de papel y, posteriormente, con un pedazo de algodón aplicar un poco de alcohol para eliminar gérmenes y bacterias.

Ahora que el paso a paso apagador para instalarlo correctamente, es momento de renovar los interruptores de la casa para garantizar su buen funcionamiento y obtener un espacio impecable y estético. Si además queremos darles un aspecto más decorativos a las paredes, podemos colocar una repisa con plantas artificiales o un perchero original.

Déjanos tu comentario