8 tips para tener un jardín a salvo

¿Te has preguntado cómo mantener un jardín en perfecto estado? El secreto está en el cuidado que le damos día a día. Es por eso que hoy te damos 8 tips esenciales para mantener viva la belleza de nuestro jardín, así que presta atención y toma nota.

1. Rota la zona de riego

Es conveniente no echar el agua siempre en el mismo punto de la maceta para no arrastrar la tierra en esa zona; las raíces podrían quedar al aire y dañarse, además de restar estabilidad a la planta.

2. Riega más las macetas

Pierden más agua por los laterales y a la vez el sol reseca el sustrato que contienen, por lo que el consumo de agua es mayor. Por lo tanto, hemos de aumentar la cantidad de agua en recipiente.

3. Corta las que se vayan secando.

Eliminando las partes que se vayan marchitando ampliarás el periodo de floración de tus plantas y mejorarás su aspecto. Además, evitarás que produzcan semillas, y toda su energía podrá destinarse a producir nuevas flores. Quiebra los tallos limpiamente con el pulgar y el índice, o con unas tijeras de podar afiladas si son duros o hay riesgo de dañar a la planta.

4. Quita las malas hierbas cuanto antes

quitar maleza

La maleza compite contra tus plantas por el agua y los nutrientes del suelo, además de ser antiestética. Si las malas hierbas invaden tu jardín, arráncalas de raíz antes de que produzcan semillas y deshazte de ellas, quemándolas preferentemente para evitar que reaparezcan. Conoce más sobre cómo evitar la aparición de la maleza.

5. Sin sol directo

Para que las plantas no se quemen, hay que procurar no regarlas en los momentos del día en que el calor es más intenso y el sol se encuentra alto. Es mejor hacerlo a primera hora del día o al atardecer.

6. Macetas de barro

Las plantas que están en recipientes de arcilla deben regarse el doble que las que están en macetas de plástico, ya que la arcilla, al ser porosa, absorbe parte del agua de riego y sus paredes permiten que se evapore parte del agua.

7. Mantén refrescado el suelo

Las plantas se deben mantener frescas durante el calor y conservar durante más tiempo la humedad proporcionada por medio del riego. Extiende una capa de unos 5 cm de espesor de corteza después de humedecer bien el suelo.

8. En caso de tormenta, cubre con plásticos

Encharcamientos, erosiones en el terreno, daños en tus plantas delicadas, en los follajes o pérdida de frutos son algunos de los riesgos que trae consigo una tormenta fuerte. Para prevenir esto, te recomendamos proteger los recipientes con plástico transparente cuando haya riesgo de intensa lluvia. Además, es importante contar con un buen sistema de drenaje que permita evacuar rápido todo el agua sobrante tanto de las macetas como del jardín.

Deja tu comentario