¿Qué tipo de cajas para mudanza utilizar?

Al mudarnos, es muy probable que tengamos muchísimas cosas que empacar. Si hallamos las cajas para mudanza adecuadas, todo encontrará su lugar y podremos transportar todo sin problemas hasta nuestro nuevo hogar. Veamos algunas opciones.

¿Y las cajas de cartón para mudanzas?

Claro, no debemos olvidarnos de ellas, pero una de las desventajas es que debemos invertir bastante tiempo en protegerlas. Puede ser más fácil empacar cojines, sillas, ropa o revistas a las cajas de cartón, pero al hablar del resto de nuestras pertenencias más caras (electrónicos, electrodomésticos, equipo de oficina, entre otros), no podemos dejar nada al azar y es normal sentir nervios.

Con este motivo, solemos envolver en papel burbuja, hule de emplayar o film de plástico todos estos objetos, cuestión que vuelve el proceso de empacar y desempacar más laborioso. Es algo casi inevitable durante una mudanza, pero podemos hallar soluciones que serán de gran ayuda.

Por supuesto que deberemos comprar varias cajas de cartón para mudanzas, pero no olvidemos aprovechar las ventajas de otro tipo de cajas organizadoras, de las cuales leeremos más adelante.

3 beneficios de cajas de mudanza grandes

Primero hay que ponernos de acuerdo en algo, tanto las de cartón como las de plástico serán cajas para mudanza muy útiles, pero debemos asegurarnos de comprarlas del tamaño adecuado.

Las chicas sí serán de utilidad al guardar artículos fáciles de perder, pero gracias a las de mayor tamaño el proceso de mudarnos se volverá más eficiente. ¿De qué manera?

  • Más espacio. Esta es una ventaja básica, pero hay que saberla apreciar, si tenemos cajas de mudanza grandes, no tendremos que preocuparnos de abolladuras o agujeros provocados por objetos que sobresalen de las cajas, y podremos colocar más cosas en cada caja.
  • No amontonamos objetos. Ahora bien, si son lo suficientemente altas y anchas, estas cajas no fomentarán nuestra necesidad de apilar, apretar o amontonar nuestras pertenencias con tal de que quepan. De este modo, también reducimos las posibilidades de que los objetos se dañen dentro de las cajas.
  • Mayor densidad. Es usual que las cajas para mudanza particularmente grandes posean más capas o solapas en su diseño, factor que facilitará la protección de nuestras pertenencias. Eso sí, procuremos protegerlas con plástico de todos modos.

Dicho eso, ¿qué opciones de cajas podemos considerar?

6 ejemplos de cajas para mudanza

Vayamos a la segura y descubramos los beneficios de las cajas de plástico para la protección de nuestras pertenencias.

1. Caja para el trabajo pesado

Claro, los muebles más grandes deberán viajar por sí solos, debidamente protegidos, pero hay otros que bien podrían caber en esta caja organizadora Forza de Plastic Trends.

Veámoslo de esta manera: en esta caja gris de anchas dimensiones y capacidad para 135 litros de carga, podríamos acomodar repisas, burós o lámparas, siempre cuidando envolverlas antes.

Dado que está fabricada en polipropileno, la caja resistirá bastante peso, aunque cuidemos de no acumular demasiados objetos en su interior.

2. Una caja transparente

Debido a su transparencia, será más fácil buscar cualquier cosa que almacenemos dentro, aunque también tomemos en cuenta que esta caja organizadora de Vanyplas tiene una capacidad de 7,5 litros.

Es por ello que conviene más guardar cosas pequeñas allí, como artículos de papelería, maquillaje, cables, electrónicos pequeños o papeles cruciales. Asimismo, no olvidemos que podemos apilar esta caja sobre otras del mismo modelo si es que deseamos ahorrar espacio.

Claro está, siempre es viable guardar varias cajas de este modelo dentro de alguna de las otras cajas de mudanza grandes, buscando conseguir mayor protección y que nuestras cosas estén más organizadas.

3. Apostemos por los sets

Durante la mudanza, parecerá que nunca tenemos suficientes cajas, porque es frecuente que subestimemos la cantidad de pertenencias que tenemos.

Con eso en mente, aprovechemos los sets/paquetes de cajas, mismos que ofrecen varios contenedores a un precio accesible. ¿A cuáles nos referimos entonces?

  • 6 cajas de diferentes tamaños. Consideremos acomodar diferentes cosas dentro de estas cajas de azul turquesa de Prodeplast. Podríamos guardar herramientas en las cajas medianas, juguetes y artículos de nuestra mascota en las pequeñas, y zapatos, blancos (toallas, sábanas o edredones), en las grandes. Por otro lado, también podríamos incluir otro tipo de pertenencias en las cajas que aguantan más peso.
  • 5 cajas translúcidas. En cambio, aprovechando que estos sets de cajas son idénticos en color y diseño, podríamos guardar todos los objetos de un área particular de la casa en un paquete específico. Por ejemplo, aprovechemos este set de 5 cajas de 11 litros, es posible que guardemos allí ciertos alimentos enlatados o de la alacena. Otra opción es que consideremos almacenar productos como jabones y otros enseres del baño.
  • 3 cajas con agarraderas. Este set de cajas grises de Home & Home posee asas en sus costados y soportes de cartón. Descubriremos que será particularmente útil para guardar ropa, como pantalones, camisas, playeras, suéteres, trajes de baño o ropa interior. De este modo, desempacar nuestras prendas será más sencillo, conscientes de que dichas cajas caben en espacios pequeños y no pesan mucho.

4. Acomodemos equipo de ejercicio o musical en una caja de uso rudo

Si entre nuestras pertenencias tenemos pesas, tapetes de yoga, cintos u otros artículos de fitness, evaluemos la viabilidad de meternos en una caja de uso rudo de plástico de Sterilite, con capacidad de almacenaje de 151 litros.

Por otro lado, también cabrían allí bocinas, guitarras, violines, atriles o libros de estudio, entre otros instrumentos musicales que nos resulten muy importantes (mismos que deberemos envolver previamente).

Esa es una de las muchas cajas de mudanza grandes a las que les hallaremos muchos usos durante la mudanza, así que procuremos aprovechar su calidad.

5. ¿Y las cosas muy pequeñas? Van en cajas diminutas

Al empacar pertenencias muy pequeñas, podemos pensar en cajas muy reducidas en tamaño, como una caja organizadora de Vanyplas, que acomodará cosas verdaderamente diminutas. Sí, también es transparente, factor que disminuye el extravío de cosas, pero se recomienda utilizarla durante el embalaje de gafas, joyería, audífonos y medicamentos.

Claro está, apilar unas sobre otras es posible, y podemos guardarlas juntas en una caja de mayor tamaño para propiciar un embalaje más sencillo y organizado.

Retomando el ejemplo anterior, probemos guardar las pertenencias de un área específica (digamos, todas las cajas de medicinas, jarabes y píldoras), en varias cajas idénticas.

6. Cajonera para zapatos o herramientas

Una alternativa que también podemos tener presente, es esta cajonera de plástico de Sterilite que cuenta con 3 niveles, más de 60 cm de alto y apenas 2.5 kg de peso. Empecemos mencionando que este plástico de alta resistencia será muy útil tanto durante la mudanza como para después, en nuestra vida diaria.

Gracias a ello, seremos capaces de colocar diferentes pares de zapatos en esta cajonera, moverla al taller y llenarla de herramientas, o dejarla en el baño y guardar allí cremas, sandalias o pantuflas. ¡Es nuestra decisión!

Un nuevo hogar es el inicio de un ciclo completamente nuevo, y contar con los objetos apropiados será un gran impulso. Lo mejor de estas cajas que nos serán de ayuda para la mudanza, es que seremos capaces de hallarles otros usos en esta nueva etapa, además de que propiciarán un ambiente de mayor orden y ahorro en cada espacio.

Déjanos tu comentario