¿Qué hacer antes de mudarse a una casa nueva?

No solamente se trata de empacar todas nuestras pertenencias y protegerlas apropiadamente durante el viaje, sino de facilitar lo más posible la transición de una casa a otra. Por ello, ¿qué hacer antes de mudarse a una casa nueva? Veamos varias buenas prácticas al respecto.

¿Qué hacer antes de mudarse a una casa nueva?

Cada hogar es tan único como las personas que lo habitan, y debido a eso, el proceso de mudarse a una casa nueva será diferente para cada quien. No obstante, las siguientes recomendaciones generales podrán sernos de mucha ayuda.

1. Determinar cuánto tiempo antes se desconecta un refrigerador para mudanza

Este factor es relevante debido a que desconectar el refrigerador mucho antes de llegar a la casa nueva podría afectarlo. En cambio, desconectarlo de último momento complicará su traslado, pues podría seguir estando muy frío.

Entonces, ¿cuánto tiempo antes se desconecta un refrigerador para mudanza? La respuesta es entre uno o dos días antes, lo cual dependerá de cada modelo y las instrucciones de su manual de uso.

Efectivamente, tendremos que vaciarlo, esperar a que se seque y descongele el alimento que hayamos almacenado, y luego limpiar las repisas y cajones. Vale notar que este proceso depende del tamaño del electrodoméstico y de la cantidad de comida que guardemos ahí. Un punto a tener en cuenta es que, para entonces, la mudanza del hogar ya deberá estar muy avanzada o terminada por completo.

2. Asear a profundidad la casa nueva

Idealmente, nos entregaron la nueva casa o departamento en las mejores condiciones, pero buscando asegurarnos de la higiene del lugar -también con el ánimo de iniciar este ciclo desde cero-, evaluemos limpiar nuestro nuevo hogar considerando:

  • Aspirar polvo y suciedad. Es probable que nuestra casa nueva lleve cierto tiempo desocupada. Incluso si apenas son unos días, lo mejor será aspirar a conciencia las superficies que habitaremos con la ayuda de una aspiradora inalámbrica ciclónica de Koblenz. El hecho de que sea inalámbrica nos ayudará en caso de que la instalación eléctrica en la casa nueva todavía no esté lista o no tengamos extensiones. Además, gracias a su motor de 120 watts silencioso, podremos aspirar minuciosamente.
  • Lavar a presión con hidrolavadora. Ya aspiramos la superficie seca, ahora toca lavar a presión. Con ese propósito, aprovechemos los beneficios de esta hidrolavadora de alta presión de Karcher, que podrá dejar limpias paredes desgastadas, superficies en el exterior e incluso escaleras manchadas debido a su flujo de 6 litros por minuto. El equipo es compacto, así que no deberemos hacer mucho esfuerzo cargándolo por toda la casa. Además, podrá servirnos después, dado que incluye un kit de limpieza de autos.
  • Trapear poco antes de la mudanza. Cuando poco tiempo para la mudanza definitiva, procuremos trapear de modo normal con ayuda de este mop y cubeta Easy Wring de Vileda, diseñado para exprimir el trapeador de manera automática (solamente hemos de pisar un pedal). Tras usarlo, sabiendo que este kit de limpieza absorberá la mayor del agua usada y así removerá la mayoría de las bacterias y la suciedad presente, podremos entrar a nuestro nuevo hogar.

Aunado a esto, una limpieza a las ventanas, empleando un trapo húmedo, no caería mal, aunque las tareas previas de aseo son las más esenciales antes de mudarnos.

3. Medir los electrodomésticos y muebles

Al hablar de qué hacer antes de mudarse a una casa nueva, no podemos dejar de lado la importancia de una cinta métrica de Stanley, con extensión de 8 metros y un resistente agarre ergonómico.

Con este flexómetro en mano, procuremos medir las nuevas áreas de la casa, y analizar cómo coinciden con las dimensiones de nuestros muebles y pertenencias en la casa vieja. La recomendación es que midamos las recámaras y espacios en la casa nueva con tal de comprobar que allí cabrán los muebles que deseamos.

Entre otras mediciones, será necesario medir el refrigerador y la altura de la cocina, la cama y la anchura de nuestra habitación, el espejo y la expansión del baño. Cada cosa tiene su sitio, pero primero debemos confirmar que sí cabe en donde lo hemos planeado.

4. Organizar todo en cajas

No podía faltar. Será necesario que compremos muchas cajas de cartón en diferentes tamaños, así como varias otras cajas de uso rudo o de plástico. Un ejemplo de ello es esta caja negra de Plastic Trends, con capacidad de 68 litros, que podrá proteger nuestras pertenencias gracias a su resistente sistema de cerrado, que incluye dos broches.

Allí, envueltos en su correspondiente hule de emplayar o papel burbuja, podemos guardar cosas que corresponden a un área específica, como libros, lámparas, carpetas y un calendario para nuestra oficina, cobijas, camas y juguetes de nuestra mascota, horno de microondas, tostadora y licuadora, entre otros electrodomésticos, que pertenezcan a la cocina.

Guardar las cosas que correspondan a un área específica en una misma caja, volverá más sencilla la labor de desempacar, además de que les brindará una protección adicional.

5. Implementar un sistema de transporte

Cuando lleguemos a casa, necesitaremos desempacar múltiples objetos, aunque distribuirlos a través de toda la casa podrá resultar cansado. Buscando evitar esto, obtengamos con anticipación un carrito organizador de HDX, mismo donde podamos almacenar diversos objetos en 3 canastillas a diferente altura y luego empujar a través de la casa.

De este modo, seremos capaces de empujar un carrito cargado con diversos objetos, siempre cuidando no poner más de 68 kilos de peso sobre la estructura.

6. Verificar luz e internet en la casa nueva

Hoy en día es difícil estar desconectado, sobre todo si trabajamos desde casa o necesitamos mantener una comunicación constante con otras personas. Por lo tanto, es primordial verificar que tanto el entramado eléctrico como el módem de internet estén correctamente instalados.

Asimismo, podemos dejar instalado un avanzado sistema de iluminación inteligente tal como esta tira de luz LED Hue de Philips, que podrá conectarse a un asistente de voz o a nuestro celular. Pensémoslo así, una casa nueva merece un nuevo sistema de iluminación.

7. Pide ayuda de especialistas en instalaciones difíciles

¿Qué hacer antes de mudarse a una casa nueva? Es ideal dejar la casa completamente habitable antes de comenzar a vivir en ella, aunque es un proceso que puede demorar. Al momento de la mudanza es posible que todavía queden cosas pendientes por resolver, o que ya hayamos comprado lo necesario para un proyecto de nuestro nuevo hogar, pero que no sepamos bien por dónde empezar.

Es en estos casos cuando el apoyo de un servicio de especialistas capacitados en instalación nos vendría bien. Si hablamos de impermeabilizar el tejado, asegurar clósets, estantes y lavabos, o incluso instalar inodoros, aires acondicionados o tinacos, no dudemos en consultarlo con expertos que nos puedan asesorar.

Mudarse implica múltiples tareas que a veces deben hacerse simultáneamente, y además de que es un gran cambio en nuestra vida, muchas veces tiene una fecha límite. Estos factores complican el proceso, pero también podremos disfrutarlo si tenemos todo planeado con antelación.

Con eso en mente, no dudemos en revisar en profundidad un catálogo de productos útiles para las mudanzas y planifiquemos con tiempo la compra de aquellos artículos y productos necesarios para transportar de forma segura nuestras pertenencias a una nueva casa.

Déjanos tu comentario