7 consejos de limpieza para el hogar antes de una mudanza

Asegurémonos de que el nuevo hogar esté lo más limpio posible antes de nuestra llegada. Aprovechando que todavía no hemos instalado algún mueble o estamos durmiendo ahí, invirtamos unos días en hacer una limpieza profunda y ahorrémonos la molestia de hacerlo mientras desempacamos. ¿Cuáles consejos de limpieza podrían ayudarnos en este aspecto?

7 consejos de limpieza antes de la mudanza

Una limpieza profunda suele ser una limpieza hecha con calma y cuidado. Además, recordemos que cada área de la casa merecerá un distinto tipo de limpieza, aunque estos consejos nos ayudarán a definir por dónde empezar.

1. Aspiremos el polvo previamente

El inmueble al que nos mudaremos ya habrá sido desocupado, pero incluso un par de días bastan para que se acumule el polvo. Con eso en mente, evaluemos usar la aspiradora inalámbrica de Koblenz, especializada en el aseo de superficies secas.

El hecho de que sea inalámbrica nos permitirá concentrarnos en limpiar y en vez de preocuparnos en buscar cables, extensiones o enchufes.

Ahora bien, asegurémonos de llevar varias baterías de 21.6 volts, mismas que se cargarán totalmente en dos horas. Gracias a ellas, podremos emplear el máximo potencial del motor de 380 watts de esta aspiradora ciclónica, y deshacernos del polvo antes de la mudanza.

2. Hay que arrojar agua a presión sobre muros y suelos

Hecho eso, podremos seguir con la siguiente recomendación en la lista: limpiar a presión los pisos, baños y muros (incluso la fachada exterior), con una hidrolavadora Karcher como esta, cuyas ruedas facilitan su movilidad.

Y es que hay manchas o mugre que ni siquiera tallando con esponja podríamos retirar, pero el chorro de esta hidrolavadora de presión a 1600 psi, capaz de producir un caudal de 280 litros por hora, nos ayudará para dejar la casa limpia.

No nos preocupemos por el desperdicio, pues gracias a su diseño compacto y ligero, el agua saldrá a gran presión y se gastará menos.

3. Pongamos atención a los hongos en el baño

Ahora, concentrémonos en los baños. Convendría limpiarlos con la hidrolavadora primero, eso sí, aunque este punto se refiere a un tipo de limpieza específica: prevención de moho y hongos.

Podremos usar un limpiador antihongos de Cloralex para este propósito, sabiendo que tendremos que aplicarlo con una esponja o trapo sobre la superficie deseada y dejarlo actuar por algunos minutos.

Asimismo, es recomendable ejecutar este y los otros consejos de limpieza vistiendo un equipo protector adecuado, como gafas, guantes y cubrebocas.

4. Limpiemos los pisos con cloro primero

Siguiendo la línea de acción de limpieza profunda, uno de los consejos de limpieza clásicos es lavar primero con cloro y, después de que este se seque, hacerlo con un detergente desinfectante normal.

Por lo tanto, podríamos trapear los suelos empleando lejía o cloro apropiadamente diluidos en agua, poniendo especial cuidado al utilizarlo en los espacios que definamos.

Posteriormente, podremos utilizar el multi-limpiador de Pinol de 3.75 litros, que además de desinfectar las superficies (incluso consigue ser eficaz contra las manchas de grasa), producirá un aroma agradable. Aunado a esto, recordemos que su botella es 100% reciclable y allí podríamos almacenar otro detergente, o donarla a una planta de reciclaje.

5. Luego, procuremos abrillantar las superficies en la cocina

Sobre todo aquellas de metal o que tengan acabado reluciente se verán beneficiadas con esto. El limpiador de acero inoxidable de Master Steel mantendrá la casa limpia y ordenada. Además, debemos considerar que es un producto fácil de usar para las labores de limpieza y protección.

Es posible aplicarlo en las rejillas del horno, en los electrodomésticos, así como en el refrigerador y las manijas de diversos cajones y estantes; siempre con precaución.

Es probable que un brillo metálico le dé mejor apariencia a nuestra cocina, sin mencionar que podremos utilizarlo en otras áreas de la casa donde haya objetos con acabado metálico de nuestro nuevo hogar.

6. No olvidemos una sesión de aseo normal el día previo

Con “normal” nos referimos a una sesión de aseo que involucre barrer y trapear, aunque no con la minuciosidad de la limpieza profunda que hicimos anteriormente.

Entonces, el día anterior a la mudanza o incluso algunas horas antes de que comience, intentemos limpiar utilizando una escoba en conjunto con un recogedor útil y fácil de usar, tal como este recogedor lobby pro de Rubbermaid.

Tiene un mango extra largo, lo que nos ahorrará dolores de espalda al inclinarnos demasiado, y su cuchara es capaz de retener la basura sin tirarla. De este modo, incluso aunque se caiga el recogedor de nuestras manos, sus contenidos no se vaciarán.

Adicionalmente, vertamos el producto de limpieza desinfectante y expandámoslo por los pisos del hogar con ayuda de un trapeador plano de microfibra de Reynera, sabiendo que conviene emplearlo en pisos delicados (talavera, duela o laminados) y que funciona tanto en superficies secas como húmedas.

Durante las horas posteriores, el piso se secará y estará listo para recibir todos nuestros muebles y pertenencias.

7. Realicemos pequeñas atenciones durante la mudanza

Debemos tener claridad que será un día bastante laborioso, en el cual objetos, cajas y personas se moverán frecuentemente por todo el hogar. Buscando mantener la casa limpia y ordenada, evaluemos ejecutar estas pequeñas labores de limpieza en el día de la mudanza:

  • Atrapar polvo con una escoba especial. Es probable que aquellos residuos provenientes de las cajas o nuestros zapatos mancharán el piso. Pretendiendo disminuir esa suciedad, utilicemos una escoba atrapapolvo de Reynera, que nos permitirá atrapar cabellos y pelusa con facilidad. Intentemos barrer de esta manera por cinco minutos cada hora.
  • Limpiar superficies de muebles y objetos tras desempacar. Después de desenvolver nuestras pertenencias y acomodarlas donde deben de ir, pasemos una toallita desinfectante de Clorox sobre su superficie, con el objetivo de eliminar cualquier capa de suciedad que se le haya adherido.
  • Usar el rodillo quitapelusas. En las cortinas, nuestra ropa, sobre las sábanas o edredones, es muy probable que al final de la mudanza, quedará pelusa, polvo y pelo sobre muchas superficies, pero limpiemos todo ello con ayuda del rodillo quitapelusas de Scotch Brite.

Por supuesto, hay que aplicar estos consejos de limpieza cada vez que lo percibamos necesario, y con considerable intensidad durante la primera semana en la nueva casa.

¿Cómo mantener nuestra casa limpia y ordenada?

Mantener la casa limpia será una labor constante por el resto de nuestras vidas, aunque eso no implica que debamos hacerlo sin ayuda. Es por esta razón que surgió el robot aspirador Roomba de IRobot, el cual podrá moverse por todo nuestro nuevo hogar y aspirar de manera frecuente la suciedad que se produzca durante nuestra rutina.

Simplemente deberemos conectarlo al wifi, permitir que trace un mapa de nuestro hogar, y podremos verlo recorrer centímetro a centímetro de la casa para remover el polvo y suciedad que se pueda acumular, incluso debajo de los muebles. De esta manera, conservaremos la casa limpia y ordenada, además de que no tendremos la necesidad de aspirar con tanta frecuencia.

Complementemos su uso con algunos de los productos aquí mencionados, con la intención de empezar el siguiente ciclo de nuestra vida en una casa nueva de la mejor manera.

Ahora que sabemos qué hacer y los productos que pueden ser ideales, planifiquemos con tiempo todo lo relacionado con la limpieza de nuestro hogar.

Déjanos tu comentario