6 consejos para empacar y tener una mudanza más rápida

Nuestra casa nueva nos espera, ¿pero cómo preparar una mudanza rápida? Descubramos varios consejos para empacar respecto a organización y clasificación de diversos artículos, buscando hacer esta transición lo más sencilla posible.

¿Cómo preparar una mudanza rápida?

¡No olvidemos los cinco artículos básicos! Antes de comenzar a clasificar, etiquetar y guardar en sus respectivas cajas todas nuestras pertenencias, asegurémonos de tener en nuestra posesión los siguientes artículos pueden ser de mucha ayuda durante el proceso:

  • Cinta de empaque. Es indispensable para cerrar las cajas apropiadamente, pues evitarán que las solapas de cartón se abran y dejen salir los contenidos de la caja. Este paquete de Tuk tiene 6 piezas que nos darán un buen arranque al empacar, sin olvidar que están fabricadas con un adhesivo especial llamado Hot-Melt, mismo que incrementará la adhesividad de la cinta.
  • Despachador de cinta. En este mismo sentido, si no deseamos tener que jalar la cinta y cortarla a mano con tijeras, un despachador de cinta como este distribuirá de la mejor manera la cinta sobre las superficies y así promoverá el sellado óptimo del cartón.
  • Plástico para empaque. Una medida de seguridad extra para las cajas; pues en el caso de que llegaran a romperse, no se vaciarán las cosas que transportamos. Envolverlas en este plástico de empaque dará una mayor protección a nuestras pertenencias.
  • Navaja desprendible. También conocida como Cutter, esta navaja será vital para el corte de cartón, plásticos u otros materiales durante la parte más laboriosa de la mudanza. Por supuesto, hay que darle prioridad a nuestra seguridad y usarlo de manera cuidadosa y con las medidas de protección necesarias.
  • Marcador sharpie. Otro de los consejos para empacar mudanza que no podemos dejar de lado es tener cerca un marcador permanente semejante a este. Su propósito es simple, anotar sobre las cajas el tipo de pertenencias que guardan y a quién le pertenecen sus contenidos.

Dicho eso, resta la labor complicada de empacar todo en casa acorde a una fecha límite. Ya sea que tengamos una semana o un mes, debemos conseguir estos productos básicos el primer día.

Ahora bien, ¿cómo podemos guardar nuestras pertenencias de manera segura y no confundirnos para desempacar todo después? Veamos varios productos útiles al respecto.

6 consejos para empacar mudanza

Al hablar de cómo preparar una mudanza rápida, procuremos no desesperarnos por la urgencia. En vez de ello, ocupemos un día y determinemos en qué tipo de cajas almacenaremos cada tipo de pertenencias, y cuál será nuestro sistema de clasificación para las diferentes cosas que vamos a requerir empacar.

A continuación, revisaremos un listado de consejos acerca de cómo almacenar nuestras pertenencias:

1. Poner las cosas pequeñas en un mismo sitio

Con eso en mente, evaluemos la posibilidad de adquirir una caja organizadora de HDX.

Posee varias divisiones y es transparente, así que podremos saber perfectamente qué hemos guardado allí. Por ello, serviría para almacenar objetos de papelería, clavos, tornillos, llaves e incluso USBs, sabiendo que su diseño podrá proteger cosas muy pequeñas.

Además, dado que mide 12 cm de ancho y 12.5 cm de profundidad, no es muy pesada, por lo que es posible apilar cajas del mismo modelo una sobre la otra y, posteriormente, meterlas en una caja de mayor envergadura.

En general, apilar cajas de uso rudo resistentes sobre otras suele ser uno de los consejos para empacar más frecuentes.

2. Proteger los libros y electrodomésticos

Hay cosas que requieren de mucha protección durante una mudanza y una caja de uso rudo de Plastic Trends puede ser muy útil. Gracias a sus 52 cm de profundidad y 78 cm de largo, ofrece una capacidad de almacenamiento de 102 litros. Esta, aunada a la resistencia del plástico con el que fue fabricada, la vuelve ideal para el transporte de cosas pesadas.

Electrodomésticos como el horno de microondas, la licuadora y tostadora, entre otros, podrán caber en una caja semejante, siempre que procuremos envolverlos en plástico burbuja o plásticos y materiales que les den una buena protección.

Igualmente, las pilas de libros, revistas viejas y otros papeles que transportaremos a la casa nueva también pueden ir en una caja de uso rudo.

3. Almacenar cosas pesadas en una caja rodante

Aquí convendrá guardar las herramientas del taller e incluso los cables de diversos equipos electrónicos. Y es que en esta caja de uso rudo de Stanley cabe todo aquello que resulte voluminoso, pero que no queramos transportar por sí solo.

Aprovechemos su gran capacidad sabiendo que también posee broches de plástico que cierran a presión y así evitan aperturas inesperadas. Vale destacar que esta caja posee ruedas grandes y un asa, mismas que potenciarán su movilidad. De este modo, evitaremos cansarnos o lastimarnos, pues ya no tendremos que alzar la caja en brazos.

4. Poner cosas prioritarias en cajas transparentes

Esto depende más de nosotros. Por ejemplo, puede que lo primero que ansiemos desempacar son las cosas de nuestra mascota y todo lo meteremos en la misma caja, o que allí guardemos una lámpara, una cafetera o algo delicado que deba desempacarse cuanto antes.

Para conseguirlo, deberemos ubicarlo cuanto antes, y es entonces cuando se vuelve crucial tener una caja de plástico transparente de Sterilite como esta.

Con una capacidad de 100 litros, acomodará varios de los objetos que ya hemos mencionado, y cualquier otro artículo que te resulte prioritario. No olvidemos que tiene un cierre de broche, lo cual disminuirá la probabilidad de que se abra por accidente.

5. Guardar los cables en un solo lugar

Y también etiquetarlos. Esto se debe a que, después de guardar todo y darnos a la tarea de desempacar todo, nos costará trabajo recordar qué cable era el de la consola de videojuegos, el de la televisión, el de la computadora, el de otros electrónicos en general, pues la mayoría son negros y poseen una apariencia semejante.

Una solución es anudarlos y luego marcarlos con una letra o símbolo que especifique qué cables son. Asimismo, podemos depositarlos todos en una caja de uso rudo de Sterilite, la cual nos permita organizarlos a nuestro gusto. También debemos considerar que esta caja tiene rueditas que facilitarán su transporte.

6. Etiquetar y registrar todo

Uno de los consejos para empacar más importantes es establecer algún orden o registro de cómo se etiquetó. Puede que en su momento, poner un par de letras sobre la caja nos haya bastado para saber qué guardamos allí, pero al momento de desempacar y posicionar en el lugar adecuado, es posible que esas letras ya no nos hagan sentido y se creen confusiones.

Es debido a esto que un sistema de registro de cómo se etiqueta es muy importante. Primero, debemos acordar códigos (letras o colores) y escribirlos en papel o en algún documento digital para así recordarlas. Así, cuando estemos desempacando, sabremos exactamente qué sirve una etiqueta azul o qué guardan las cajas marcadas con una “R”.

¿Cuáles de estos consejos para empacar una mudanza aplicar primero? No hay presión, pero si tenemos en claro a qué aspectos de la tarea de empaquetado y clasificación hay que darle prioridad, podremos comenzar esta labor con un ánimo más tranquilo.

Además, ahora que conocemos mejor los productos que pueden ayudarnos durante la mudanza, sabremos elegir los más adecuados. Consideremos que posteriormente las cajas que hayamos comprado también nos servirán para guardar objetos de la vida diaria.

Déjanos tu comentario