Ideas para decorar la sala con muebles, sillones y bancas

No hay lugar más dinámico en el hogar que la sala. Es un espacio que aprovechamos para descansar, disfrutar ratos de ocio o para interactuar con la familia. Por ello, priorizar su decoración es vital si queremos generar sensaciones agradables en el ambiente. Entre los elementos más básicos, pero imprescindibles para transformar la sala están los muebles, los sillones, las sillas y las bancas, por lo que, a continuación, daremos algunas ideas sobre modelos y estilos que podrían convenirle a tu habitación, y hacerla lucir mucho más versátil y cómoda.

10 ideas para decorar la sala y renovar el ambiente

1. Sillón de acero para un estilo moderno

Si nos gusta el aire urbano y descuidado que transmite la decoración industrial, entonces un sillón de acero es ideal para nuestra sala. El modelo Lorieta Gris tiene un diseño liviano y simple, que ayuda a crear un efecto de amplitud y frescura. Su estructura es de metal y viene tapizado en color gris azulado, que podemos combinar perfecto con paredes blancas o en tonos grises más tenues, lo que incluso hará que el ambiente luzca más luminoso.

En caso de tener ventanales, podemos colocar un sillón en cada costado para crear un espacio para la lectura, aunque otra excelente opción es ubicarlo entre la sala y el comedor para dividir ambas áreas. Para complementar, añadamos un cojín decorativo en color amarillo o aqua que los haga resaltar.

2. Organizadores multiusos

Entre los muebles para decorar la sala, uno de los más relevantes son los organizadores multiusos. Son perfectos para guardar y proteger variedad de artículos y tenerlos al alcance. Lo mejor es que los encontramos en distintos tamaños y formas, por lo que podremos adaptarlos tanto a espacios pequeños como grandes.

Si nuestra sala es reducida y no queremos saturarla visualmente, una opción para decorar son los organizadores sin fondo. Estos ayudan a no bloquear la luz en la habitación y a hacerla lucir un poco más grande. Para enfatizar aún más esta sensación, podemos dejar libres algunas repisas. Otra alternativa son los organizadores apilables, estos permiten acomodar los cajones según el área disponible y el diseño que queramos crear.

Ahora bien, si queremos un diseño original y que rompa con la uniformidad de la sala, un estante escalonado sobresaldrá del resto. Lucen muy bien con libros, portarretratos y figuras, aunque también son perfectos para crear un pequeño jardín vertical.

3. Sillas con brazos charles: el regreso del vintage

¿Tenemos gusto por el pasado?, ¿nos interesan piezas originales y con carácter? Entonces, entre las ideas para decorar la sala no puede faltar el estilo vintage. Las sillas con brazos charles son una alternativa para crearlo, pues tienen un diseño que remonta a la decoración de los años cincuenta, aunque también mezclan detalles más modernos.

Destacan por reflejar sobriedad y elegancia, gracias a su forro de tela de poliéster, además, algunos modelos tienen patas con recubrimiento de polvo negro, que le dan una imagen de mayor sofisticación. Elijamos un atractivo diseño en color verde botella, un gris brillante o un azul acero, y ubiquémosla cerca del sofá o como acompañante de una mesa lateral.

Dado que los colores son invernales, nuestras paredes deben tener un color neutro, como blanco, gris e incluso hueso o beige para no oscurecer tanto el espacio.

4. Mesas laterales y de centro

Ya sea que estemos viendo una película, tengamos visitas o simplemente estemos disfrutando de un rato de relajación, las mesas laterales y de centro son muy prácticas para colocar tazas, platos o cualquier utensilio que usemos al momento. Además, algunas brindan compartimentos adicionales para guardar portavasos, revistas, o los controles de la televisión.

Si nos gustan los diseño sencillos y perfectos para espacio pequeños, la mesa lateral Ana es la opción para nosotros. Consta de un base circular en color negro o gris y patas de madera, que fácilmente podemos decorar con velas, tazas de porcelana o un juego de jarrones.

Por el contrario, si queremos algo más funcional, la mesa de centro Bertolini incorpora una estantería y un cajón para almacenar lo que queramos. Además, tiene un diseño retro en madera que le permite encajar en cualquier decoración.

5. Sillón modular

Entre los tipos de sillones para la decoración de la sala, están las versiones modulares. Estos se caracterizan por permitirnos desmontar y acomodar a gusto las piezas, según las necesidades que tengamos en casa. ¿Hay visitas y no queremos que se sientan apretados? Podemos separar los asientos para ofrecer mayor comodidad. También permite que lo amoldemos al tamaño de la habitación; por un lado, es perfecto para ajustarlo en las esquinas, mientras que, por otro, podemos unir sus unidades hacia lo largo para las habitaciones de gran tamaño.

Para una decoración discreta, lo mejor es elegir sillones color neutro, aunque también hay hermosos modelos en azul, rojo y tonos pastel para quienes buscan arriesgarse más en esta área de la casa.

6. Divisores de espacios

Si bien, los organizadores funcionan bien para este fin, existen muebles para decorar la sala específicos para esto. Generalmente, incluyen un diseño al fondo de los estantes que sirve como pared entre un área y otra, por lo que, si nuestra sala y comedor están juntos, hay que aprovechar los originales modelos que están disponibles.

Por ejemplo, El divisor de espacio Berlín tiene una “X” en la parte posterior, que le da un toque moderno a la habitación, además ayuda a que los objetos que coloquemos sobre él no caigan hacia atrás.

En caso de querer algo más discreto y versátil, podemos optar por un librero en forma de escalera. Lo podemos colocar rápidamente en el espacio que queramos delimitar y decorarlo con nuestros títulos y películas favoritas.

7. Sillas Acapulco: un toque veraniego para tu sala

Para quienes amamos el ambiente playero, ahora nuestra casa puede brindarnos un espacio igual para la relajación. Le daremos ese toque jovial y fresco con sillas tipo Acapulco, las cuales podemos encontrar en su versión de acero en color menta, o hechas con resina de mimbre. Al contrario de lo que se piensa, no son exclusivas para terrazas o jardines, también quedan perfectas al interior, ¡solo es cosa de atrevernos!

Ambas quedan muy bien para utilizar en un entorno exótico; necesitamos algunas palmeras o cactus alrededor y estampados étnicos en los textiles. Una opción es colocar debajo de la silla un suave tapete multicolor para aumentar el confort, mientras tomamos el sol a lado de la ventana.

8. Repisas flotantes

¿Queremos más muebles para organizar, pero sin saturar nuestra sala?  Las repisas flotantes se posicionan como la mejor alternativa, ya que amplían los espacios, usando las zonas libres de las paredes. Una opción elegante y sofisticada es el set 3 piezas Bertolini; está hecho con mdp y acabado en pintura con protección UV para cuidarlo del sol si lo ubicamos cerca la ventana. Por otro lado, su diseño cuadrado les da mayor soporte y seguridad a nuestros objetos, además de transmitir simplicidad y mucha personalidad.

Otra versión es la repisa diseñada en diagonal con los cuadros sobrepuestos, que también es muy práctica si queremos llenar espacios vacíos. Lo mejor es que son de fácil limpieza, se pueden acomodar fácilmente y ahorran mucho espacio, dándole un toque especial a nuestras habitaciones y siendo muy buenas ideas para decorar la sala de nuestro hogar.

9. Sillón chaise longue

Entre los sillones más cómodos para esas largas tardes de pláticas y entretenimiento están los chaise longue. Se caracterizan por incluir un sofá largo en uno de los costados, el cual entrega más espacio para la familia e incluso un lugar para descansar y estirar las piernas.

Lo podemos usar como un sillón único, en caso de que nuestra sala sea pequeña, con la seguridad de que no se verá amontonada. Solo debemos procurar que quede bien pegado a la pared o colocarlo en contraposición al comedor para dejar un espacio amplio al centro.

10. Bancas

Aunque suelen destinarse para jardines y terrazas, las bancas también son muy prácticas en la sala cuando no queremos incorporar sillones grandes o sillas. Igual que otros muebles, podemos ubicarlas justo entre la sala y el comedor para dividirlas, de lo contrario, son un bonito detalle para colocar debajo de la ventana o debajo de un cuadro. Si el diseño es muy sencillo podemos acompañarla con cojines decorativos acolchados y coloridos.

También son efectivas si las usamos como base de macetas. Esto ayudará a tener un pequeño jardín al interior, sin riesgo de manchar o humedecer pisos delicados.

Ahora que conocemos ideas para decorar la sala y diferentes tipos de sillones, sillas, mesas, repisas y organizadores, es momento de darle una nueva imagen a este espacio tan especial. Solo hay que enfocarnos en transmitir nuestra personalidad y proponernos que sea un lugar cómodo para cualquier ocasión.

Déjanos tu comentario