Categoría

Club de Jardinería

Lo que no puede faltar en un armario para herramientas de jardín

Si queremos plantar algunas flores en casa o hacer crecer nuestro pasto, entonces necesitamos contar con un armario para herramientas de jardín que cuente con todo lo necesario. Su ventaja es que nos ayuda a ahorrar tiempo de organización, todo se encuentra más fácilmente, los accesorios se mantienen en buen estado y la limpieza es más rápida. Además, al instalarlo evitamos traslados pesados de maquinaria hacia el lugar de trabajo.

Para que nuestro cuarto disponga siempre con todo lo necesario para las distintas actividades de jardinería, a continuación, compartimos los básicos que debemos tomar en cuenta.

¿Cuáles son las herramientas de jardinería?

En sí, esto dependerá del tamaño de nuestro armario para herramientas de jardín. Según el espacio, podemos incorporar una cabaña o cobertizo en donde sea posible guardar desde palas o rastrillos, hasta podadoras. Aunque si solo tenemos una pequeña terraza, basta con instalar un armario pequeño para incluir herramientas prácticas de siembra o plantación. Una vez considerado esto, es momento de elegir las herramientas de jardinería indispensables.

Tijeras de jardín

Estas son fundamentales para rebajar arbustos o cortar ramas. Aunque las hay en diferentes tamaños y diseños, según el tipo de tarea a realizar. Si vamos a darle forma a los árboles o podar rosales, entonces necesitamos tijeras de podar, que se caracterizan por tener sus hojas de corte muy largas y usarse a dos manos. Si, por el contrario, queremos cosechar, hay tijeras específicas para ramas y tallos. Estas se distinguen por tener una hoja pequeña y curva que corta la planta y otra que sirve para sujetar la rama. Además, se sujetan fácilmente a una mano.

También están las tijeras para ramas más gruesas, conocidas como yunque, que ofrecen un corte más firme; y algunas otras que funcionan bien para pastos y setos, gracias a su diseño en diagonal. Lo ideal es adquirir solo aquellas que nos sean funcionales en nuestro día a día, según el tipo de plantas que tengamos.

Rastrillo

El rastrillo se utiliza para remover las hojas secas, nivelar la tierra o aflojar el suelo. Consta de una pieza de acero de alto carbón con dientes o púas que se entierran fácilmente en la superficie, y de un mango largo de plástico, fibra de vidrio o madera que facilita su manipulación. Si lo queremos utilizar para preparar la tierra de nuestro huerto en macetas o cajones, también existen rastrillos de mano, que ayudan a airear la tierra y retirar los vegetales.

Otro similar es la escoba de jardinería. También está conformada por una estructura de acero con dientes, sin embargo, es más flexible que el rastrillo. Se utiliza para juntar hojas, hierba, ramas y basura del suelo, dejando patios y jardines más limpios. En caso de tener espacio en el armario para herramientas de jardín, tanto el rastrillo como la escoba son de mucha ayuda para lograr buen mantenimiento.

Pala

En el cuarto de herramientas de jardín tampoco debe faltar la pala. La más común es la redonda, ya que, debido a su curvatura y punta afilada, es más fácil enterrarla en la tierra y crear agujeros o zanjas. Hay palas de mano que se caracterizan por ser pequeñas y de mango corto para cavar hoyos y hacer trasplantes, o más grandes para el trabajo en jardines amplios y sembrar directo en el suelo.

Por otro lado, están las palas cuadradas, también llamadas planas, que se utilizan para trasplantar, recortar o perfilar el terreno, además de facilitar la remoción de tierra, escombros, entre otros materiales.

Machete y hacha

Si nuestro jardín es amplio, y tenemos árboles y arbustos de gran tamaño, entonces no puede faltar un machete. Estos cuentan con una hoja de acero templado que ayuda a podar o rebajar ramas y tallos de ancho grosor. Para brindar seguridad durante su uso, así como comodidad y control, algunos machetes incluyen una correa que sostiene la muñeca, además de dientes de doble filo.

Otra alternativa son las hachas; se utilizan principalmente para cortar madera o leña, aunque también funcionan para eliminar ramas grandes. Están compuestas con una cabeza de acero y es importante elegirlas con un mango ergonómico para amortiguar los impactos y agarrarla firmemente.

Azadón

Este tipo de herramienta es muy utilizado para abrir zanjas u hoyos, o para remover tierra compactada. Está conformado por una lámina de acero y un mango de madera o plástico. El azadón puede venir con la hoja cuadrada o rectangular, la cual sirve para triturar bien el suelo, o con la hoja triangular, la cual es muy práctica para sembrar. Ahora bien, si viene en tamaño reducido, también se le conoce como azadilla; esta es usada principalmente para arrancar mala hierba desde la raíz.

Recolector de frutos

Si tenemos árboles frutales, entonces un recolector también es imprescindible en el cuarto de herramientas de jardín. Es una estructura en forma de canastilla que incorpora unos dientes para cortar los frutos fácilmente, y en fondo puede tener un cojín para que los productos no se dañen, según el modelo. Caben perfectamente manzanas, duraznos, ciruelas, naranjas, entre otros, y es bastante ligero y resistente. No necesitaremos escaleras ni otros artículos para realizar esta tarea, además será un proceso más seguro.

Talacho

El talacho está diseñado para tareas más avanzadas. ¿Tenemos alguna superficie con piedra? Esta nos ayudará a picarla y romperla; además, suelta la tierra para facilitar la siembra, antes y después del procedimiento. Se pueden encontrar de distintos tamaños y tipos, aunque en general constan de una cabeza de acero inoxidable con dos picos en los extremos. Otros están conformados de un hacha y un talacho, siendo perfectos para ahorrar espacio en el armario.

Serrucho de poda

Entre las opciones para podar árboles, setos y arbustos, también se encuentran los serruchos. Estos tienen una hoja abierta y curva para rebajar las plantaciones de forma rápida y con simples movimientos. Cuentan con un mango ergonómico, para posicionar bien los dedos, y con dientes de triple filo; además, su hoja es bastante resistente al desgaste.

Otro tipo de serrucho es el que cuenta con una hoja totalmente erguida, lo que permite hacer cortes más preciosos y en zonas de difícil acceso; mientras que la sierra o serrucho plegable, cuenta con una hoja filosa para eliminar ramas gruesas de manera práctica y rápida, gracias a su compacto tamaño.

Arco tubular

Y para continuar con la poda de tallos y ramas, también está el arco jardinero. Este, al igual que al anterior, es para un uso más profesional, dado que necesitamos tener mucho cuidado para evitar accidentes. Está conformado por una segueta de acero y dientes templados, que ayudan a cortar solo cuando la madera está verde. En cuanto a su mango tubular, es muy práctico para evitar deslizamientos y ofrecer mayor sujeción.

Cultivador

Esta herramienta está conformada por tres dientes o garras, las cuales son útiles para aflojar la tierra y mezclarla una vez que hemos añadido fertilizantes o abonos. Hay cultivadores de mano, muy prácticos si estamos armando un huerto en macetas, y otros más grandes para trabajos intensivos. Los más sencillos están fabricados con plástico resistente, aunque hay otros con estructuras de metal.

Ahora que conoces cuáles son las herramientas de jardinería, no dudes en instalar un armario. Según el tamaño, también será un excelente lugar para guardar botas, regaderas, guantes o hasta carretillas, lo que hará más cómodo y divertido el cuidado de tu jardín.

Déjanos tu comentario