Tendencia en lavandería para espacios pequeños

La falta de metros cuadrados, la necesidad de ahorrar y algunos nuevos paradigmas arquitectónicos han logrado que las viviendas sean cada día más pequeñas. Eso no es ningún problema, siempre que se cuente con un buen diseño de interiores y los muebles adecuados. La zona de lavandería no escapa a esa necesidad, especialmente porque es una de las áreas más reducidas en cualquier casa o departamento. Pensando en eso presentamos algunos objetos que cumplen la tendencia en lavandería para la organización y aprovechamiento de cada centímetro de este espacio.

Áreas compartidas

Compartir el área de lavado con otras zonas de la casa es una tendencia en lavandería en auge. Las puertas plegadizas, en este sentido, juegan un papel fundamental para separar espacios y lograr una estética más limpia y organizada. Además, evita que las que el lavandero en funcionamiento interrumpa las actividades que se desarrollan en los ámbitos contiguos.

En espacios reducidos, aconsejamos colocar la secadora y lavadora de manera vertical. Así ahorramos valiosos centímetros cuadrados de superficie. Complementamos con un mueble para lavar y algunas repisas y gavetas para colocar productos, como jabones y suavizantes, y lograr un cuarto organizado, visualmente agradable. Finalmente, no se puede olvidar la adecuación de un área para colgar y acomodar las prendas lavadas y secas.

Gabinete 2 puertas, marca Rampe

Se trata de un práctico gabinete blanco. Compacto (92.5 x 78.2 x 39.6 centímetros) para ocupar poco espacio, pero con una altura y profundidad suficientes para acomodar todos los productos de lavandería. Sus patas son metálicas y tiene jaladeras y herrajes en el mismo material, por lo que es bastante resistente.

Repisas flotantes blancas

Cada una de estas repisas mide 61 x 26 x 5 centímetros. Vienen con sus respectivos taquetes y estructura para monta. Son altamente resistentes y las podemos emplear para acomodar productos de lavandería y accesorios.

Cesto blanco con agarradera (Sterilite)

Este práctico cesto de 66 x 45 x 26 centímetros nos permite guardar la ropa mientras sale del cuarto de lavandería, así como transportarla de un lugar a otro con toda comodidad, pues sus dimensiones y agarraderas fueron especialmente diseñadas para ello.

Gaveta de plástico grande blanca (Home y Home)

Es ideal para decorar y organizar los espacios de lavandería, especialmente por lo atractivo de su diseño.

Gaveta grande gris (Home y Home)

Mide 38 x 26 x 24 centímetros, es en poliéster y tiene un diseño mucho más estilizado que el de las anteriores. Sus funcionalidades son varias, pero nosotros creemos que es ideal para guardar accesorios, productos o prendas recién lavadas, planchadas y dobladas.

Set de ganchos plásticos

No pueden faltar en ningún cuarto de lavandería; menos en uno de área reducida donde el orden juega un papel importante para optimizar los espacios. En este set vienen diez ganchos blancos. Tienen dos garfios en los extremos que resultan ideales para colgar blusas, camisetas, vestidos de tirantes y faldas. En su parte central, la clásica barra para pantalones.

Soporte de plancha y burro para planchar (Womex)

Con este accesorio, de fácil instalación y prácticas medidas (25 x 42 x 45 cm), podemos colgar la plancha y su mesa en un lugar donde no estorbe ni ocupe innecesariamente espacios.

Mesa para plancha (Homally)

Es un práctico burro para planchar en acero, cuya tabla esta recubierta de una potente tela resistente a los cambios de temperatura. Se pliega fácilmente y sus dimensiones (135 X 33 centímetros) nos permiten guardarla fácilmente en un mueble o colgarla al soporte anteriormente reseñado.

Optimizar el espacio

En el punto anterior vimos algo sobre optimizar el espacio, pero es importante profundizar al respecto. La organización de electrodomésticos, muebles, gavetas, accesorios y demás debe permitirnos el desarrollo de las actividades de lavado sin tropiezos, de manera fluida.

Por lo tanto, recomendamos crear un sistema que funcione de acuerdo con las necesidades de cada persona y áreas disponibles de cada cuarto de lavado. Nosotros sugerimos incluir una pequeña estación de almacenaje para colgar la ropa una vez sale de la secadora.

Con nuestro modelo de lavadora y sacadora de carga frontal también es posible aprovechar mejor el espacio. Si conseguimos colocarlas de manera horizontal, podemos instalar encima de ellas una cubierta de madera, resistente y fina, para realizar diferentes tareas sobre, como doblar ropa, separar prendas, etc.

Las repisas y gavetas, además de cumplir la función organizadora reseñada en líneas anteriores, también son ideales para aprovechar el espacio. Al colocarlas en contra las paredes ganamos metros importantes.

Teniendo en cuenta lo anterior, sugerimos los siguientes productos, todos disponibles en nuestra tienda online y en los diferentes puntos de venta que tenemos en el territorio:

Gaveta industrial blanco y negro (Storage Concept)

Es una práctica rejilla metálica forrada de manta en polyester y de tamaño compacto (35 x 25 x 17 centímetros), ideal para repisas. El metal es de muy buena calidad y la tela es bastante resistente, además es desmontable y se puede lavar fácilmente.

Gaveta grande con ventana (Neatfreak)


Un diseño elegante, sofisticado, potenciado por su color gris. Tiene manijas reversibles frontales y posteriores. Ideal para organizador de 6 niveles. Te garantiza almacenamiento versátil. Solo mide 20.27 x 29.6 x 32 centímetros, por lo que la puedes acomodar en cualquier repisa, cajón o espacio disponible.

Set de 3 gavetas en color blanco (Storage Concept)

 

Lo podemos acomodar dentro de un mueble, en una repisa a media altura e incluso en el suelo. Siempre nos permitirá organizar múltiples accesorios u objetos.

Cesto para ropa Deluxe Café (Home y Home)

Es plegable, con tapa flexible y tamaño muy práctico (30 x 30 x 60 centímetros). En el podemos guardar tanto ropa sucia como recién sacada de la lavadora o secadora. Además, tiene agarraderas para facilitar su traslado.

Organizador de 6 niveles Deluxe gris (Home y Home)

Este organizador sí que es una innovación. En sus amplios niveles podemos colgar y colocar toallas, ropa, zapatos, cinturones y demás prendas que se nos ocurran. Con él, la lavandería nunca se verá desordenada y /o asfixiante.

Closet metálico (Closetmaid)

Este closet organizador consta de repisas, barras soportes que nos facilitan la acomodación de las prendas de ropa que manejamos en el lavadero. Pese a que tiene una gran capacidad de almacenamiento, su tamaño apenas es de 80 x 30.8 x 29.5 centímetros.

Ganchos aterciopelados negros (HDX)

Estos ganchos nos permiten organizar todo tipo de ropa en el closet. Además, son ultradelgados, lo que maximiza el espacio y facilita la colocación de cuantiosas prendas.

Tapete antifatiga negro (Unimat)

100% de hule y altamente resistente. Cuenta con orificios que permiten drenar el paso de líquidos y resulta ideal para esas largas jornadas de lavandería donde pasamos mucho tiempo de pie. Además, evita los peligrosos resbalones que podemos sufrir cuando el agua y el jabón caen al piso.

Planta Dec pasto corto blanco (Better&Place)

Las plantas se ven bien en cualquier espacio. Esta, artificial y empotrada en una maceta plástica blanca, puede calzar muy bien en alguna de las repisas instaladas en los muros. Son un muy buen elemento decorativo.

Planta Teléfono 6”

Otra planta. Esta vez natural, para aquellos a los que no les gustan las matas artificiales. Crece muy bien a la sombra, pero necesita ser regada tres veces a la semana y fertilización una vez al mes.

Maceta Cerámica Black Spirit (Sheurich)

Tienen 16 centímetros de diámetro y un bonito acabado rugoso. Podemos emplearla para plantar otro tipo de plantas y acomodarlas en puntos estratégicos del cuarto de lavandería

La tendencia en lavandería para espacios pequeños radica en la organización inteligente y el empleo de los productos adecuados. Algunos se preguntarán ¿y las plantas cómo ayudan en la optimización del área disponible? Tal vez no lo hagan materialmente, pero crean una sensación agradable, de vida y naturalidad. Además, al ir en repisas o colgadas a la pared no generan ningún estorbo.

Por lo demás, las paredes deberían ir pintadas en blanco para generar una sensación de amplitud, y la iluminación, en la medida de lo posible natural, tiene que ser intensa. La oscuridad y las sombras generan una sensación de claustrofobia y hacen que los espacios reducidos se vean aún más pequeños.

Déjanos tu comentario