Tipo de luz ideal para cada espacio del hogar

tipos de luz

A continuación te compartimos algunas recomendaciones para iluminar diferentes espacios de tu hogar.

El uso de luz cálida es clave en una casa, puesto que la mayoría de las áreas la utilizan y por lo mismo toma un papel importante en la ambientación de cada espacio.

Este tipo de luz cálida se utiliza tanto para iluminar el espacio en general como también en lámparas decorativas, que nos ayudan a acentuar elementos importantes dentro del espacio. Una lámpara de piso cerca de un sillón, una lámpara colgante sobre una mesa, o spots dirigidos para resaltar el acabado de un muro, son ejemplos de maneras para acentuar elementos.

luz calida

Aunque regularmente se usa en espacios de descanso, en los cuales no se llevan acabo actividades que necesitan de buena iluminación, es importante apoyarnos de la luz para que el ambiente esté lo suficientemente iluminado, más cuando no tiene buena entrada de luz natural, ya que la luz expande los espacios.

Para darle diferentes efectos a un mismo espacio puedes utilizar un atenuador de luz. O puedes apoyarte de distintas fuentes de luz para enfatizar áreas dentro del ambiente, según se necesite. A diferencia de los baños de uso diario, en donde se sugiere utilizar luz blanca, en un baño de visitas se aconseja utilizar luz cálida por ser un baño que no se utiliza diariamente en actividades que requieran buena iluminación, además de que esto hará sentir a nuestros invitados cómodos, como en el resto de las áreas sociales.

La luz blanca, por el contrario se utiliza en espacios en específico. En donde se necesita enfocar la vista y realizar actividades que requieren de muy buena iluminación. La cocina, la lavandería o la cochera. Para los baños de uso diario también se utiliza la luz blanca pues necesitamos que nos dé la luz correcta para hacer diariamente los rituales de higiene y belleza.

luz blanca

Es importante recordar que en estos espacios también nos podemos de ayudar de distintas fuentes de luz para eliminar la mayor cantidad de sombras en el espacio. Por ejemplo, en una cocina se utiliza al centro del espacio una lámpara, de manera general. Pero podemos apoyarnos de salidas de luz debajo de los gabinetes empotrados para que nos iluminen directamente la cubierta, nuestra principal área de trabajo y la más importante. Esto nos ayudará a prevenir accidentes al trabajar con cuchillos y otros utensilios.

Hay espacios en los que se recomienda utilizar los dos tipos, tanto luz cálida como fría.

Por ejemplo, cuando la cocina comparte espacio con el antecomedor, la luz blanca se utiliza en toda el área de trabajo y la luz cálida en el área de convivencia. De esta manera hacemos que el espacio del antecomedor invite a las personas a sentirse cómodas y pasar un buen rato. En cambio, en el área de cocina ayudaremos a que las personas puedan trabajar de manera adecuada sin astimarse la vista. Si tu estancia también funciona como un estudio o área de lectura lo que puedes hacer es utilizar iluminación general cálida y para el área en donde necesitas fijar la vista puedes apoyarte con la luz fría. Puede ser una lámpara que enfoque la luz solo para esa área.

lamparas para interiores

Esta misma combinación la podemos utilizar en otras áreas de la casa, siempre recordando que la luz blanca te ayuda a ver mejor y mantenerte activo. Y  la luz cálida te invita a relajarte.

Tú también puedes sacarle el mejor provecho a cada área de tu casa haciéndola funcional y acogedora. Visita The Home Depot en donde encontrarás gran variedad de lámparas y focos para iluminar tu hogar.

Déjanos tu comentario