Tendencias en pisos para interior

El color, la textura y el acabado de nuestro piso es una de las primeras impresiones que perciben nuestros visitantes al entrar a nuestro hogar, en él se reflejan nuestra limpieza, elegancia y nuestros gustos en materia de decoración. Por eso, conviene que examinemos algunas de las tendencias en pisos para interior y veamos cuál es la que mejor se adapta a nuestro estilo.

Madera

A lo largo de los años, la madera (en todas sus variantes y colores) ha encabezado las tendencias en pisos para interior. Esto se debe especialmente a su durabilidad, belleza y a la facilidad que tiene para adaptarse a cualquier estilo decorativo, sea que se trate de un inspirador ambiente clásico o un entorno moderno y sofisticado. 

Este tipo de piso resulta ideal para espacios como la sala y el comedor, debido a que transmite calidez y hace que los ambientes se vuelvan acogedores. Sin embargo, a diferencia de otros revestimientos, necesita de un mayor cuidado y debe lustrarse por lo menos una vez a la semana.

Porcelanato

Por su impecabilidad, estos suelos son característicos de las residencias modernas, y gracias a su variedad pueden adaptarse perfectamente con diversos estilos, como el minimalista o navy. Su acabado puede ser mate, brillante o satinado; incluso, muchas piezas son capaces de simular la apariencia de otros materiales, tales como piedras naturales, cemento alisado o madera.

Es mucho más denso que la cerámica y normalmente de gran tamaño, ideal para superficies amplias. Además, el porcelanato es impermeable,  resistente a la humedad y al tránsito moderado, aunque también existen modelos adecuados para tráfico alto, como el de los centros comerciales o centros médicos.

Cerámica

Los pisos cerámicos tampoco pasan de moda, más bien su versatilidad hace posible que se adecuen a todo tipo de espacios y decoraciones. Al igual que el porcelanato, en cerámica podemos encontrar una variedad de modelos, colores, acabados y texturas similares a materiales naturales. Por ejemplo, el Piso Alece de Vritomex, a pesar de ser cerámica, tiene un estilo en madera mate que se adecua a corredores y pasillos de tráfico medio, dándoles un estilo rústico. 

Por lo general, la cerámica se utiliza en pisos de dormitorios, baños y cocinas, aunque también puede usarse en exteriores cuando se escoge un piso tipo gres. La mezcla de barros y minerales que componen esta cerámica la hacen más resistente y duradera. En caso de que quieras darle un estilo atrevido a tus baños o cocina, puedes probar el Piso Muro Festival G Vitromex en color Ultramarino, que le dará un aspecto brilloso y, además, es de fácil limpieza. 

Mármol

Las superficies elaboradas con esta piedra natural suelen ser realmente atractivas, elegantes y muy decorativas. Normalmente, los suelos de mármol son típicos de los estilos clásicos y no pierden vigencia con el paso del tiempo, es un material atemporal que además ha resultado sumamente versátil.

No sólo podemos utilizarlo en pisos, sino también en escaleras, paredes, baños e incluso para el diseño de los mesones de la cocina. Sin embargo, la porosidad de su textura hace que requiera de un cuidado especial, para evitar el desgaste por roces sobre su superficie. 

Granito

Cuando de construcción o remodelaciones se trata, este también se encuentra en la lista de los favoritos, tanto de parte de los propietarios como de los expertos en decoración. Su acabado reluciente y diseño variado, tiene la bondad de aplicarse de diversas formas o en distintos espacios.

A diferencia del mármol, esta roca es mucho más resistente a las fricciones y su porosidad es mínima, por lo que requiere un menor esfuerzo para su mantenimiento. No obstante, debemos usar limpiadores que no sean muy abrasivos y evitar ejercer mucha presión mientras frotamos la superficie.

Cemento

Los revestimientos de cemento pulido y alisado tienen un aspecto mucho más moderno y cálido que el concreto tradicional. Son de gran consistencia, muy duraderos y resistentes. Además, las diversas texturas y acabados que podemos conseguir de estos materiales permiten que luzcan perfectos en interiores.

Otra de las ventajas es que su instalación es sencilla. No obstante, los profesionales de la arquitectura y los expertos en el bricolaje y la restauración, conocen bien sus propiedades y pueden dar fe de que son propios para terrazas, jardines, piscinas o garajes, áreas que especialmente requieren pisos duros, impermeables y antideslizantes.

Vinílicos o de PVC

Estas piezas sintéticas tienen una buena resistencia al agua, la humedad y una de sus principales bondades es que son fáciles de limpiar. Igualmente, su instalación es muy sencilla (y económica). Incluso pueden colocarse sobre otros pavimentos, siempre y cuando la base se encuentre en buenas condiciones.

Los pisos vinílicos están compuestos por una capa superficial antideslizante, capaz de tolerar el tránsito recurrente, motivo por el cual no sólo son ideales para el hogar sino para zonas externas como restaurantes y hoteles. Por eso, cada vez es más común su uso en el sector comercial.

El piso ideal para cada lugar

Cada ambiente de nuestro hogar cuenta con un estilo diferente y uso particular, por eso es importante elegir el revestimiento que nos permita sacarle mayor provecho a nuestros espacios y se adapte mejor nuestras necesidades. 

¿Cuál es el piso ideal para cada lugar?

Dormitorios

La elección del revestimiento de nuestros cuartos dependerá en gran parte del resto de la decoración. Sin embargo, una de las mejores opciones son los pisos laminados o de madera, como el parquet, que destaca por su resistencia, versatilidad y se adapta a cualquier estilo.

El porcelanato y la cerámica tampoco se quedan atrás, ambos tipos poseen modelos que son muy similares a la madera y no podemos dejar de lado la relevancia que tiene su durabilidad, fácil mantenimiento y limpieza.

Baños

Para estos espacios debemos escoger pisos que sean impermeables, resistentes al agua, que eviten la formación del moho y que sean fáciles de limpiar. Entre estos se encuentran la cerámica, el porcelanato o el PCV.

Cocina

Al igual que el baño, este es un lugar donde suele concentrarse mucho la humedad, por eso es importante que mantengamos la higiene, y que al momento de hacer nuestra elección optemos  también por opciones como el porcelanato, la cerámica o el PCV. Asimismo, el mármol y granito son unos de los materiales más utilizados en los topes de cocina, debido a su dureza, y por supuesto, belleza. Entre los pisos de cerámica está el 

Sala y comedor

Podríamos decir que en la sala y el comedor tenemos mucha más libertad para escoger el suelo adecuado. Como hemos mencionado, la madera puede crear un ambiente acogedor, mientras que las piezas compuestas por piedras naturales pueden darle un toque de elegancia. No obstante, es fundamental que la opción que escojamos sea resistente al alto tráfico, como por ejemplo el porcelanato, debido a que esta suele ser una de las áreas más concurridas de la casa. 

Porche y balcón

En este caso, la decisión sobre el tipo de suelo a utilizar va más allá de lo estético. Aún si estos espacios se encuentran techados, puede que estén en contacto con el ambiente exterior, por lo que necesitamos materiales que nos brinden larga durabilidad, toleren los cambios de temperatura y no requieran de mucho cuidado.

Los pisos de piedra, gres o vinílicos son más duraderos y fáciles de mantener que otros materiales. Además, existe una gran variedad de diseños con imitaciones de madera, piedras, cerámicas o modelos lisos tradicionales entre los que pueden escoger. 

Para esta temporada, seguirán de moda los estilos neutros con mucha luminosidad, así que, si estamos pensando en unirnos a esta tendencia y remodelar nuestro hogar, debemos empezar por encontrar el revestimiento ideal para cada estancia y conocer los beneficios de cada una. 

Déjanos tu comentario