¿Cómo elegir un piso ideal?

Siempre queremos que nuestros pisos brinden esa elegancia y armonía a nuestros espacios. Cuando construimos o remodelamos, la decoración del piso es fundamental, y dada la variedad en el mercado, debemos determinar cómo elegir un piso adecuado para cada habitación en el interior de nuestro hogar, oficina, establecimiento o en espacios exteriores. ¿Cómo hacerlo? Lo descubriremos a continuación.

Según la ubicación

Existe una amplia variedad de diseños para toda clase de espacios. Cuando se trata de pisos en exteriores, sea al remodelar la terraza, garajes o algún establecimiento externo o galpón, existen modelos especiales. Por ejemplo, las baldosas de gres son las más utilizadas para este tipo de lugares por su textura rústica y natural.

Los diseños para los pisos interiores de la casa o la oficina también nos brindan variedad. El porcelanato es uno de los materiales más utilizados en áreas comunes, ya que se considera muy bonito y elegante (si se les brinda el cuidado necesario). Para sitios como la cocina y baños se recomiendan elementos resistentes a la humedad y con un mayor agarre.

Por otro lado, un piso de parquet (madera) puede brindarle ese toque cálido y agradable a una habitación, aunque es costoso y requiere de mucho cuidado, en especial si hay niños en casa. Si no queremos ser tan ostentosos, nos puede servir algún piso que recree la madera o algún otro elemento natural.

Según el uso del espacio

Tomemos en cuenta la cantidad de veces que caminamos por el espacio a remodelar. No es recomendable elegir colores claros en sitios muy transitados, pues tendremos que limpiar con mucha más frecuencia y como consecuencia, se reducirá el esmalte o brillo de nuestro piso.

Indudablemente, gracias al contacto directo con agentes naturales naturales (lluvia, nieve, sol, etc.) los pisos exteriores necesitan ser de materiales específicamente destinados a sobrevivir estos climas. Lo aconsejable es elegir un piso de texturas antideslizante y de color mate. Las baldosas de gres son útiles para este tipo de áreas por su estilo rudimentario que a la vez embellece los pisos en exteriores.

El baño es uno de los sitios más visitados en el hogar. Por eso, debemos ser meticulosos al elegir este piso en especial. Los colores grises y blancos nos ayudarán a dar contraste a los accesorios con detalles cromados que generalmente se usan para la decoración de baños. Al igual que en las superficies exteriores, es esencial elegir pisos antideslizantes para evitar accidentes con el agua. Igualmente, es importante cuidar muy bien los detalles y acabados para evitar filtraciones o levantamientos de nuestros pisos.

Según los colores y la decoración

Esto dependerá mucho del estilo y la decoración de nuestro hogar, hay quienes eligen colores cremas, incluso que se asemejen al mármol. Los distintos tonos de marrones y el color café dan una sensación de naturaleza y calidez si se busca algo que conecte con un sentimiento de tranquilidad. 

Por otra parte, el color blanco brindará amplitud en sitios pequeños, ideal para decoraciones minimalistas o navy. Asimismo, no olvidemos que la cohesión de elementos es lo más importante, es decir el piso debe de combinar con los muebles, los marcos de ventana y las cortinas, así logramos crear un espacio armónico. 

Según el tipo de piso

Aunque ya hemos mencionado algunos tipos de piso e ideas de decoración, es primordial que analicemos las características de cada uno de ellos.

1. Porcelanato

Este producto cerámico se utiliza normalmente para revestimientos de pisos interiores. Debido a su baja absorción de agua es ideal para lugares con bajas temperaturas. También es resistente a los productos abrasivos y contiene una alta resistencia a la tracción, haciéndolo una opción perfecta para instalarlo en pasillos o áreas comunes.

Debido a su dura consistencia es necesario utilizar discos o dispositivos de corte diamantado. Actualmente, el porcelanato es uno de los pisos más utilizados para revestimientos globalmente. Italia y España se encuentran entre los países fabricantes más populares. Cabe mencionar que podemos conseguir dos estilos: porcelanato técnico y esmaltado. No olvides que estos pisos son muy resbaladizos para sitios como baños y cocinas.

2. Cantera o Mármol

Esta roca es un compactado a partir de piedras calizas, es excelente para revestimientos en paredes y pisos, incluso para peldaños y escaleras. Por su brillo es perfecto para áreas sociales como las salas principales y oficinas. Es un material sofisticado y muy resistente, aunque debe tener el mantenimiento apropiado para evitar rayones y manchas. Con los productos adecuados mantendremos su calidad.

Los colores blancos, negros y verdes son los más vistos, también podemos encontrarlos en colores cremas con su popular veteado. Si somos amantes de la naturaleza podemos crear combinaciones entre tonos de este tipo y detalles en madera. Indudablemente, es un producto que no pasa de moda.

No es muy bueno con la fricción, por lo que debemos procurar no colocarlos en el piso del baño o la cocina.

3. Laminado

Su origen se remonta a los años 70, en ellos conseguimos muchas ventajas. Una de ellas es la facilidad para limpiarlos, no acumulan polvo haciendo parte de las labores de aseo algo prácticamente rápido. Su durabilidad también es una gran virtud, además de que generalmente se adaptan a cualquier habitación donde lo coloquemos.

La composición en el estilo es variada, hay distintos diseños que generalmente llevan impreso un dibujo imitando madera, desde nogal hasta robles. Es una de las alternativas de piso más baratas sin perder encanto. Su instalación es muy sencilla y con las herramientas adecuadas podríamos incluso colocarlo nosotros mismos. 

Las desventajas dependerán de su colocación y el del estado del contrapiso. Si el suelo donde es colocado tiende a tener humedad, seguramente se levantará el material. Si no se instala de la manera indicada, presentará imperfecciones, no se mantendrá estático y se evidenciarán los levantamientos en los bordes. Es un material muy poco tolerante a las rayaduras y manchas.

4. Cerámica

Existe una gran variedad de revestimientos para pisos de este tipo y una amplia variedad desde tamaños y colores. Por su uso múltiple, existen diseños para los baños, la sala, el comedor y la cocina. Su gama de colores es muy completa por lo que podemos adaptarla fácilmente a nuestro estilo de decoración.

Los podemos encontrar desde colores mates hasta imitaciones de mármol o madera. Su razonable precio lo hace muy atractivo y su mantenimiento es bastante básico (bastará con agua y jabón o algún desinfectante). Lo importante es que el diseño sea armonioso y con acabados perfectos. 

Debemos elegir la cerámica adecuada para la habitación a instalar, ya que se puede desgastar por el uso o el peso de los objetos que se le coloquen.

5. Madera

El nivel de calidez que brinda la madera al ambiente es único. Sin importar el tiempo, este elemento natural es uno de los materiales más clásicos para nuestros pisos. Sin embargo, los pisos de este tipo no deben estar expuestos en sitios en los que existan muchos cambios de temperatura o humedad.

Por ejemplo, el parquet es ideal para habitaciones interiores sin ser limitativo frente a otros lugares de la casa como la sala o comedor e incluso la cocina. No importa si es barnizado, alisado o teñido, los acabados en madera siempre brindan elegancia y ligereza al ambiente. El único inconveniente es el cuidado que requieren ya que la madera necesita cremas para hidratarla y mantener su brillo.

Hoy en día, contamos con una extensa variedad que nos ayudará a determinar cómo elegir un piso adecuado, tomando en cuenta todas las consideraciones expuestas anteriormente, evitaremos el desgaste o el mal uso del material en sitios no indicados. Además de sus costos, recordemos que la comodidad en nuestro hogar es algo que no tiene precio, elijamos un material de primera calidad que nos garantice durabilidad, resistencia y elegancia.

Déjanos tu comentario