Cómo combinar pisos y muros

Para iniciar con la remodelación de nuestro hogar, mostraremos distintas formas de combinar pisos y muros, así como algunas consideraciones para destacar aún más las diferentes estancias.

En la decoración de interiores, la combinación de colores y materiales es indispensable para transmitir sensaciones, modificar estados de ánimo y expresar nuestra propia personalidad. La elección de tonalidades dependerá de la habitación y el tipo de ambiente que estemos buscando, para así crear espacios confortables.

¿Qué hacer antes de combinar pisos y muros?

Amplitud del espacio

Para poder elegir los colores y materiales hay que tomar en cuenta el tamaño de las habitaciones. Esto es importante porque los espacios pequeños requieren de ciertas tonalidades para lucir más amplios y luminosos, mientras que en las habitaciones grandes podemos hacer uso de colores oscuros para jugar con la dimensión y destacar ciertas áreas.

Acomodar y resguardar los muebles

La decoración y remodelación del hogar puede provocar incomodidades, por lo que antes de instalar los pisos y las paredes, será necesario organizar y cubrir los muebles para que no se dañen y no obstaculicen la movilidad durante las tareas.

Ajustar los días y tiempos

Si no queremos pedirles a nuestros familiares que nos hospeden en su casa por algunos días, lo mejor es organizar la remodelación por habitación. Podemos ocupar un fin de semana para la recámara, otro para la sala y así sucesivamente. De lo contrario, nos agotaremos en poco tiempo y podríamos dejar en pausa nuestro objetivo.

Tomar en cuenta el color de los muebles

Los colores y materiales de las paredes y pisos deben ir combinados con las tonalidades y acabados de los muebles, de lo contrario podríamos obtener ambientes saturados, poco equilibrados y sin un estilo definido.

¡Atrévete a mezclar!

Antes de hacer la instalación hay que buscar distintas combinaciones para elegir la más adecuada a nuestro estilo. Para esto es importante no tener miedo a mezclar colores, texturas y diseños, pues es lo que hará que nuestros espacios atraigan las miradas de todos y resaltemos sus características.

Ideas para combinar pisos y muros

Mármol y Madera

Esta combinación es ideal si nos gusta mezclar acabados cálidos y fríos. Podemos utilizar cerámico tipo mármol para destacar un muro de la casa, ya sea de la sala, el recibidor o el cuarto de visitas, y usar cerámico de madera o tablones para el piso. Si usamos esta combinación en algún rincón de la casa, podemos complementarlo con una lámpara y un sillón para crear un espacio de lectura.

Madera y más madera

La madera es un material que no pasa de moda. Ayuda a crear espacios naturales, cálidos y sencillos para transmitir relajación y tranquilidad. No puede faltar en estilos rústicos, minimalistas, japoneses (Wabi-sabi), entre otros, que buscan habitaciones más íntimas y acogedoras.

Para combinar pisos y muros podemos elegir el mismo acabado y color para ambos o elegir distintas maderas. También podemos aplicar un color más claro en el piso para que sobresalga la pared, o en el muro, para que la habitación se vea más amplia y armónica.

En caso de elegir tablones de madera, lo mejor es colocarlos en forma vertical para que se vea más natural. Lo mágico de esta decoración es que podemos aprovechar para darle textura a los espacios.

Balance de texturas

Si queremos que nuestros muros tomen protagonismo tenemos que elegir texturas dominantes. Para esto podemos elegir acabados tipo piedra, los cuales van muy bien en interiores como en exteriores, si queremos resaltar espacios de transición o muros de remate o perimetrales.

Es importante que los espacios no luzcan saturados, por lo que, para lograr un equilibrio, la textura de nuestro piso tiene que ser más delicada. Podemos usar pisos claros con vetas muy tenues, como en el caso de algunos cerámicos en color beige

Para resaltar aún más nuestra pared de piedra, podemos añadir luces en el techo o el piso y complementar con jardineras o macetas grandes.

Monocromático

La decoración monocromática es ideal para crear espacios elegantes y discretos. Los colores neutros son los más utilizados para este estilo, especialmente el color beige, café y el gris. Para poder recrear este estilo, hay que jugar con los acabados, textura y tonos del color que hayamos elegido. Una alternativa es poner textura en la pared y dejar el piso liso. También es posible complementar con algún mueble, por ejemplo, un librero de melamina.

No obstante, los más atrevidos han apostado por la decoración monocromática en colores pastel o más vibrantes, dejando el rosa, el azul y el amarillo entre los favoritos. Para atenuar el brillo podemos alternar con el color blanco.

Contrastes en madera

Los detalles en madera pueden ir en cualquier espacio. Combinan con distintos estilos y pueden dar la sensación de mayor calidez. Si no queremos tapizar nuestra casa únicamente con este elemento, podemos elegir sólo una pared. En nuestro dormitorio puede ser en el muro que va detrás de la cama, mientras que en la sala la podemos colocar detrás del mueble para televisión o la chimenea.

Para crear espacios más luminosos y amplios, las paredes y pisos pueden ir en colores claros, aunque también está la opción de mantener madera clara en la pared y dejar el piso en un color oscuro. Con lo anterior, podemos aprovechar para meter cerámicos en color negro o gris.

Muros verdes y pisos de madera

No podemos olvidar los exteriores. Si tenemos disponible una terraza o balcón, una alternativa es añadir tablones de madera en el piso y crear muros verdes. Para esto, hacer uso de jardines verticales nos ayudará a crear espacios naturales y refrescantes.

Todo de piedra

Otra a opción para nuestro patio y entrada principal es tener pisos y muros de piedra. Pueden tener el mismo formato, tono y colocación para crear espacios uniformes y más amplios. Sin embargo, también podemos utilizar diferentes tipos de piedra para el piso y el cerco. Para el muro, una pared con piedras grandes o medianas sería lo ideal, mientras que para el piso podemos optar por figuras más pequeñas.

Uso de tapices

Los tapices nos ayudan a crear espacios mucho más originales, dado que podemos encontrar paisajes, figuras, patrones y acabados únicos. Para poner a prueba este recurso, podemos buscar un tapiz con diseño de madera desgastada y complementarlo con un piso cerámico en color oscuro.

Tips para combinar pisos y paredes

Ambos tienen el protagonismo

Cuando estemos eligiendo nuestros pisos y paredes no hay que olvidar que son un complemento. Ambos influyen entre sí, por lo que hay que seleccionar elementos que los hagan lucir bien a ambos. Tomando en cuenta esto, lograremos que haya mayor armonía y equilibrio en nuestra habitación.

No hay que excedernos

Si bien, podemos mezclar texturas y tonos, siempre tenemos que buscar opciones que no saturen ni hagan lucir desordenados los espacios. Todos los colores que elijamos tienen que estar en sintonía, para no producir cansancio visual.  Si queremos utilizar tonos fuertes y vibrantes, lo mejor es llevarlo sólo hacia un área, ya sea la pared o el piso.

Apóyate de las muestras de color

Si no sabemos qué combinación crear, es recomendable solicitar muestras de color. Esto nos ayudará a hacer distintas mezclas y comparar materiales. No hay que olvidar que cada habitación busca transmitir sensaciones diferentes, por lo que en todo momento debemos tener presente cuál es el espacio que vamos a decorar.

Como podemos ver, la combinación exacta de colores y materiales puede transformar los espacios. Tendremos habitaciones más amplias y luminosas con el correcto uso de posiciones y tonalidades. Ahora que sabemos cómo combinar pisos y muros sólo hace falta poner manos a la obra y atrevernos a probar estilos diferentes.

Déjanos tu comentario