Categoría

Club de Jardinería

  • Home
  • Jardín
  • ¿Cómo hacer una fuente para jardín de manera sencilla?

¿Cómo hacer una fuente para jardín de manera sencilla?

¿Quieres darle vida a ese aburrido rincón en tu jardín? ¿Te gustaría un elemento decorativo para exterior, pero solo tienes un pequeño patio o balcón? Hoy te traemos el paso a paso de una fuente que luce espectacular y es muy práctica, ya que se puede colocar en espacios pequeños.

Lo mejor de esta idea es que se hace con tan solo unas cuantas macetas de barro o plástico y otros materiales fáciles de conseguir; es bastante sencilla y rápida de confeccionar ¿Qué dices si conviertes esta bonita fuente en tu próximo proyecto de fin de semana?

Recuerda el efecto relajante que produce en ti el sonido de la lluvia, observar las olas del mar o la cadencia de un río. La visión de agua en movimiento y el sonido que genera es hipnótico y reconfortante. Con esta sencilla fuente conseguirás tener un pequeño santuario de paz en tu patio o jardín.

1. ¿Qué necesitas?

  • Tijeras.
  • Maceta de borde ondulado de 13 1/2 pulgadas.
  • Maceta de borde ondulado de 11 1/4 pulgadas.
  • Maceta de borde ondulado de 8 pulgadas.
  • Otras dos macetas sencillas de cerámica de bordes lisos. Su diámetro debe ser suficiente para embonar de forma invertida en la maceta de 13 1/2 y en la de 11 1/4 pulgadas.
  • Bomba de agua de 375 galones/hora.
  • Válvula de control de flujo.
  • Silicón líquido o espuma selladora.
  • Cuñas de madera o fragmentos de azulejo.
  • Tubo flexible o manguera de plástico de 1/2 pulgada.

2. Ordena las macetas

Puedes elegir otro modelo de macetas con algún diseño o acabado que te guste, solo asegúrate que sean de tres tamaños distintos. Las otras dos macetas son interiores, así que no importa que sean sencillas en cuanto a forma y acabado, recuerda que su diámetro superior debe embonar de manera invertida dentro de la maceta grande y mediana. Otro detalle en el que debes poner atención al momento de elegir tus recipientes es que la base de la maceta interior de mayor tamaño sea similar a la mediana exterior, ya que estas irán unidas en sus bases, así como las macetas interior y exterior más pequeñas.

Coloca una sobre otra para darte una idea del resultado final y asegúrate de que los tamaños son adecuados. Así es como deben quedar:

Las macetas de borde ondulado (o cualquier otro diseño que hayas elegido) serán las que conformen el exterior de la fuente, la cual tendrá tres niveles. Las otras dos macetas irán invertidas en el primer y segundo nivel, es decir, la maceta de 13 1/2 y 11 1/4 pulgadas. Debes revisar de que los recipientes internos embonen adecuadamente y no sobrepasen el borde de las macetas externas.

Ahora, mide la altura total de la fuente armada para realizar el siguiente paso.

3. Conecta la bomba

Las macetas tienen un orificio en la parte inferior para drenar el agua cuando se riegan las plantas, sin embargo, algunas pueden llegar a tener varios orificios. Asegúrate que las macetas que elijas tengan un solo orificio central, ya que por ahí pasará la manguera de media pulgada.

En la maceta más grande deberás tapar el orificio de drenaje con el silicón o la espuma selladora, ya que esta es la base de tu fuente.

Corta la manguera a un tamaño 6 pulgadas mayor que la altura de tu fuente armada.

Conecta esta manguera a la bomba de agua.

4. Coloca la bomba

La bomba de agua debe quedar dentro de la maceta más grande, dejando que el cable eléctrico pase por encima de su borde. Recuerda ir pasando la manguera a través de todos los orificios de alimentación de las macetas conforme vayas armando la fuente y sellarlo con espuma o silicón.

Cuando coloques la maceta interior de manera invertida deja algunas calzas de madera o pequeños fragmentos de azulejo entre ambas piezas para hacer espacio al cable de alimentación y, al mismo tiempo, permitir que el agua pueda fluir entre ambas piezas.

Coloca la segunda maceta exterior, seguida de la interior realizando el mismo procedimiento con las calzas y por último la maceta más pequeña en la parte superior. Sella con silicón o espuma las bases de las macetas que van unidas.

5. Decora y personaliza tu fuente

Este paso es opcional, ya que puedes dejar la fuente en el color natural del barro de las macetas o con el acabado que hayas elegido al momento de comprarlas. En The Home Depot contamos con una gran variedad de macetas en materiales como barro, apariencia barro, terracota, en colores, con diseños en su superficie etcétera, para que elijas la que más te guste y vaya de acuerdo con el estilo que deseas lograr o que combine con el espacio donde la vas a colocar.

Sin embargo, si te gusta imprimir tu sello personal y hacer gala de tu creatividad, puedes utilizar diversas técnicas de pintura y decoración sobre tu fuente. Asegúrate de que el barro esté libre de barnices o cualquier otro acabado para que la pintura se adhiera sin problemas y que los materiales que utilices sean resistentes al agua. Si decides decorar tu fuente, tal vez sea más sencillo pintar las piezas antes de armar.

Efecto desgastado

Esta técnica no te tomará mucho tiempo y luce genial. Aplica pintura acrílica en un tono claro, como azul pastel o verde pistacho. Antes de que la pintura seque por completo utiliza una lija para desgastar algunas áreas. Para concluir, aplica barniz resistente al agua.

Efecto escurrido

Para esta técnica es mejor pintar las macetas antes de armar tu fuente. Aplica una base de color claro y deja secar. Voltea las tres macetas externas y aplica pintura en el color que desees desde arriba y deja que escurra. Espera a que seque y aplica barniz.

Dos tonos

Puedes conservar el bonito color terracota de las macetas y combinarlo con un tono contrastante. Divide en una línea inclinada, vertical u horizontal y pinta una sola mitad con el color elegido.

Otras ideas

Para decorar tu fuente puedes simplemente usar tu imaginación y decorar a mano alzada con dibujos tipo mandala, figuras geométricas, lunares, líneas.

Pega piezas de mosaico, pequeños caracoles de mar, piedras o gemas de vidrio de colores.

Con una pistola de aire o pintura en spray realiza un degradado de dos o más colores.

6. Agrega el agua

Instala la válvula de control de flujo en el extremo del tubo.

Asegúrate de que la espuma selladora o el silicón que utilizaste estén completamente secos. Espera unas cuantas horas de ser posible.

Ahora viene la parte divertida. Llena de agua cada uno de los niveles hasta llegar al borde.

Enciende la fuente y disfruta del efecto del agua al caer. Si observas que la caída de agua no es suficiente, aplica más líquido poco a poco hasta obtener el efecto que deseas.

Ya sea que decores tus macetas de barro con alguna de las ideas que mostramos o decidas conservar su color original, el resultado será una hermosa fuente perfectamente funcional, ideal para decoración exterior en lugares pequeños como patios, terrazas o el jardín. Incluso podrías colocarla dentro de casa si así lo deseas, lucirá muy bien en algún rincón de tu sala, estudio, recibidor, o donde quieras. Relájate con un buen libro y tu bebida favorita mientras escuchas el tranquilizante sonido del agua al caer.

Déjanos tu comentario