Cómo utilizar la cinta reparadora FiberFix

Repara fugas de baño con la cinta reparadora FiberFix

Cómo utilizar la cinta reparadora FiberFix

Nuestra casa puede requerir alguna reparación sencilla en cualquier momento, ya sea en la tubería, en los muebles o en aparatos eléctricos, a causa de una rotura o perforación. Por ello, es indispensable contar con materiales que nos faciliten esta tarea sin necesidad de invertir mucho tiempo y sin tener conocimientos técnicos previos. La ventaja de la cinta reparadora FiberFix es que te servirá para infinidad de usos y en distintos productos. ¡Te encantará!

Actualmente, existen productos que, a pesar de tener un diseño tradicional, ofrecen soluciones innovadoras, cómodas y eficaces para resolver los problemas que se pueden presentar en el hogar. Algunos incluso son utilizados por los profesionales, debido a que entregan mayor precisión que las opciones comunes.

Usualmente la cinta adhesiva es uno de los artículos que encontramos en las cajas de herramientas por sus múltiples funciones. Sirven para cubrir, sellar y unir diversas superficies, aunque su durabilidad y resistencia depende del material con el que estén hechas.

Marcas como FiberFix ofrecen diversos productos para dar soluciones inmediatas a las emergencias domésticas y de construcción. Uno de ellos es su cinta reparadora, la cual posee características únicas para realizar trabajos rápidos, baratos y permanentes.

¿Cómo funciona la cinta reparadora FiberFix?

La cinta reparadora FiberFix está hecha con fibra y resina que tiene resistencia industrial y que se endurece como el acero, proporcionando fijación permanente en cualquier objeto que pueda ser enrollado. Se puede aplicar en puertas, escaleras, marcos de muebles, mangueras, equipo de campamento, reparaciones automotrices y más, con la garantía de que seguiremos utilizándolos de manera normal.

Para obtener un funcionamiento eficaz tenemos que seguir 5 sencillos pasos:

1. Colocarnos los guantes que incluye la cinta 

Antes de iniciar el proceso de aplicación, es necesario que nos pongamos los guantes que vienen incluidos en el producto. Esto evitará que la cinta se quede pegada en nuestras manos y podamos manipularla con mayor facilidad y comodidad.

2. Sumergir la cinta en agua

Para que la resina se endurezca, tenemos que introducir la cinta en un recipiente con agua a temperatura ambiente, y dejarla remojar durante 5 o 10 minutos.

3. Retirar el exceso

Una vez que tenga la consistencia esperada, habrá que dejarla escurrir por algunos minutos hasta eliminar el exceso de agua. De saltarnos este paso, es probable que el adhesivo no se fije bien a los objetos.

4. Enrollar la cinta

¡Es momento de colocar la cinta en nuestro artículo a reparar! Hay que enrollar firmemente para que quede bien ajustada y cuidar que no quede ningún orificio al descubierto. Para darle la resistencia y durabilidad buscada, hay que cubrir con cinta hasta 6 veces, añadir presión y esperar 10 minutos para que seque. Si estamos sellando tuberías, entonces son necesarias entre 8 y 10 vueltas.

5. Aplicar una capa de cinta plástica

Para finalizar el trabajo, hay que aplicar una capa de cinta plástica, la cual viene junto con el resto de los materiales. Esto terminará de fijar la cinta reparadora, asegurando la unión.

Con estos sencillos pasos podremos arreglar lo que sea sin necesidad de recurrir a un experto o tener que conseguir herramientas específicas que compliquen más la reparación. Además, todos los materiales vienen incluidos en el paquete, por lo que ahorraremos tiempo y dinero.

¿Cuáles son sus beneficios?

Es resistente a la humedad

Si bien, las tuberías tienen una extensa vida útil, es común que a partir de los 10 años comencemos a ver el desgaste. Uno de los principales problemas es la aparición de fisuras, las cuales se producen por la corrosión del material o la sobrepresión del agua, ocasionando fugas en baños o cocinas.

En el mejor de los casos, una reparación puede resolver la situación momentáneamente, sin embargo, también es posible que sea necesario un cambio de piezas. En cualquier caso, pedir apoyo de un experto y comprar las piezas requiere de una inversión costosa.

La cinta reparadora FiberFix ofrece la ventaja de dar soluciones permanentes en tuberías, mangueras, hidro lavadoras, o cualquier otro objeto que haga uso de este recurso, sin que pierda resistencia o se hagan perforaciones en el futuro, además, es impermeable.

Soporta altas temperaturas

Otro de los objetos que suele presentar problemas y que requieren de una fuerte inversión es el calentador de agua, sin embargo, una fuga de gas genera riesgos más graves que deben atenderse de inmediato.

La cinta reparadora tiene un rango de temperatura de -50°C a 177° centígrados, siendo efectiva para cubrir pequeñas fugas, roturas en pieza internas o externas de un auto, maquinaria general, así como en tuberías donde pasa agua a temperaturas altas.

Se puede lijar y pintar

Si queremos reparar muebles o algún objeto decorativo, lo ideal es que no quede visible la compostura que acabamos de realizar. Una de las cualidades que tiene esta cinta reparadora es que la podemos lijar y pintar, haciendo que el área dañada se vea uniforme y no queden superficies rugosas, abultadas y poco estéticas.

Cierra herméticamente 

Una vez que hemos enrollado la cinta correctamente, no será capaz de entrar aire o algún fluido. Su cierre hermético la vuelve completamente aislable, asegurando la durabilidad de la reparación.

No se rasga ni se corta 

Las cintas adhesivas comunes pueden romperse fácilmente, sin embargo, el diseño FiberFix ofrece una superficie resistente ante cualquier tipo de acción que pueda cortarla, rasgarla o doblarla. Con esta característica haremos uso de nuestras palas, martillos y otras herramientas con libertad y sin temor a que se dañen de nuevo al ejercer fuerza.

Viene en varias presentaciones

No todas las emergencias son de la misma magnitud, por eso encontramos nuestra cinta en varias medidas. Las hay de 10 cm, 5 cm y  2.5 cm para que las usemos en diferentes objetos y roturas de diversos tamaños, además, vienen en color negro y acabado mate, haciéndolas más discretas y fáciles de pintar.

Ahora bien, para mejorar el funcionamiento, hay que enrollar la cinta a lo largo de la superficie, así podrá sujetar mejor el objeto.

Es accesible 

Como ya mencionamos, es una solución rápida y de bajo costo que podemos implementar en cualquier evento inesperado. No tendremos que recurrir a expertos ni solicitar asesoría, y tampoco invertir en nuevas piezas y en instalación. Lo ideal es tenerlo listo en nuestro kit de emergencias e incluso disponer de él en el vehículo o en el trabajo para problemas que haya fuera de casa.

Extiende la vida útil de tus objetos

No está demás decir que con la cinta reparadora no tendremos que desechar nuestros objetos, al contrario, los reutilizaremos, fomentando al mismo tiempo acciones ecológicas en nuestro hogar. No haremos compras innecesarias, controlaremos el desperdicio de agua y gas por fugas, ahorraremos en gastos, e incluso podremos reciclar artículos en desuso dándoles un nuevo diseño.

Te ayuda a renovar tu hogar

Si queremos aprovechar aún más la resistencia y fijación de esta cinta, la podemos usar para armar muebles, por ejemplo, estanterías o libreros. No tendremos que usar tornillos ni herramientas pesadas que, de no saber usarlas, podrían causarnos algún accidente. Esta es una opción perfecta para los profesionales del diseño y construcción, pues les ayudará a ahorrar tiempo sin sacrificar calidad.

Sin duda, la cinta reparadora FiberFix está hecha para dar solución inmediata y permanente a roturas e imperfecciones que puedan surgir en el hogar. Además, es fácil y segura de utilizar, y sus usos abarcan todo tipo de objetos, desde artículos de jardín, máquinas, herramientas y mucho más.

Déjanos tu comentario