¿Cómo instalar una puerta de manera fácil y sencilla?

Si bien puedes pensar que el proceso de instalar una puerta es complejo, la realidad es otra: es muy sencillo y lo puedes hacer tú mismo con las herramientas básicas que debes tener en casa. 

Sin embargo, aquí comienzan las cuestiones: ¿cómo debo instalarla? ¿qué necesito? ¿qué medidas de precaución tomar para que no fallar en el intento? no te preocupes, aquí te contaremos todo. 

Eligiendo la puerta adecuada

El primer paso antes de saber cómo instalar una puerta, es elegir la más adecuada para nuestro hogar y necesidades. En este caso debemos revisar varios aspectos:

¿Qué función buscamos?

Todos deseamos una puerta ideal, que cumpla con nuestras necesidades, pero debemos tener presente cuál es la función que queremos que realice. Puede tratarse de protección, decoración o simplemente porque hemos creado un nuevo cuarto y debemos ponerle una puerta como requisito.

¿De interior o exterior?

Además de la función que podemos buscar, tenemos que verificar que nuestra elección cumpla con los requisitos y características según el espacio donde se vayan a instalar.

Por ejemplo, las puertas de las habitaciones serán de un material y nivel de seguridad diferente a la de entrada de la casa.

Para exteriores

Si buscamos una puerta de exterior, debemos revisar que brinde una buena seguridad, aislamiento y sea cómoda para su uso diario.

Respecto al material, este debe ofrecer una alta protección para que se convierta en un impedimento a quienes deseen ingresar sin permiso. Las que tienen un mayor nivel de seguridad son blindadas o acorazadas, sin embargo, las de metal, madera o PVC, son candidatas predilectas.

Para interiores

Aquí debemos decidir de acuerdo al efecto interior qué queremos conseguir: separación del espacio, intimidad, dejar pasar la luz, aislar del sonido o aclimatar, entre otros.

En cuestión de materiales, no tenemos muchas opciones, ya que en su mayoría se fabrican de madera porque consiguen satisfacer las necesidades de todo hogar.

¿Combina con el espacio?

Ahora, es necesario evaluar si la puerta que vamos a elegir combina con el estilo de nuestro hogar. Para ello puedes observar fotos en Internet de diseño de interiores y hacerte una idea de qué colores o texturas podrían combinar mejor.

Esto se aplica tanto para las puertas de interiores como de exteriores, pero en tu creatividad y gusto, está tomar la mejor decisión.

Presupuesto

Uno de los factores fundamentales a la hora de elegir cualquier producto es el presupuesto que tengamos disponible. Y como ya lo irás suponiendo, las puertas de materiales más densos, finos y que brinden mayor seguridad, serán las más caras. Es tu tarea explorar entre los cientos de opciones cuál se ajusta a tus necesidades y consideras la mejor en relación calidad-precio.

Revisión previa y materiales requeridos

Ahora bien, adentrándonos un poco más hacia la instalación de nuestra puerta, debemos considerar 3 situaciones que pueden variar los materiales que necesitaremos durante el proceso.

1. Si no se encuentra el agujero de la puerta

En dado caso que nos enfrentemos a una pared como un lienzo blanco, será necesario realizar el agujero, por lo que deberás tomar las medidas del marco de la puerta y comenzar a romper dicho muro.

Para conseguirlo, las herramientas necesarias dependerán del material del que sea la pared, ya que para la madera puedes usar una sierra circular y el corte sería rápido, pero si se trata de una pared de ladrillo, deberás usar martillo y cincel.

2. Si no hay un marco instalado

Si has abierto el agujero y ahora necesitas instalar el marco, asegúrate que antes de adquirir dicha puerta, quienes te la provean te digan que tu compra incluye el marco de la misma, para que tú solo debas encargarte de hacer el encaje: un armado de aluminio que permitirá ajustarlo con firmeza a la pared. En este punto necesitarías: clavos, taladro, remaches, tornillos y martillo.

3. Si buscas cambiar una puerta

Ahora bien, cuando solo se trate de cambiar una puerta y ya tengamos el marco instalado, necesitarás los materiales básicos de instalación:

  • Nivelador de burbuja.
  • Destornillador.
  • Cinta métrica.
  • Cuñas de madera.
  • Cincel para madera.
  • Martillo.
  • Taladro.
  • Lápiz.

Los materiales como bisagras y tornillos, debes consultarlos en el lugar donde compres tu puerta, ya que normalmente pueden variar dependiendo del material de la misma.

No olvides la seguridad

Aunque instalar una puerta sea un proceso relativamente sencillo, no podemos descartar que al igual que en cualquier otro trabajo, podemos correr riesgos de lesiones y heridas.

Por ello es necesario utilizar guantes, tapabocas y lentes de seguridad, al igual que prendas de vestir que permitan el desplazamiento y no sean incómodas.

¡Manos a la obra!

Ahora sí, vamos con el proceso de cómo instalar una puerta cuando ya hemos instalado el marco:

Paso 1. Medir el interior

Lo primero que debemos hacer es medir la parte interior del marco para saber exactamente el ancho y alto de la puerta.

Paso 2. Comprar la puerta

Es momento de comprar la puerta, te recomendamos ir a un lugar en donde te corten gratis según las medidas. En The Home Depot encontrarás una gran variedad de opciones.

Paso 3. Instala las bisagras

Ya una vez tenemos todo en casa, debemos iniciar por instalar las bisagras en el marco. Una en la mitad, y otras dos que se encuentran 10-15 cm antes de cada borde vertical. Para instalarlas correctamente, primero hacemos las marcas necesarias y con ayuda de un cincel quitamos parte de la madera para que nuestras bisagras no sobresalgan del marco.

Paso 4. Coloca la puerta de manera provisional

Cuando las bisagras estén sujetas, colocamos la puerta de manera provisional y ajustamos la altura con ayuda de las cuñas de madera. Y con el lápiz, marcamos la altura donde las bisagras deben estar en la puerta.

Paso 5. Trabaja en una superficie plana

Retiramos la puerta y la ponemos sobre una superficie plana que nos permita trabajar en ella.

Paso 6. Quita los pernos

Quitamos los pernos de las bisagras para que estas puedan separarse.

Paso 7. Marca el contorno de las bisagras

Ahora, debemos hacer el contorno de las bisagras en el borde de la puerta, teniendo en cuenta las marcas que habíamos hecho con anterioridad.

Paso 8. Revisa el nivel

De nuevo, con ayuda del cincel y el martillo retiramos un poco de madera para que la bisagra quede a nivel de la puerta.

 Paso 9. Instala la bisagra

Nos encargamos de instalar la bisagra con ayuda del taladro y destornillador.

Paso 10. Coloca la puerta en su lugar

Volvemos a ubicar la puerta en su lugar y con las cuñas la ajustamos para que las bisagras puedan encajar a la perfección.

Paso 11. Coloca los pernos

Finalmente, instalamos los pernos con ayuda del martillo para que las bisagras queden unidas y listo, nuestra puerta ya estaría lista.

Recomendaciones finales

Aquí te tenemos unas últimas recomendaciones y consejos para garantizar que la instalación de tu puerta sea exitosa y no tengas ninguna dificultad.

Realizar el proceso de instalación con la ayuda de alguien

Si haces el proceso de instalación solo, puedes correr algunos riesgos, tanto de sufrir un accidente como exponerte a que la puerta se caiga y sufra algún daño que afecte sus acabados. Para evitarlo, ten un compañero o alguien que te colabore.

No apresurarse

Mantén la calma e instala la puerta con paciencia, hacer las cosas de manera apresurada puede traer errores. Por eso, verifica 2 veces las medidas que tomaste y cada vez que posiciones la puerta, utiliza el nivelador de burbuja para asegurarte que no esté quedando inclinada.

Busca un buen lugar para adquirir la puerta

En The Home Depot te brindamos asesoría para que tú mismo puedas hacer el proceso de instalación. Además, si adquieres tu puerta con nosotros, sabrás que estás comprando un producto de calidad y con garantía.

El proceso puede variar

Dependiendo de los materiales y tipo de puerta, el proceso puede cambiar, sin embargo todo puedes consultarlo en el mismo lugar donde la compres.

Ahora ya sabes cómo instalar una puerta, anímate a hacerlo y descubre lo fácil y sencillo que es. Eso sí, sigue los consejos que te hemos dado. ¿Qué esperas para colocar la tuya y dar un nuevo acabado a tu hogar?

Déjanos tu comentario