• Home
  • Baños
  • ¿Cómo instalar una llave para lavabo?

¿Cómo instalar una llave para lavabo?

Las llaves de baño son utensilios sumamente importantes en el hogar y al ser tan recurrente su uso, están más propensas al deterioro. Además, por su ubicación suelen exponerse a gérmenes, hongos, bacterias y otros factores que atentan contra la salud, por lo que debes darle un cuidado especial. 

Puede que haya llegado el momento de sustituirla, y la buena noticia es que puedes hacerlo tú mismo, ahorrar un poco de dinero y olvidarte del presupuesto del plomero. A continuación, aprenderás cómo instalar una llave para lavabo sin ayuda de un profesional. 

Cómo escoger el modelo ideal

Si estás pensando en remodelar todo el baño, lo mejor es que adquieras la grifería junto al lavabo, de modo que funcionen perfectamente. Pero si se trata de un simple cambio, asegúrate de que la nueva llave sea compatible con el lavamanos que tienes en casa.

En el mercado existen diversos tipos: clásicas, económicas o de lujo. Es esencial que escojas una con un óptimo funcionamiento y de excelente calidad. El cromado es una de las técnicas de acabado más comerciales, por ser resistente a la corrosión, fácil de limpiar y debido a que su dureza garantiza mayor durabilidad. Adicionalmente, las mezcladoras están categorizadas de la siguiente manera:

  • Monomando: Como su nombre lo indica, son de una sola pieza, ideales para decoraciones minimalistas o espacios pequeños. Su diseño permite regular la temperatura girando solamente el mando hacia la derecha o izquierda.
  • Con base de 4 y 8 pulgadas: Ambas poseen la medida estándar de los lavabos que están compuestos por tres utensilios y permiten controlar con mayor exactitud tanto la presión del agua, como su temperatura.
  • De pared: Son diseños modernos propios de los ambientes corporativos, tales como empresas o centros comerciales. Particularmente trabajan con un botón o sensor que activa el chorro de agua por tiempo determinado, lo que evita que ésta se desperdicie.

Herramientas que necesitarás

Para fijar la llave del lavabo correctamente podrías tardar entre 1 y 4 horas, dependiendo de la destreza que tengas, así que no desesperes. Necesitarás las siguientes herramientas y materiales:

  • Llave inglesa
  • Llave Stillson (conocida también como llave ajustable o de plomero)
  • Llave de incomodidad
  • Llaves de extensión
  • Cinta de teflón
  • Silicona
  • Mezcladora
  • Trampa y desagüe*
  • Cubeta
  • Trapeador
  • Trapo

(*) Verifica que el equipo que adquieras incluya el desagüe y la trampa. De otro modo tendrás que comprarlos aparte. 

Aunque sea una tarea sencilla, no olvides tener precaución al manejar estos utensilios. Si tienes alguna duda o no estás seguro para qué sirve cada uno, puedes buscar en internet videos o tutoriales que te expliquen cómo manipular adecuadamente cada pieza. Es fundamental que tomes las previsiones necesarias para no lastimarte. 

Instalación paso a paso

Antes de comenzar, procura tener a la mano todo lo que vas a necesitar y toma en cuenta estos prácticos consejos. Ten la seguridad de que todo saldrá bien si trabajas con dedicación y paciencia.

1. Cierra el flujo principal de agua. 

Lo primero que debes hacer es utilizar una llave inglesa para cerrar la llave de paso más cercana que tengas. Por lo general, están ubicadas cerca del contador de agua, en la cocina o área de lavandería. Abre nuevamente el paso de agua para liberar la presión y verifica que la hayas cerrado correctamente, de esta manera evitarás accidentes. 

2. Desconecta las mangueras del lavamanos.

 Normalmente, la mayoría de las mangueras se desenroscan en sentido contrario a las agujas del reloj. Si están muy ajustadas, puedes hacerlo con la llave Stillson. Vacía dentro de una cubeta el agua que pueda haber quedado en los flexibles o tuberías, aunque cierres la llave de paso con anticipación es normal que encuentres un poco en las vías por donde el líquido hace su recorrido.

3. Limpia las conexiones. 

Posteriormente, con un trapo húmedo limpia muy bien la superficie de las tuercas y remueve la cinta teflón adherida a las llaves de paso.

4. Desmonta la mezcladora.

 Desenrosca las tuercas que fijan o incrustan la mezcladora anterior a la base y retírala cuidadosamente ejerciendo presión hacia arriba.

5. Limpia y seca la superficie.

 Asegúrate de que el área en el que la vas a colocar esté limpia y seca, así como el resto de los elementos que vas a instalar, aunque estén nuevos pueden tener pequeñas partículas de polvo si permanecieron guardados mucho tiempo en el almacén de la tienda.

6. Instala la nueva llave.

Calza la nueva grifería y evalúa que encaje adecuadamente en los orificios del lavamanos. En caso de que sea necesario o hayas escogido una llave monomando, aplica un poco de silicona alrededor de los huecos. Si la llave para lavabo cuenta con dos entradas, es importante que coloques la de agua caliente en el lado izquierdo y la de agua fría en el lado derecho.

7. Aplica teflón a las conexiones. 

Utiliza un poco de teflón para fijar perfectamente las tuercas y con la presión de tus manos enrosca las gomas. Si requieres más fuerza, recurre a las llaves especiales para plomería mencionadas anteriormente.

8. Instala la trampa.

 Para evitar que algún desperdicio obstruya las vías, instala la trampa y ajústala en la parte inferior del lavabo con la barra de cierre que debe incluir el kit de instalación. Luego de ello, emplaza el desagüe.

9. Instala nuevamente las mangueras. 

Coloca de nuevo las mangueras y verifica que un extremo se encuentre atornillado al grifo y el otro a la llave de paso, como estaban conectadas inicialmente. 

10. Prueba tu instalación. 

Al terminar, abre de nuevo la llave de paso. Si al terminar no observas ningún bote y todo funciona correctamente, significa que has podido realizar la instalación con éxito.

Recuerda que de igual modo debes leer con detenimiento las especificaciones del producto. Normalmente estas contienen mucha ayuda visual y han sido diseñadas con la intención de brindar una mejor orientación. 

Tips de mantenimiento 

Si bien es cierto que una llave para lavabo puede durar años, con el transcurso del tiempo, el uso recurrente, la humedad y otros factores, estos artículos comienzan a deteriorarse, por eso es clave darles un cuidado especial que permita extender su vida útil. 

No obstante, es probable que tengas la vieja creencia de que mientras más químicos utilices, más limpia podrás mantenerla. No obstante, esto podría ser contraproducente, pues puedes causar daños irreversibles. Estas son algunas recomendaciones para realizar un adecuado mantenimiento:

  • Evita utilizar productos que contengan ácido acético, clorhídrico o fórmico, las sustancias demasiado abrasivas pueden oxidar algunas piezas.
  • Los restos de jabón o gel también pueden ser dañinos, usa un trapo húmedo para eliminar estos residuos, huellas o manchas fáciles de remover.
  • Olvídate del vapor y el agua caliente, las altas temperaturas pueden estropearlo todo.
  • Remueve con suficiente agua cualquier solución que hayas empleado para el aseo.
  • Limpia las mezcladoras periódicamente, esto evita que se acumulen el moho y la cal.
  • Procura reparar tu grifo si después de cerrarlo sigue goteando, debido a que el agua puede formar una especie de mancha sobre el lavabo difícil y se desperdicia agua
  • Ante cualquier fuga, consulta a un profesional que pueda asesorarte.

Cuida los detalles estéticos y asegúrate de que la llave para lavabo que escojas se adapte a la decoración de tu hogar, y por supuesto, de tu baño. Pero realmente, lo más importante es que sus características se adecuen a tus necesidades. El baño es un espacio íntimo y acogedor, donde debes sentirte cómodo y tener a tu disposición los mejores accesorios para tu higiene personal y la de tu familia.

Déjanos tu comentario