Todos los beneficios que no sabías de las cajas plásticas

 

Vivir en un ambiente organizado nos puede cambiar la vida. Esto porque nos volvemos más eficientes y no perdemos tiempo buscando donde dejamos las cosas u ordenando todos los cajones de una cómoda después de vaciar cada cajón sobre la cama.

Pero ¿por dónde empezar? La verdad es que un paso fundamental es escoger el material en el que guardarás y organizarás todas tus cosas. Al principio, puede parecer que comprar bolsas plásticas e ir dejando ropa de la temporada pasada ahí puede ser una buena opción, pero tendrás que cambiarlas cada cierto tiempo pues se pueden romper con facilidad. Las cajas de cartón pasan por la misma suerte pues, con un poco de humedad, se desarman con facilidad y no es posible apilarlas ya que se van.

Entonces si lo que buscas es calidad, duración y un buen precio las cajas plásticas son lo que andas buscando. Si aún no te convences revisa los siguientes beneficios que pueden darle a tu hogar:

Organización por encima de todo

Uno de los principales aspectos a favor es que, debido a la gran cantidad de tamaños, puedes ordenar todos los espacios que necesites. Las cajas de almacenamiento pequeño sirven para artículos de oficina, papelería o maquillaje, ya que se pueden guardar en casi cualquier lugar sin notarlo. En ese sentido, las cajas de 5.7 litros de capacidad son una gran herramienta para ordenar, sobre todo aquellas cosas que se pueden perder.

Las medianas son ideales para artículos electrónicos como el secador de pelo o afeitadora; mientras que las más grandes son útiles para poner la ropa de toda una temporada que no se está utilizando ahora o cosas de la cocina que ya no ocupes, juguetes, colchas, entre otros.

De todas formas, puedes ayudarte escogiendo las del tipo transparente para ver todo lo que tienes o pegando etiquetas con todo lo que tenga dentro. Esto es de gran ayuda sobre todo ahora donde los espacios de las viviendas son cada vez más reducidos y crear una logística de los objetos en casa es una de las mejores ventajas para tener lugares más amplios.

También sirve como un gran ejercicio para darte cuenta verdaderamente de las cosas que tienes y utilizas y de las que no, ya que a medida que pasa el tiempo se van acumulando muchos objetos que quizá ya no necesitamos realmente y que están ocupando un espacio que puede ser realmente útil para nuestras cosas.

Diseños adaptados a tu gusto

Las cajas plásticas no tienen por qué ser aburridas ni afectar la decoración de tu casa pues cada vez hay más tamaños, formas, colores y estampados que se adecuan al diseño de tu hogar.

Ya no es necesario ocultarlas pues pueden estar en tus muebles de cocina, baño o dormitorio y ayudarte a darle dinamismo al espacio. Si todas las paredes son blancas, unas cajas de colores son la solución, como las cajas de 68 L de colores. Incluso existen algunas con diseños de flores, figuras geométricas, animales o más infantiles para ordenar las habitaciones y juguetes de los niños y niñas.

Además, existen muchos tamaños, como las de 85 L, y formas que se acomodan a los distintos rincones de las habitaciones. Hay unas más alargadas, cuadradas, rectangulares, altas, entre otros tipos, que pueden pertenecer al mismo tipo de diseño, es decir, solo varían en sus formas y permite que se puedan combinar entre sí.

Son muy transportables

Independiente de lo que ahí guardes, es fácil ir moviendo las cajas a cualquier parte en que las necesites. Ya sea si las tienes en las habitaciones, altillo o automóvil, sólo necesitarás que sean de buena calidad y resistentes para poder dejarlas donde necesites. Así, por ejemplo, puedes dejar una en la parte trasera de tu auto e ir organizando las compras del supermercado para luego bajarlas en tu casa.

De igual forma, todo lo que vayas dejando de utilizar como los adornos de navidad o las decoraciones para la fiesta de cumpleaños, puedes traerlo fácilmente al lugar donde vayas a ordenar.

Algunas tienen ruedas e incluso tienen un mango como las maletas para poder arrastrarlas, como la caja de 38.7 L diseñada para ser más fácil de transportar .

Guarda lo que tú quieras

¿No sabes dónde meter todos los productos de maquillaje que están dando vuelta por tu habitación? ¿Compraste diferentes tipos de café y están apilados en un rincón de la cocina? ¿Tienes cables electrónicos en todos los cajones? La versatilidad de las cajas plásticas es lo que necesitas.

Puedes almacenar lo que sea, de forma hermética, sin riesgo de que se dañe e ir organizando cada espacio de la casa. Esto porque mucho de los productos que actualmente consumimos no vienen resguardado de la mejor forma. Una bolsa con cereales o de detergente se puede romper al llevarlo tan sólo desde el supermercado hasta tu alacena, pero si tienes la caja de plástico adecuada, ya no es un problema.

Incluso, existen algunas que tienen dispensadores especiales para que sean más útiles y funcionales para el hogar, por eso es de gran importancia darse el tiempo de escoger la que más nos puede servir.

La calidad es lo que importa

Cuando estés por elegir una es importante que sean cajas de calidad, como la caja de 26.5L,  porque eso significa que podrán durar años y no afectarán a las cosas que están en su interior. Esto se puede ver en el grosor del plástico y en las terminaciones que al ser buenas harán que sean una gran inversión a largo plazo. Un ejemplo perfecto son las de 104 L de capacidad.

Los broches reforzados dan un mejor soporte y permiten que sean transportado de manera más fácil a cualquier habitación que necesites. Algunas de las más grandes tienen también ruedas que hacen posible tener almacenamiento de objetos de mayor peso y moverlos sin esfuerzo. Esto hace que puedas guardar cosas como herramientas que no necesitas siempre pero que al momento de quererlas las tengas de manera rápida y cómoda.

Alta resistencia

Como se ha mencionado antes, las cajas plásticas no sólo sirven para guardar cosas más delicadas ya que, debido a los diferentes diseños y tipos, podemos encontrar modelos como los Heavy duty que son ideales para guardar herramientas o máquinas pesadas con la mejor protección contra golpes y de alta resistencia a los distintos objetos que necesites guardar.

Éstas, gracias a su gran calidad, tienden a durar más incluso si se quedan en espacios abiertos donde estén expuestos al sol, vientos o algún tipo de precipitaciones. Suelen ocuparse en empresas de construcción, pero también son un gran aporte para guardar las herramientas de tu hogar. Así podrás evitar clavos oxidados y máquinas que se rompen sólo por no tener la precaución adecuada.

En definitiva, las cajas plásticas pueden ser la solución a nuestros problemas de organización al mantener todo ordenado y conservado en el mejor estado posible, lejos del polvo y la humedad.

Si no tienes mucho espacio puedes comprar unas más bajas y dejarlas bajo tu cama, en la parte de abajo del lavabo, debajo de las escaleras o dentro de muebles. Si tienes una idea del concepto decorativo de algunas habitaciones, entonces sólo debes darte el tiempo de encontrar el diseño indicado o incluso ir adornando tú mismo con algunos detalles que harán que sean aún más personalizadas ya que es igual de importante que sean útiles.

Además, tus espacios que antes parecían muy pequeños por la gran cantidad de cosas, con la ayuda de cajas plásticas vas ganando más espacio y tendrás una casa más despejada de objetos que antes no sabías donde dejar.  Lo importante siempre es que sean cajas de calidad que se conviertan en un aporte a tu hogar y sean versátiles para todos los usos que necesites.

Déjanos tu comentario