Decoración para casas rentadas

La decoración para casas rentadas es importante desde dos puntos de vista: por un lado, si eres el propietario, podrás conseguir inquilinos que estén dispuestos a pagar más con tan solo algunas modificaciones y detalles de decoración fáciles de implementar. Por otra parte, si eres tú quien está arrendando una propiedad es importante que, a pesar de que el inmueble no te pertenezca, hagas los ajustes necesarios para darle un toque personal y convertirlo en tu hogar.

A continuación, te daremos algunas ideas de decoración para casas rentadas que puede implementar el arrendador, o bien, el arrendatario.

Si tú eres el dueño de la casa

Si buscas que tu propiedad se alquile debes tener presente que, con poner atención a pequeños detalles, harás una gran diferencia al momento de buscar inquilinos que incluso estén dispuestos a pagar más.

Un lienzo en blanco

Muchas de las personas que buscan un lugar para renta, sobre todo si se trata de recién casados o alguien que acaba de independizarse, buscan empezar desde cero a crear su propio espacio. Tener la libertad de elegir muebles, alfombras, adornos, los cuadros sobre las paredes, etcétera. 

Brinda esta posibilidad creando un lugar que sea como un lienzo en blanco, listo para que el artista plasme su obra. Pinta toda la casa con paredes blancas y un piso neutro que funcione bien para cualquier tipo de decoración, por ejemplo, un laminado de madera o un piso cerámico, para dar libertad a los nuevos inquilinos de decorar a su gusto.

Persianas o cortinas

Una casa vacía siempre da la sensación poco cálida y de abandono. Invertir en unas persianas es un truco sencillo y económico que funciona como imán para atraer inquilinos, ya que ayudará a tu propiedad a lucir como un espacio cálido y más acogedor. 

Con el hecho de observar persianas o cortinas, resulta mucho más sencillo para quienes visiten la casa imaginar su vida ahí, vislumbrar escenas en familia y sentirlo como un hogar, en lugar de un espacio vacío y solitario.

Las persianas enrollables traslúcidas en blanco o gris cumplen a la perfección con este cometido y van bien con cualquier tipo de decoración que tus inquilinos elijan. 

Elementos importantes en la cocina

Las personas que buscan una casa en renta ponen especial interés a los accesorios básicos que debe tener la cocina. Para ellos es de gran ayuda encontrar que la casa tiene por lo menos un refrigerador y una estufa. Procura que este equipo tenga el mismo acabado, por ejemplo, en acero inoxidable, que es muy resistente y luce muy bien.

Revisa el estado de la cocina, tal vez tan solo sea necesario pintarla o hacer algunos arreglos sin que tengas que cambiarla.

Revisa que todo esté en orden en el baño

Verifica que no existan fugas de agua, revisa el estado de los muebles, llaves y su funcionamiento. La mejor manera de renovar un baño es cambiar muebles antiguos o viejos por unos con líneas modernas. Colocar llaves de agua ahorradoras es un detalle que tus inquilinos y el planeta te agradecerán.

Las puertas

El buen estado de la puerta principal, así como la seguridad que refleje, es la primera impresión que se llevarán quienes vengan a visitar la propiedad para renta.

Asegúrate de que las puertas de toda la casa estén en buen estado, tal vez sea suficiente con pintarlas y cambiar los herrajes y chapas para que luzcan completamente renovadas. 

Si quieres decorar una casa rentada

Si rentas la casa en la que vives y deseas hacer algunas modificaciones para personalizar los espacios es importante, en primer lugar, que leas las cláusulas del contrato en cuanto a reformas en la casa ya que, si son cambios importantes, seguramente tendrás que avisar al propietario.

En todo caso, hay cientos de formas de decorar y dar tu toque personal a una casa que rentas sin necesidad de hacer grandes reformas. Elije elementos que sean fáciles de instalar, que no dañen o alteren el inmueble y que puedas retirar para llevarlos contigo en el momento que decidas mudarte. He aquí algunos ejemplos:

Luces y ventilación

Una iluminación adecuada puede cambiar por completo el ambiente de un espacio. Aprovecha las salidas eléctricas del techo para colocar luces que produzcan un efecto especial o ventiladores para mantener el lugar más fresco, hay una gran variedad de diseños para elegir y podrás llevarlo contigo en el momento en que desees mudarte.

En caso de que no desees cambiar las luces de techo que ya están instaladas en la casa, coloca una lámpara de pie que vaya de acuerdo con el resto de tus muebles.  

Almacenamiento

Muchas casas o departamentos modernos no cuentan con armarios instalados. Si este es el caso del lugar que rentaste y no deseas invertir en un mueble fijo que deba quedarse ahí cuando te vayas, entonces la mejor opción son los estantes y entre pañeras que se arman fácilmente y puedes colocar en cualquier rincón. Complementa tu espacio de almacenamiento con prácticas gavetas que harán que tus espacios luzcan más ordenados. 

Decoración en baños

Si el baño del inmueble que rentas es muy pequeño, puedes experimentar colocando espejos de gran tamaño sobre la pared o detrás de la puerta. Si no te gusta el aspecto del baño, no es necesario invertir en grandes reformas, basta con incluir elementos sencillos que le den vida y para ello, nada mejor que las plantas, que además de crear un ambiente natural pueden ayudar a esconder imperfecciones que pudieran tener el piso o las paredes.

Decoración en zonas de transición

Muchas veces no se pone atención a estos espacios y permanecen desaprovechados cuando tienen un gran potencial decorativo. La mejor manera de “vestir” estas zonas vacías es colocar repisas con libros, plantas, adornos, fotografías y cualquier elemento que muestre tu personalidad. Sin embargo, recuerda que debes evitar las perforaciones en la pared. La mejor opción en este caso es elegir algún organizador con un buen diseño que tenga repisas suficientes. La ventaja de estos muebles, además de que no necesitan de instalación, es que puedes cambiarlos fácilmente de lugar.

Espejos

Al igual que en el baño, un departamento pequeño o con pocas ventanas lucirá más amplio y mejor iluminado si colocas varios espejos en las paredes. Una opción para no perforar los muros del inmueble y que además está muy de moda, es colocar espejos altos y verticales simplemente recargados en la pared o espejos más pequeños colocados sobre una mesa o repisa. También puedes optar por espejos con base.

El marco de tus espejos puede ser simple para que se adapte a cualquier tipo de decoración o con un estilo vintage, que creará un ambiente ecléctico si decides combinarlo con muebles vanguardistas.

Si tu intención al decorar es conseguir buenos inquilinos para tu propiedad, que estén dispuestos a pagar un poco más por el buen estado de los espacios y pequeños detalles que hacen el lugar especial, estos consejos te ayudarán a conseguir al arrendatario ideal en poco tiempo. 

En el caso de que seas tú quien está rentando una casa, pero no por ello quieres sentirte como un extraño, sino convertirla en parte de tu vida, puedes hacerlo con cientos de opciones para personalizar tu espacio sin causar daños al inmueble que te pueda traer problemas con tu arrendador al momento de mudarte a otro lugar. 

Déjanos tu comentario