• Home
  • Color
  • Tipos de pintura, dónde y cómo utilizarlas en tu hogar

Tipos de pintura, dónde y cómo utilizarlas en tu hogar

Cada cierto tiempo siempre es bueno darle un nuevo aire a tu hogar y mantener los espacios limpios, esto les da más amplitud y los vuelve más acogedores. Frente a ello, mantener muros y techos pintados se vuelve esencial, tanto en el interior como el exterior del hogar.

Sin embargo, debes saber que existen tipos de pintura para cada muro o terminación. Por lo mismo, para que todo salga bien al momento de pintar, te contamos para qué sirven y cómo deberías aplicarlas.

¿Qué tipos de pintura puedes utilizar?

Pinturas vinílicas

Las pinturas vinílicas son a base de agua y están compuestas de pigmentos en emulsión con un polímero acrílico. Son de secado rápido y se limpian de manera sencilla con agua y jabón. Son de poca toxicidad y se aplican fácilmente con brocha o rodillo.

Son sumamente resistentes (especialmente al sol), por lo cual resultan adecuadas para espacios exteriores. Esto las hace especiales para cubrir muros, techos y adornos en ambientes mayormente secos.

Este tipo de pintura puede ser utilizada tanto en exteriores como en interiores. Cabe destacar que, al ser una sustancia ligera, es recomendable aplicar de forma previa un sellador vinílico que impida su penetración.

Pinturas acrílicas

Si bien la pintura vinílica es resistente al sol, la pintura acrílica posee mayor resistencia al agua. De este modo, si estás pensando en cambiar el color de las paredes de tu hogar, esta resulta ser una gran opción. Además, al ser acrílica, le otorga una textura plastificada a las superficies, haciéndolas fáciles de limpiar, por lo cual se recomienda mayormente como impermeabilizante.

Se adapta a todo tipo de superficies, desde concreto hasta madera y metales. Es de secado rápido y, dadas sus características, resulta recomendable para ambientes expuestos a humedad. Asimismo, evita el crecimiento de hongos y la oxidación.

Ojo que las pinturas acrílicas no tienen la misma fluidez que otras pinturas. Sin embargo, es posible diluirlas para hacerlas más líquidas.

Pinturas de esmalte

El esmalte brinda una excelente apariencia y protección a aquellas estructuras que recubre. Asimismo, otorgan brillo y son pinturas que, al secarse, logran firmeza y durabilidad. Por lo mismo, resultan una excelente alternativa para pintar exteriores.

Es de fácil aplicación y se encuentra disponible en una variedad de colores que se ajustan a las necesidades de tu hogar.

También puede aplicarse en interiores, pues está diseñado para recubrir y proteger diversas estructuras de distintos materiales, como estructuras de madera, concreto o metal. Puedes utilizarla para cubrir techos y paredes, así como también tuberías, puertas, marcos de ventana y barandales, entre otros, todos lugares en que brindará protección y durabilidad.

Pinturas antihumedad

La humedad es un problema constante en muchas superficies del hogar. Sin embargo, es posible hacerle frente y tomar precauciones eligiendo la pintura correcta para proteger estas superficies. Existen productos que pueden prevenir y/o remediar daños causados por la lluvia, filtraciones de agua o por la humedad ambiental, como pueden ser la aparición de hongos, moho, óxido o el deterioro de la superficie.

Las pinturas antihumedad resultan perfectas frente a esta situación, por lo cual se recomiendan para espacios interiores y exteriores expuestos a ambientes húmedos.

Barnices

Los barnices se componen de sustancias resinosas en un disolvente líquido, el cual se seca al aire mediante la acción de un catalizador o por evaporación.

Dar una capa de barniz resulta excelente para recubrir superficies, principalmente, de madera. Estos forman una capa que otorga brillo, protección e impermeabilidad a la superficie.

Es importante mencionar que con el barniz se logra preservar la madera del daño ambiental, el polvo y el uso en general de la superficie que recubre. Asimismo, le otorga cierta tonalidad, pues se encuentra disponible en distintos tonos, como puede ser el caoba o mate, entre otros. De modo que el barniz que vas a utilizar también puede estar a tono con el estilo de tu hogar.

Es importante que se prepare la superficie antes de darle una mano de barniz. Esta debe encontrarse lijada, seca y limpia. Por lo mismo, no es recomendable barnizar en días de lluvia o mucha humedad.

Pinturas epóxicas

Las pinturas epóxicas son un polímero de dos componentes. Por un lado, contienen la resina epoxi y, por otro, un reactor en base a aminas o poliamidas. De este modo, al reaccionar ambos, se produce su secado luego de que se evapore el disolvente.

Estas otorgan recubrimiento de alta resistencia a las superficies con un efecto de protección ante agentes químicos y mecánicos. Asimismo, resisten temperaturas entre los -10°C y lo 140°C.

Resultan excelentes para cubrir estructuras de metal, madera u concreto. Uno de sus usos más comunes es el recubrir pisos de concreto e instalaciones industriales. Sin embargo, pueden ser muy útiles en tu hogar si, por ejemplo, quieres darle un nuevo aire a tu terraza y necesitas recubrir el suelo con este tipo de pinturas.

Pinturas de alberca

Cuando llega el calor, no hay nada más refrescante que sumergirse en la alberca, por lo mismo, debes asegurarte de que esta se encuentre en buenas condiciones en cada temporada. Ahora, si de su recubrimiento hablamos, la alternativa más económica es la pintura de alberca.

Este tipo de pinturas se compone de resinas sintéticas en base a un solvente. Por lo mismo, posee gran resistencia al agua y agentes químicos, como lo son el cloro y los detergentes clorados.

Se puede aplicar sobre superficies en proceso de fraguado y sobre todo tipo de albercas, tanto para recubrir como para reparar la superficie al momento de iniciar una nueva temporada.

Se encuentra disponible en diversas tonalidades, donde las más llamativas son las azules y celestes. Sin embargo, igualmente se pueden encontrar en tonos grises, blancos y verdes.

¿Qué necesitas para aplicar la pintura?

Si estás pensando en pintar, debes tener claro qué vas a pintar y con qué pintura. Sin embargo, esto no es todo, pues si no aplicas bien la pintura, todo puede terminar en un desastre.  Para esto debes tener claro que existen dos elementos principales para aplicar la pintura:

Brochas

Las brochas sintéticas son de especial cuidado, pues hay que asegurarse de que el grosor de las celdas no sea mayor a lo debido. Si son muy gruesas, dejarán marcas en la superficie o distribuirán mal la pintura. Se pueden utilizar en pinturas en base de agua, acrílicas y vinílicas.

Las brochas de pelo animal resultan idóneas, pues la pintura se les adhiere con facilidad, por lo cual resultan ideales para utilizar en pinturas en base de agua. Eso sí, debes lavarlas inmediatamente después de utilizarlas, sino la pintura se les pegará rápidamente.

Rodillos

Por un lado, están los rodillos de espuma, los cuales resultan idóneos para cubrir superficies que sean perfectamente lisas para aplicarles pinturas en base de agua, acrílicas, esmalte y vinílicas.

Por otro lado, los rodillos de pelo resultan ideales para cubrir superficies con textura y son ideales para aplicar pinturas a base de agua.

Ahora, a pintar…

Ya sabes, existe una diversidad de tipos de pintura que se ajustan a las necesidades de tu hogar. Ahora es momento de que tomes las brochas, los rodillos y comiences a darle a tu hogar la vitalidad que tu familia necesita. Un espacio agradable y acogedor, hace que los días también lo sean.

Déjanos tu comentario