Ideas de baños para niños

Cuando hay niños en casa la forma en la que vivimos los espacios siempre da un giro. Adaptar las habitaciones para que los niños las utilicen con mayor comodidad y facilidad es siempre una buena idea que puede traernos muchos beneficios, así como la tranquilidad de saber que los espacios son seguros para ellos.

El baño es una de las habitaciones más usada por toda la familia y que debemos considerar adaptar para los niños. El baño para niños puede convertirse en un lugar divertido, funcional y seguro para los pequeños de la casa. Otra de las ventajas que podemos obtener al preparar el baño para los niños es contar con las facilidades para que ellos puedan ser independientes y aprender a hacer las cosas por ellos mismos.

La higiene es fundamental y es recomendable que se aprenda desde los primeros años de vida. Tener un baño para niños nos ayudará a enseñarlos a tener una rutina de aseo: bañarse, lavarse los dientes  y demás actividades cotidianas, ellos solos siempre teniendo un lugar agradable en el que se sientan cómodos. Contar con espacios adecuados para su edad facilitará el aprendizaje de las tareas y las rutinas.

Existen varios puntos a considerar para adaptar un baño para los niños; a continuación, hablaremos de algunos de ellos.

Seleccionar los materiales adecuados

Cuando pensamos en niños debemos tomar en cuenta que esta es solamente una etapa de la vida. Al pensar en un baño para niños es importante considerar acabados que no pasen de moda, que podamos conservar a lo largo del tiempo y que puedan seguirse utilizando aún cuando se pase esta etapa de la vida.

Una recomendación es utilizar acabados en tonos neutros que resulten atemporales. Esto tiene muchas ventajas, una de ellas es la capacidad de adaptarse a distintos usuarios, niños o adultos, y también soportar el paso del tiempo y las tendencias de moda en la decoración. Como sugerencia, los muebles fijos como lavabos o excusados deben pensarse en tonos clásicos como el blanco para que puedan seguir siendo usados con el paso de los años.

En cuanto a los acabados de muros y pisos, se recomienda elegir tonalidades combinables y a la vez duraderas. Un ejemplo puede ser utilizar pisos en tonos gris plateado como el piso Armenia de la marca Lamosa . Este color combina con todo y puede adaptarse a las distintas modas y tendencias cuando se combina con accesorios coloridos y modernos.

El color es siempre necesario cuando se habla de niños. Los espacios coloridos llenan de vitalidad el ambiente y resultan llamativos para los pequeños. Podemos utilizar algún revestimiento con color y divertido en los muros, por ejemplo, dentro de la regadera para darle ese toque lúdico y especial. Un azulejo lleno de colores y con una forma muy elegante como el muro Dots puede combinarse con blancos o grises mas neutrales para dar acento y personalidad a la habitación.

Usar color en los pisos es otra forma de combinar un baño para niños. En este caso lo recomendable es utilizar materiales en muros y techo que sean mucho más neutros para no competir con el piso ni saturar demasiado el espacio. Podemos pensar en acabados con azulejos lisos en muros o dentro de la regadera o tina.

Pintar algún muro con color es siempre una buena idea ya que es una manera flexible y fácil de cambiar el espacio y nos brinda la oportunidad de adaptar y personalizar los lugares. Los colores más utilizados en los baños tienden a ser claros, pero podemos experimentar con colores mucho más vivos en los que los niños se sientan alegres y divertidos.

Accesorios divertidos para baños

Al tener materiales y muebles fijos en tonalidades neutras, recomendamos usar accesorios para personalizar los baños para niños ya que se pueden cambiar fácilmente.

Podemos usar tapetes con mucho color como un tapete arcoíris, cortinas de baño con algún motivo infantil o simplemente con patrones y formas de colores. Las cortinas de baño son una muy buena opción para dar movimiento y aportar color y personalidad al baño.

Otro accesorio muy fácil de cambiar y que puede aportar a los baños de niños son las toallas con sus personajes favoritos. Pueden usarse también toallas en colores vivos, que combinen con el tapete y la cortina de la regadera generando un ambiente o un estilo definido e incluso se pueden utilizar perchas o toalleros infantiles o de colores a juego.

Los accesorios de baño como el portarrollo, jaboneras o toalleros es conveniente que sigan una línea más clásica y que puedan perdurar con el tiempo. Existen juegos de baño y accesorios que son un acierto para cualquier baño y aportan elegancia y flexibilidad para que puedan usarse por todos los miembros de la casa. No hay que olvidar que el baño puede ser usado por el resto de los miembros de la casa.

Elementos de seguridad

Los baños para niños deben tomar en consideración las necesidades, así como varios factores de seguridad. Cuando los niños son pequeños, podemos ayudarlos a alcanzar mejor el lavabo para lavarse las manos y los dientes, verse en el espejo, utilizar el WC, etc. Para evitar posibles accidentes es importante que pensemos en elementos o accesorios que faciliten esta tarea y lo hagan de manera segura.

Un ejemplo de esto es incluir en el baño un escalón para ayudar a los más pequeños a hacer sus actividades por si mismos. Un banco antiderrapante y super resistente con colores llamativos es una excelente opción para dar independencia a los niños cuando aún son muy pequeños. Es super importante que sea un banco o escalón apropiado para esta función y que cuente con características antiderrapantes, que tenga una medida apropiada, no sea muy alto, que tenga estabilidad y que esté diseñado para cumplir esta función. De esta forma evitaremos accidentes y podremos estar tranquilos de que nadie sufrirá caídas o golpes por un mal uso.

Dentro de la tina o dentro de la regadera, es fundamental considerar la seguridad de los niños ya que son espacios resbalosos donde los juegos pueden volverse peligrosos y ocasionar alguna caída. Para prevenir este tipo de accidentes, una agarradera para baño es de mucha ayuda. Recomendamos utilizar una agarradera con ventosas ya que su colocación es muy simple y puede removerse si así se desea.

Otra forma de prevenir resbalones dentro de la tina o regadera es colocar adhesivos antiderrapantes. Existen de muchas formas y colores y su instalación es fácil y muy rápida. Este tipo de adhesivos pueden ser totalmente coloridos y divertidos para que los niños se sientan a gusto.

Iluminación de baños para niños

Los baños para niños, así como para cualquier persona de la casa deben tener una iluminación adecuada. Es muy importante que la visibilidad sea la correcta y que las lámparas sean adecuadas para colocarse dentro de un espacio húmedo como es un baño.

Debemos utilizar siempre lámparas que soporten el vapor de agua, que iluminen con la cantidad de luz correcta y estén protegidas contra descargas o cortos.

Los baños para niños son una excelente opción para que la hora del baño sea una hora de diversión, los pequeños de la casa aprendan a desarrollarse de manera independiente y segura y nosotros disfrutemos de verlos crecer con total tranquilidad.

Déjanos tu comentario