Ordena fácilmente tu clóset con estos prácticos organizadores

 

Cualquiera quiere un armario rebosante de ropa con prendas especiales para cada ocasión y con las combinaciones perfectas para cada día de la semana, ocasiones especiales o informales y hasta para hacer deportes.

Sin embargo, con dicha cantidad de prendas, sería difícil mantener el orden. Una de las áreas de la casa que más organización requiere es el clóset, que, aunque no lo tengamos lleno de las prendas y accesorios que queremos, es fácil que esté desordenado por la falta de tiempo que tenemos para arreglarlo con la rutina.

Si tenemos un clóset desordenado es muy difícil vestirse en las mañanas. Por un lado, nunca vamos a encontrar lo que deseamos ponernos y por otro nunca vamos a saber todas las maneras en las que podemos combinar nuestra ropa y accesorios. La organización es clave, más aún si el espacio es pequeño y necesitas ver lo que tienes.

La organización de nuestro clóset hace que la rutina sea más simple y eficiente. Me pregunto, ¿cuántas veces has pensado que no tienes nada que ponerte? o que por la prisa de la mañana no encuentras esa camisa que luciría increíble con esos pantalones.

Esas frustraciones seguramente no se deben a la falta de prendas y accesorios, sino a la falta de organización de nuestro armario, pues es muy fácil encontrar qué ponerse para situaciones comunes o encontrar las prendas específicas que buscamos.

El tamaño del clóset no debe ser una limitante para el orden pues no es necesario tener un guardarropa gigante para mantenerlo acomodado, sólo es cuestión de saber organizarlo y aprovechar todo el espacio posible.

Olvidémonos del desorden y reorganicemos el clóset. Para lograrlo, tengo las soluciones perfectas para almacenar cualquier cosa que quepa dentro del guardarropa, que además tenga todo el estilo que buscas y que se adaptará a cualquier hogar.

Se trata de un organizador de clóset, hay de todo tipo y nos ayudarán a darle orden y sentido a nuestra organización. Te sorprenderá la cantidad de espacio que puedes ahorrar con las soluciones adecuadas sin sacrificar el estilo y gastando poco dinero.

Colgar los zapatos, para acomodarlos

Los zapatos son una de nuestras prendas más difíciles de acomodar, pues no las podemos usar siempre o no combinan con nuestras actividades. Por ejemplo, por más que sea cómodo usar tenis, es difícil llevarlos a un día de oficina cualquiera, por lo que seguramente se quedarán en casa.

Para que no se amontonen con los otros zapatos que no pudieron ir a trabajar, existe un organizador para puerta que cuenta con 20 espacios, es decir, para 10 pares de zapatos, y que se cuelga en la puerta ahorrando el espacio. Es de color café, por lo que cumple con ser discreto y elegante al mismo tiempo.

Los materiales y la textura de este organizador de zapatos hacen que sea tanto duradero como agradable al tacto. Te recomiendo colgarlo detrás de una puerta, pero su versatilidad permite que pueda ser colgado en la pared.

El espacio bajo la cama

Si, por otro lado, tienes muchos zapatos o el espacio detrás de la puerta está ocupado, tengo una solución simple que puedes combinar a la perfección con el organizador para puerta que te mencioné antes y que implica usar el espacio debajo de la cama.

Para aprovechar al máximo el lugar bajo la cama, una zapatera que se guarde ahí es la solución. Cuenta con 12 espacios para acomodar hasta 6 pares de calzados. Para evitar que se ensucien, incluye una tela transparente con un cierre para protegerlos del polvo, sin perder la posibilidad de escogerlos antes de abrir la cremallera.

Esta zapatera que se acomoda bajo la cama es de color café, por lo que es sobria y atractiva a la vez. Además, los materiales aseguran amplia durabilidad.

Generar espacio extra

Aunque los zapatos ocupan mucho espacio, no son las únicas prendas o accesorios a las que es difícil encontrarles acomodo. Es común que nuestra ropa comparta lugar dentro del armario con muchas otras cosas como sábanas, cobijas o accesorios.

Pero ¿qué pasa si son muchos los tipos de cosas que tenemos que guardar dentro del clóset? Nuestro guardarropa seguro colapsaría, sin mencionar lo difícil que será encontrar accesorios en particular de forma rápida.

La solución a este problema la encontramos en organizadores ajustables, que ofrecen sistemas para hacer prácticas configuraciones de espacios a través de paredes móviles que permiten hacer espacio para diferentes tipos de cosas.

Es posible hacer hasta 16 espacios en los que puedes guardar lo que sea o usar la configuración básica de 4 paredes. Las combinaciones te permitirán hacer espacios sencillos de acomodar y que pueden hacer espacio para combinar entre los objetos más voluminosos, así como accesorios como bufandas.

Una solución como esta permite encontrar espacio suficiente para acomodarla pues sólo mide 30 centímetros de ancho por 30 de largo y 10 de alto, y además tener la facilidad de encontrar todo tipo de cosas. Es de color café, por lo que es muy difícil que desentone con los otros elementos de decoración.

Pensar tridimensionalmente

Cuando quiero acomodar todo a la perfección, es muy común que piense en los espacios que no se están aprovechando y que se llenan de “aire”. Esos son lugares claves a los que encontrarles ocupación puede ser un dolor de cabeza.

Dentro del clóset, existe un espacio que puedes aprovechar, sólo te recomiendo pensar tridimensionalmente. Generalmente, cualquier armario tiene un tubo de metal o de madera del cual colgamos pantalones, suéteres, chamarras, abrigos, camisas o blusas. El espacio que queda desde ahí hasta el piso se desaprovecha totalmente.

Si cuelgas del tubo o madero un organizador de 6 niveles, puedes aprovechar al máximo el espacio dentro del clóset. Esta solución incluye amplias gavetas que sirven para acomodar todo tipo de ropa doblada, toallas, sábanas, zapatos o lo que sea. Las posibilidades son infinitas y aprovecharás esos espacios que normalmente no se usan.

Organizar al máximo

Finalmente, una de las esencias de la organización radica en separar la ropa eficientemente. Un cesto con tapa nos ayudará a distinguir rápidamente la ropa que tenemos que lavar de la que podemos volver a colgar.

Si el cesto es además flexible, tiene agarraderas para transportarlo con facilidad y tiene un tamaño práctico, el acomodo del clóset se vuelve algo muy fácil de lograr, pues se eficiente muchísimo el proceso de selección antes de la limpieza general.

Al ser de color gris, se vuelve neutro, contribuyendo a que tu guardarropa no pierda el estilo que hemos logrado con los otros consejos.

Organizar para ahorrar

Todos estos consejos servirán a la larga pues serán un ahorro importante, ya que el no encontrar a primera vista ciertas prendas, provoca que sea más común el uso de otras que sí. Esto provoca una corta rotación de vestimenta en algunas prendas y un muy básico aprovechamiento de tu ropa en general. El problema es que se desgasta la ropa y compras más seguido prendas que podrían tener un ciclo de vida más largo.

Un organizador de clóset ayudará, no solamente para que todas las mañanas armes tus looks en segundos, sino para que no gastes de más en cosas que no necesitas y compres lo que sí quieres sumar. Como ves organizar el clóset es muy sencillo. No olvides que cada vez que saques algo, lo debes guardar de nuevo en el mismo lugar, de forma que no regrese poco a poco el desorden.

Es momento de poner manos a la obra y arreglar tu clóset. En tu tienda The Home Depot más cercana, encontrarás fácilmente todos los productos que mencionamos para tener el armario impecable.

Déjanos tu comentario