Los mejores clósets modernos para espacios pequeños

A veces nos cuesta trabajo determinar si nuestros espacios se están haciendo más pequeños, o si cada vez tenemos más cosas que guardar. Lo cierto es que con el paso del tiempo solemos acumular cosas que luego tenemos que ordenar, por lo que necesitaremos aprovechar cada rincón de nuestra habitación. Y qué mejor forma de hacerlo que a través de clósets modernos que simplifiquen esa tarea.

En el mercado existe una gran variedad de modelos que pueden ajustarse a nuestras necesidades. Los puedes encontrar en distintos tamaños, materiales y colores, por lo que hasta podemos ser creativos e integrarlos perfectamente en la habitación para lograr un toque personalizado, funcional y estético, sea cual sea nuestro estilo de decoración. Lo ideal es que sean versátiles y adaptables para no desaprovechar ningún centímetro cuadrado de nuestro hogar. 

Cuando el espacio es pequeño

Cuando necesitamos guardar muchas cosas en la misma habitación como ropa, zapatos, prendas y otros artículos personales, el reto consiste en mantenerlo todo organizado y al alcance. “Un lugar para cada cosa y cada cosa en su lugar”. Sin embargo, no podemos engañarnos, el ajetreado ritmo de vida a veces no nos permite mantener el nivel de orden que desearíamos tener.

Los clósets modernos pueden ayudarnos a explotar al máximo la capacidad de una habitación, creando cajones, compartimientos aéreos, inferiores y colgaderos, que nos permiten aprovechar espacios que de otra forma desperdiciaríamos, sin sacrificar la parte visual. Además, éstos contribuyen con la limpieza de nuestro hogar y pueden ensamblarse a la medida del espacio que tengamos disponible (por más pequeño que sea).

 Los siguientes modelos de clóset son perfectos para abarcar superficies pequeñas ya que no solo están elaborados con los mejores materiales como melamina texturizada de alta resistencia, tubos de aluminio e interiores de cajón tipo lino; sino que también tienen un diseño bicolor único y sus medidas son ideales para espacios reducidos: 120cm de ancho (con capacidad ajustable de hasta 240 cm) x 210 cm de altura, con una profundidad de 40 cm. 

¡Si necesitas cubrir un espacio de 1.20 m hasta 2.40 metros estos clósets están hechos a la medida para ti! No obstante, los distintos modelos tienen características únicas para que encuentres el que mejor se adecue a tus necesidades según su funcionalidad y sus materiales.

1. Clóset Premium Nogal

Este modelo elaborado con madera fina nos ofrece la ventaja de contar con 2 cajones de gran capacidad, los cuáles son muy útiles para guardar desde calcetines y ropa interior hasta camisetas o sudaderas. Sus corredoras de extensión total lo hacen muy práctico y funcional. Además, incluye una zapatera en la que puedes guardar hasta 9 pares, lo que supone una gran ventaja pues evitaremos tener los zapatos regadas por toda la habitación.

Sus tres resistentes tubos de aluminio permiten colocar percheros y colgar un buen número de prendas. Uno de ellos se encuentra ubicado en la parte derecha, destinado especialmente para colgar vestidos, camisas o trajes enteros. También contiene entrepaños en la parte superior a fin de almacenar no solo prendas de vestir sino cestas, cajas y otros objetos.

2. Clóset Premium Gris

Su atractivo color gris nórdico encaja y agrega valor a cualquier estilo de decoración. Este cómodo clóset contiene una zapatera en la que se pueden almacenar 9 pares de zapatos, pero a diferencia del Premium Nogal, esta es cubierta. 

Asimismo, podemos instalarlo en una esquina, dividirlo en dos o más secciones, armarlo y desarmarlo cuando nos cansemos de una configuración y trasladarlo fácilmente de una habitación a otra. Tiene un peso de 50 kilos. Sus materiales nos ofrecen durabilidad, calidad y muy buena resistencia al peso.

3. Clóset Versatile Gris

Gracias a sus puertas de seguridad, este modelo nos brinda la privacidad que necesitamos. Esto es especialmente importante cuando no deseamos que nuestros artículos y prendas estén a la vista de los demás o simplemente no queremos que otras personas tengan acceso a este lugar tan personal.

Cuenta con tres tubos para colgar ropa, los cuales podemos incrustar a la altura que deseemos y en las secciones que consideremos aptas para la habitación. Este clóset es modesto, sencillo y perfecto para un espacio pequeño.

4. Clóset Versatile Nogal

El Clóset Versatile Nogal tiene las características tradicionales de la línea bicolor: 2 cajones de gran capacidad, puertas de seguridad e interiores de lino, dos entrepaños superiores y tres tubos para colgar ropa. Siempre podemos ser creativos con estos modelos y añadir elementos para hacerlos más funcionales y atractivos.

Muchos clósets vienen con distintos tipos de puertas ya sean plegables o batientes, lo que supone que hay que tomar en cuenta la medida y el espacio a la hora de abrirlas. La ventaja de esta línea es que todos los modelos son totalmente abiertos de modo que no tendremos que preocuparnos por el espacio que se necesite para abrirlos.

En cuanto al color, la madera de nogal tiene un tono clásico que podemos combinar fácilmente con cualquier tipo de decoración que haya en la habitación, ya que, aunque se cambie la pintura de la habitación siempre combinará de manera armoniosa con este modelo.

5. Clóset Clásico Gris 

Es una excelente opción para quienes viven o duermen solos, pues dispone de un solo cajón de gran capacidad, y a diferencia de los modelos anteriores cuenta con 2 entrepaños superiores y 1 inferior. A este modelo también podemos incorporarle otros cajones si nuestras circunstancias así lo requieren.

 Su interior está elaborado con interiores tipo lino y sus tres tubos de aluminio para colgar suponen un peso total de 44kg. Con un clóset como este podemos lograr que la habitación se vea cómoda y acogedora, y evitaremos dejar las cosas regadas por falta de espacio en la habitación.

Cómo cuidar tu clóset

Uno de los principales factores que debemos tener presentes a la hora de mantener un armario en buen estado es la humedad. Debemos cuidar que no existan filtraciones en las paredes o el techo que puedan mojar nuestro clóset y nuestras prendas. El desagradable olor a humedad podría impregnarse en ellas y generar desgaste y moho.

Para combatir este problema es necesario que tomemos ciertas medidas. Por ejemplo, podemos utilizar pintura contra la humedad en las paredes que rodean el clóset, y evitar a toda costa guardar nuestra ropa, sábanas o cubrecamas mojados, solo hacerlo cuando estén bien secos y planchados (si es posible).

Si elegimos un modelo con puertas, podríamos abrirlas cada cierto tiempo para mantenerlo ventilado, de este modo evitaremos ese olor a guardado característico de los roperos antiguos. También es necesario que nos deshagamos de aquellas viejas prendas, zapatos, bolsos y otros accesorios que ya no utilizamos.

La ventaja en el mantenimiento de estos modelos modernos es que cuando sea necesario desensamblar todo, sea para reubicarlos, pintar la habitación o simplemente reorganizarlos, no tendremos que hacer mucho esfuerzo ni correremos el riesgo de dañarlos.

Contar con clósets modernos nos ofrece muchas ventajas funcionales y nos ayuda en la difícil tarea de mantener todo en su lugar. Es necesario que planifiquemos la ubicación de cada grupo de accesorios y prendas, y que establezcamos un lugar para cada cosa. Será mucho más fácil encontrar lo que necesitemos (aunque estemos apurados) y lograremos que se vea bien en todo momento.

Déjanos tu comentario