Dudas frecuentes sobre secadoras

Cuando pensamos en renovar el hogar adquiriendo lo último en electrodomésticos, no solo aseguramos productos novedosos sino también obtenemos una gran ayuda para el quehacer diario. Si el objetivo es comprar una nueva secadora, es importante tener en cuenta las diversas dudas frecuentes de secadoras que podrían ayudar a inclinarse por un modelo en específico.

Las secadoras más modernas están en un punto donde los ruidos y achaques de modelos viejos quedaron en el pasado.  Ahora son silenciosas, rápidas y tienen la capacidad de soportar cargas grandes. Ayudan a optimizar espacios porque no se necesita ocupar un lugar en el tendedero para secar, inclusive podríamos prescindir de uno, lo cual es una gran noticia para dueños de departamentos o casas pequeñas.

Con este artículo podremos ayudarte con todo lo relacionado a las secadoras de ropa, desde informar sobre los tipos que hay en el mercado, su funcionamiento, mitos, ventajas y consejos para resolver las dudas frecuentes de secadoras.

Diferentes tipos de secadoras

Antes de hacerse con una nueva secadora, es vital conocer las opciones de los fabricantes, más allá de su precio o diseño. Con ello se asegura realizar una compra inteligente, en que saber cada característica puede marcar la diferencia al utilizar el nuevo electrodoméstico.

Secadoras de evacuación

Este tipo de secadoras utiliza un sistema de desagüe donde participan tubos, filtros de aire y resistencias eléctricas. Toman aire del ambiente, lo pasan por los filtros dirigiendo su camino hacia las resistencias, las cuales son encargadas de calentar el aire y sacarlo posteriormente por el tubo de desagüe, así que este debe ubicarse en una ventana o en algún espacio para que pueda salir sin problemas.

Secadoras de condensación

Un poco más avanzadas en el uso de tecnologías de vapor, las secadoras de condensación funcionan igual a las de evacuación con la diferencia de cambiar parte del proceso al final. Es decir, después de pasar por las resistencias que calientan el aire para difundirlo entre la ropa, se va hacía un ventilador para comenzar a condensar y extraer el aire húmedo en forma de agua. Este aire es usado de nuevo, sin humedad, con la finalidad de aprovecharlo en otro ciclo de secado, por lo cual también se ahorra mucha energía.

Secadoras de gas

El sistema es similar al anterior tipo de secado, sin embargo, hay una diferencia en la tecnología utilizada para calentar el aire pues ya no se incluyen resistencias eléctricas. Ahora, se hace uso de bombas de calor que funcionan en forma parecida a un deshumidificador doméstico.

Básicamente, el aire en vez de transitar entre un condensador y ventilador se dirige a una bomba de calor con rumbo a un vaporizador. El aire circula varias veces, sin necesidad de volverse a calentar, donde se elimina la humedad de la ropa con temperaturas controladas, lo cual se traduce en un mejor cuidado de la ropa ya que otorga secados menos agresivos.

Aunque por cada ciclo de secado se toma más tiempo, su aprovechamiento se nota alargando la vida útil de las prendas. Encima, los beneficios a futuro son mayores debido al ahorro en el gasto de energía, cuidando de igual manera al medio ambiente.

Mitos

Ya describimos los 3 diversos tipos de secadoras: evacuación, condensación y gas. Independientemente de las diferencias en costo o características, no hay duda que el secado por gas es una muy buena opción. Mencionamos parte de los beneficios de utilizarlo, en seguida, vamos a desmentir los mitos más comunes.

  • Maltratan la ropa: antiguamente se pensaba que las secadoras maltrataban las prendas, acortando la vida de las telas, pero el daño provocado por el sol debido a la transmisión de rayos UV es mayor. El consejo de nuestras abuelas era colgar las camisas blancas en un día soleado para asegurar el blanco perfecto; ahora sabemos que el color blanco se transforma a un amarillo claro. Gracias al sol, los colores se pierden, se adelgaza la ropa hasta el punto de romperla o provocar pequeños hoyos.
  • Consumen demasiada energía: sí, su funcionamiento es a través de energía eléctrica, empero, el gasto es menor en comparación de la energía usada para planchar y quitar arrugas de una carga. ¿Cómo es posible esto? Al hacer uso de los sistemas configurados de secado inteligente, se reduce el consumo de energía con la automatización de los ciclos, ya sean para evitar las arrugas o calculando la humedad de la carga, de esta forma, solamente utiliza la electricidad necesaria.

Ventajas

Tomando en cuenta la información sobre los mitos de las secadoras, es justo mencionar las ventajas de utilizarlas como complemento del quehacer al lavar prendas. La mayor utilidad es el poder secar cargas de ropa grandes sin la dependencia del clima. Como beneficio adicional está la seguridad de eliminar bacterias o bichos, como ácaros, dado que existen secadoras con sistemas desinfectantes por medio del vapor. La salud de la familia siempre será un punto que cuidar, en consecuencia, si se utilizan estos electrodomésticos es casi un hecho la desinfección de las prendas.

Si bien, el cuidado de la salud es muy importante también lo es el estar presentable a todo tiempo. Las secadoras tienen una función para eliminar malos olores, como pueden ser tabaco o grasas, al mismo tiempo que permite alargar el olor de los suavizantes.

Ya se había tocado el aprovechamiento de una secadora de gas, sin embargo, otro beneficio es el acabar con arrugas y la estática en las prendas, reduciendo el tiempo de la limpieza de ropa.

Solución a problemas frecuentes

Siempre existen situaciones fuera de nuestro control, la limpieza no es la excepción y por ello queremos ayudarte con las dudas frecuentes de secadoras. Si bien, cada secadora cuenta con un manual de uso, hay algunos casos que son fáciles de resolver, a continuación, vamos a tratar los más comunes.

La ropa no sale seca

Es un caso muy seguido por un error al asignar el tipo de secado. Cuida identificar bien el tiempo, el peso acorde y si es el ciclo correcto para las prendas depositadas.

Tarda mucho el proceso

Con este problema existen muchos factores. Principalmente, puede suceder por una incorrecta clasificación de ropa pesada con ligera, lo ideal es separar estas prendas porque las telas grandes y pesadas tienen más humedad, tomando más tiempo del secado; asegúrate de colocar apropiadamente los controles de funcionamiento según el tipo de carga y no sobrecargarla.

De igual manera, hay que revisar ciertos elementos como el filtro atrapa pelusas pues se llena y puede retrasar el proceso. Otra parte por verificar es el ducto a fin de evitar obstrucciones a la ventilación.

Recuerda que el tiempo del secado depende mucho del tipo de prendas, la cantidad de agua utilizada en ellas y el tamaño de la carga. Además, utilizar una secadora eficiente en sus procesos, ayudará al ahorro de energía y agua.

Clasificar ropa

Ya se identificó el error de no revisar constantemente el filtro atrapa pelusa, aunque el clasificar la ropa sigue siendo un factor importante pues se tiene que separar según los componentes. Igualmente, verifica los bolsillos retirando papel, pañuelos, etc. Otros factores de la pelusa son la estática, los suavizantes o un proceso largo de secado.

Funcionamiento ruidoso

Los ruidos son normales, pero no deben ser muy fuertes. Debido a esto, tienes que verificar un asentamiento uniforme de la secadora o revisar bien las prendas evitando incluir objetos a la tina.

Muestra un código de advertencia y no funciona

Por seguridad, la secadora cuenta con sensores a fin de identificar problemas y ayudarte a resolverlos siguiendo las instrucciones en el display. Si continuara el problema, es necesario contactar al servicio técnico.

Requisitos y materiales de instalación

Esto depende del tipo de secadora, ya sea eléctrica o de gas, siempre debes tomar en cuenta la ubicación donde se va a instalar. El consejo es medir el espacio y hacer las conexiones adecuadas según el manual de instalación.

Finalmente, esperamos ser una guía en tus dudas e ideas para el hogar compartiendo nuestros consejos, y así puedas tomar la mejor decisión al adquirir una secadora.

 

 

Déjanos tu comentario