• Home
  • Cocina
  • Tipos de refrigeradores para cada espacio

Tipos de refrigeradores para cada espacio

Cuando se trata de refrigeradores, las opciones de hoy en día van mucho más allá de simplemente guardar los alimentos, ya existen opciones como un refrigerador con pantalla o los que incluso nos ayudan con la lista del supermercado. Gracias a diseños ergonómicos y las innovaciones tecnológicas, los refrigeradores pueden ser tan útiles como lo necesitemos e incluso un elemento más de la decoración, ya que quedan empotrados combinando con los gabinetes de nuestras cocinas.

Hay aparatos adecuados para cada hogar, solo se requiere conocer los tipos de refrigeradores que hay en el mercado y seleccionar el que mejor se ajuste a nuestros requerimientos.

¿Qué debemos considerar para elegir el refrigerador ideal?

Los diferentes tipos de refrigeradores están cada vez más equipados para facilitar nuestras vidas. Por lo que si queremos que sea realmente útil, es importante considerar algunos elementos que nos entregarán mayor comodidad.

  • Dispensador de agua y hielos en la puerta: es muy práctico, ya que nos proporciona agua y hielo para su uso inmediato. Pero es importante agregar un filtro o conectarlo a garrafones de agua purificada para hacerla apta para el consumo humano. Por otro lado, al tener esta función en el exterior, evitamos abrir innecesariamente el refrigerador, permitiéndonos ahorrar energía y mantener los alimentos frescos.
  • Acceso al almacenamiento a través de la puerta: podemos tomar bebidas y alimentos de uso frecuente sin abrir la puerta. Eso también ahorra costos de energía a largo plazo e incluso agiliza las tareas y facilita la limpieza y organización de productos.
  • Características de correcta humedad: algunos refrigeradores tienen elementos que les ayudan a mantener niveles correctos de humedad y evitan que los olores se esparzan al interior. Por ejemplo, los purificadores de aire eliminan las bacterias y las esporas de moho, mientras que los cajones para verduras ayudan a mantener los alimentos en buen estado por más tiempo.
  • Controles de temperatura: la idea es que podamos decidir qué tan frío queremos el refrigerador en ciertas áreas. Esto es útil para aquellos cajones o gavetas donde guardamos todo tipo de carne, lácteos y frutas y verduras. Además, los equipos modernos favorecen la circulación del aire, llegando a cada rincón del refrigerador.
  •  Estantes y cajones modulares: podemos reorganizar los estantes a diferentes alturas y ajustar las puertas para que quepan artículos más altos. Sin embargo, si la puerta tiene contenedores de almacenamiento especiales para huevos, leche o mantequilla, tengamos en cuenta que estos artículos están mejor en los estantes internos, donde la temperatura es más fría.

7 tipos de refrigeradores para el hogar

Como vimos, hay distintos tipos de equipamiento para los refrigeradores que vale la pena considerar, sin embargo, también hay configuraciones más generales que es necesario evaluar para elegir el modelo adecuado. Es posible que algunos prefiramos los congeladores inferiores, mientras que otros querrán un refrigerador pequeño, por lo que para tomar la mejor decisión, compartimos algunos de los equipos más populares debido a su estética y precios accesibles.

  1. Refrigeradores Top mount: son los más tradicionales y tienen la ventaja de ofrecer estantes bastante amplios. Se caracterizan por incluir el congelador en la parte superior, con una puerta independiente, para facilitar el acceso. Hay diferentes medidas de refrigeradores, pero la mayoría son estrechos y altos, por lo que habrá que medir bien nuestro espacio para garantizar su adecuada instalación.
  2. Refrigeradores Bottom mount: se distinguen por incorporar el congelador en la parte inferior, a modo de cajón, dando mayor capacidad de almacenamiento y facilitando el acceso a los alimentos de mayor uso. En cuanto a diseño, se caracterizan por ser altos y un poco más anchos que los anteriores.
  3. Refrigeradores French door: tienen dos puertas en la parte superior y un congelador debajo. A veces tienen cajones en el medio y es común encontrarlos con pantalla para monitorear la condición de los alimentos. Tienen la ventaja de que las puertas optimizan el espacio al permitir abrir solo la mitad del refrigerador, aunque su diseño suele ser más ancho y voluminoso que el resto, por lo que debemos contar con el espacio adecuado para no irrumpir en el tránsito de la cocina.
  4. Refrigeradores Dúplex: se trata de aparatos que ofrecen un buen equilibrio entre congelador y refrigerador, puesto que ambos están ubicados dentro del equipo y los espacios destinados son casi del mismo tamaño. Son más estrechos que los de puertas francesas, por lo que no es un refrigerador grande, pero sí puede ser alto.
  5. Frigobares: estos son perfectos para un dormitorio, una oficina o una cocina pequeña. Se trata de un refrigerador de pocas dimensiones, por lo que la mayoría tienen solo una cuarta parte de la capacidad de uno normal, especialmente en su zona de congelamiento. Sin embargo, son bastante versátiles si queremos ocuparlo para bebidas y botanas en un cuarto de entretenimiento.
  6. Congeladores: se trata de congeladores con mucho espacio que permiten conservar una gran cantidad de alimentos. Es muy común que este tipo de aparatos los usemos si tenemos una familia grande o incluso para un restaurante. Los hay verticales y horizontales, aunque los últimos son más usados por su capacidad de almacenamiento. Hay que contar con la superficie suficiente, pues son bastante anchos y voluminosos.
  7. Cavas para vino. Se trata de cavas eléctricas que ayudan a mantener la temperatura de los vinos y listos para servirse. La idea es poder tenerlos a la temperatura correcta. Son muy prácticos si contamos con un pequeño bar en casa o una área de entretenimiento.

Otros elementos importantes para la elección de un refrigerador

Tamaño

Los refrigeradores vienen en una amplia variedad de tamaños. Así que lo ideal es poder medir el área en donde planeamos colocarlo antes de comprarlo. Para un refrigerador grande debemos asegurarnos de que pueda pasar por los arcos de las entradas de la casa y que al momento de abrirlo no choquen las puertas. Mientras que para un refrigerador pequeño, es importante considerar que las puertas del refrigerador se abran y dejen un espacio alrededor para un flujo de aire adecuado.

Para ayudarnos a encontrar el tamaño adecuado, debemos calcular el largo, ancho y la profundidad tanto del espacio elegido como del aparato, pues así evitaremos que se luzca amontonado y que incluso la movilidad se vea interrumpida o bloqueada.

Capacidad

En cuanto a la capacidad, los fabricantes recomiendan ciertas cantidades por cada miembro de la familia. Pero si vamos al supermercado cada semana o hacemos compras al por mayor, es posible que necesitemos más espacio y, por tanto, habrá que buscar un refrigerador que cumpla con esas necesidades. Lo más común es medir la capacidad de un refrigerador por pies cúbicos, tomando en cuenta que un pie mide 30.48 cm.

Ahorro de energía

Todos los refrigeradores nuevos son mucho más eficientes que hace una década, pero debemos identificar la etiqueta de Eficiencia Energética para verificar el nivel de consumo energético anual (kWh) del aparato. Esto sirve no solo para ser lo más ecológico posible, sino para evitar los altos gastos de energía eléctrica.

Las calificaciones de consumo de energía van de la A a la G, siendo A la mejor calificación y G la peor. En la etiqueta, además, se menciona el consumo de agua en litros al año y el ruido en decibeles.

¿Necesitaremos un refrigerador inteligente?

Ciertamente podemos vivir sin uno si lo único que buscamos es que cuente con la capacidad necesaria de almacenamiento y tenga algunos complementos para hacer más práctica su función. Pero si queremos estar a la vanguardia, entonces un refrigerador con pantalla inteligente para ver fotos, escuchar música o revisar el interior del refrigerador será una buena inversión. Además, son muchas las funciones que pueden ajustarse desde el celular, por ejemplo, el clima del aparato.

¿Y la instalación?

Recordemos que no solo se trata de comprar un aparato, sino de considerar incluso que el refrigerador irá conectado a tuberías de agua y enchufes de electricidad. Por tanto, es ideal que conozcamos el área en el que colocaremos este electrodoméstico. Recuerda que no hacerlo puede entorpecer el espacio dentro de la cocina o puede requerir una instalación más costosa.

Cuando tengamos las medidas de refrigeradores y hayamos elegido el modelo más conveniente para nuestro hogar, lo siguiente es adquirirlo. En Home Depot tenemos disponibles muchos tipos de refrigeradores y contamos con la asesoría de profesionales para que escojas el que cumpla con todas tus necesidades y disfrutes de una cocina más práctica y, sobre todo, estética.

Déjanos tu comentario