• Home
  • Innovación
  • 6 ideas para ahorrar espacio en cuartos de lavado pequeños

6 ideas para ahorrar espacio en cuartos de lavado pequeños

lavasecadora

Muchos cuartos de lavado son tan pequeños como un armario. Por alguna razón este espacio que es vital dentro de la casa se ha ido reduciendo en tamaño con el paso del tiempo, pero eso no debe desalentarte, al contrario, es momento de sacar tu lado creativo para hacer que tu cuarto de lavado sea muy práctico, no importa sus dimensiones.

Ya sea que te enfrentes a la tarea de lavar ropa diario o una vez a la semana, tener un cuarto de lavado funcional te hará la vida más fácil. Por eso, en este artículo te queremos presentar 6 ingeniosas ideas para ahorrar espacio en cuartos de lavado pequeños y así puedas maximizar cada centímetro del tuyo.

Aprovecha al máximo tu espacio con estos trucos para cuartos de lavado pequeños 

Si estás buscando renovar tu cuarto de lavado, deberás ser creativo e implementar algunas ingeniosas ideas para aprovechar al máximo ese pequeño espacio que tienes.

Empecemos diciendo que el tamaño no es lo más importante cuando se trata de eficientar un cuarto de lavado. No importa si es pequeño, si utilizas bien el espacio y eres creativo con el almacenamiento y organización dentro de él, puede ser sorprendentemente efectivo.

De hecho, incluso puede llegar a funcionar mejor que cuartos de lavado mucho más grandes, pues comúnmente en ellos se desperdicia el espacio, pues no le ponen tanta atención a su diseño.

Estas son algunas de las ideas y trucos que te proponemos para sacarle provecho al espacio en tu cuarto de lavado.

#1 Ábrele tu corazón a las lavadoras y secadoras de carga frontal

Si comúnmente tienes que doblar la ropa en el comedor o en la mesa de la cocina, considera cambiar tu lavadora y secadora por unas de carga frontal. Si eres un devoto de los aparatos de carga superior, probablemente te estés preguntando “¿por qué?” y la respuesta es muy sencilla: la parte superior de los electrodomésticos de carga frontal pueden aprovecharse como espacio para doblar la ropa.

Entonces, en lugar de que ese espacio quede desperdiciado y acumulando polvo, puede convertirse en una superficie útil. Puedes incluso instalar un tablón en la parte superior de tu lavadora y secadora de carga frontal y aprovechar esa área para doblar ropa, poner el cesto con ropa sucia, organizar tus productos de lavado y hasta darle un toque bonito a tu cuarto de lavado con un florero.

Esa área que tenías ahí sin usar con tus aparatos de carga superior, automáticamente se puede aprovechar con los de carga frontal.

¿Quieres consejos para escoger los aparatos ideales para ti? Te invitamos a leer nuestro artículo Cómo elegir tu lavadora y secadora.

#2 Expande tu espacio hacia el techo

Tengas techos altos o no, asegúrate de aprovechar el espacio hacia arriba en tu cuarto de lavado. Puedes hacer dos cosas:

  1. Elevar un poco tu lavadora y secadora para dejar un espacio libre debajo de ellas y usarlo para guardar el cesto de la ropa sucia, jabones y otros productos.
  2. Apilar tu lavadora y secadora de carga frontal para que quede una sobre la otra y así despejar por completo el espacio que una de ellas ocuparía en el suelo. En esa área libre podrías poner un mueble para almacenar tus cosas para lavar, una tabla para planchar, cubetas o cualquier otra cosa que te guste guardar en tu cuarto de lavado.

El almacenamiento vertical es imprescindible en espacios pequeños. Ya sea que se trate de estantes empotrados, flotantes o simplemente estándar, asegúrate de sacar el mejor provecho ya sea arriba de tus aparatos o a sus costados.

Al pensar en ideas para guardar cosas en tu cuarto de lavado, considera una combinación de opciones de almacenamiento abiertas y cerradas. En las cerradas podrás guardar lo que menos usas o lo que es menos agradable a la vista, mientras que en las opciones abiertas puedes poner los productos que utilizas con mayor frecuencia o los que es mejor que tengas fácil acceso a ellos.

Tip de decoración: dale un toque lindo a la pared de tu cuarto de lavado con papel tapiz.

#3 Considera los centros de lavado

Si no te agrada la idea de tener una lavadora y una secadora por separado, pero sí quieres tener todo el poder que cada uno de esos aparatos le da al lavado de ropa, entonces puedes considerar hacerte de un centro de lavado.

Los centros de lavado son ideales para espacios reducidos, además de ser máquinas muy potentes que pueden llegar a soportar cargas grandes de ropa. Además, su costo puede ser menor a comprar una lavadora y una secadora por separado.

#4 Tal vez tu mejor opción sea una lavasecadora

Si no cuentas con suficiente espacio a lo ancho y tampoco hacia el techo, entonces tal vez tu mejor opción se una lavasecadora. Así como lo lees, estas máquinas combinan en un solo aparato la función de una lavadora y de una secadora.

Las lavasecadoras son una excelente opción para cuartos de lavado pequeños, además, usualmente son de carga frontal, entonces también puedes aprovechar la parte superior como lo platicamos en el primer punto.

La mayoría de las lavasecadoras soportan cargas más pequeñas que las lavadoras independientes, pero si tu familia no es muy grande o puedes organizarte para lavar en montones más reducidos, te funcionará a la perfección.

#5 Libera espacio a lado de tus aparatos

Ahora que hemos visto las diferentes opciones que tienes en cuanto a lavadoras y secadoras, es importante mencionar que si tienes un cuarto de lavado pequeño no debes desperdiciar ni un centímetro de espacio.

Si tienes un rincón estrecho para tu lavadora y secadora, probablemente las tengas centradas en él. Pero, si las empujas hacia un lado, liberarás espacio para colocar estantes o un carrito organizador donde puedes guardar todas tus botellas, jabones y demás cosas de lavado.

#6 Prueba soluciones simples

Si tienes algo de espacio libre en el piso, puedes colocar una mesita o un librero pequeño (tal vez de tus hijos) que te brinde un área para almacenar cosas abajo, al mismo tiempo de una superficie para colocar cosas sobre ella o doblar ropa.

Si tienes la tabla de planchar en tu cuarto de lavado, puedes guardarla colgándola de la puerta. También puedes instalar ganchos decorativos, toalleros o tubos de closet para colgar tus bolsas de lavado delicado o la ropa que debe secarse a la sombra. Si necesitas más espacio para poner a secar tu ropa, puedes montar un rack de secado expandible en la pared.

La idea es que seas creativo e identifiques los espacios libres que puedes aprovechar para guardar y colgar cosas. Mira con atención tu cuarto de lavado, verás que encontrarás muchas áreas de oportunidad.

Esperamos que con estas ideas, tu cuarto de lavado, por muy pequeño que sea, se convierta en un espacio funcional. La organización y creatividad pueden hacer maravillas en áreas de todos los tamaños.

Si quieres poner manos a la obra cuanto antes, recuerda que en Home Depot puedes encontrar todo lo que necesitas para reinventar y mejorar tu cuarto de lavado, así como cualquier otro espacio en tu hogar.

Es muy fácil hacer tus compras en línea y nosotros nos encargamos de llevártelas a la puerta de tu casa.

Déjanos tu comentario