Características de los mejores calentadores de agua

Contar con agua caliente en el hogar es fundamental para realizar múltiples actividades. La utilizamos para fregar los trastes, tomar un baño, lavar la ropa, hacer la limpieza, entre otras tareas, y, para ello, los calentadores de agua, son de gran ayuda. Como sabemos, estos aparatos acumulan y calientan el agua a determinada temperatura, a través de diferentes mecanismos, para que dispongamos de este recurso en todo momento del día.

Sin embargo, al querer elegir entre los mejores calentadores de agua para nuestro hogar, nos podemos dar cuenta de que existen de varios tipos, cada uno con sus propias características. Por esa razón, esta vez queremos compartir sus mejores características y los principales aspectos que se necesitan saber para tomar la decisión más conveniente a nuestras necesidades.

Tipos de calentadores de agua

Calentador de depósito

Este es, quizá, el calentador de agua más tradicional, pero no por eso menos efectivo. Tiene la cualidad de conservar el agua caliente por más tiempo y, sobre todo, en los días de mayor frío. Es útil cuando necesitamos realizar una tarea tras otra, pues tenemos a disposición toda el agua caliente que hay en el contenedor. El agua se calienta a través de un quemador que hay en la parte inferior, el cual utiliza gas natural o LP para funcionar. Si bien, tarda un poco más en aumentar la temperatura que otros equipos, tiene la ventaja de contar con un sistema piloto, que se encarga de encender el quemador, solo cuando el agua se empiece a enfriar.

Esta línea, algunas de las mejores características de los calentadores de depósito son las siguientes:

  • El flujo es constante y no hay que esperar a que se caldee, por lo que tendremos agua caliente en todo momento.
  • Necesita una presión mínima de agua para llegar a todos los servicios, así que funciona bien en cualquier llave.
  • Gracias a su funcionamiento, es capaz de llevar agua a una mayor cantidad de servicios.
  • No se pierde la temperatura del agua aún en el servicio más alejado de la casa.
  • Su capacidad puede llegar a los 76 litros o más.

Aunque está considerado dentro de los que mayor consumo de gas, no hace falta mantenerlo encendido todo el día. Será suficiente con encender el quemador por una hora (o menos) y después apagarlo. El agua permanecerá caliente por bastante tiempo, aunque si queremos asegurarnos de que siempre esté a la temperatura deseada, entonces podemos dejar activo el piloto.

También debemos considerar que ocupa un mayor espacio, por lo que requeriremos, quizá, destinar un espacio en el área del lavado, en el baño o de preferencia fuera de la casa si las dimensiones nos lo permiten.

Calentador instantáneo

Este es uno de los tipos de calentadores de agua favoritos en departamentos, pues su tamaño es más reducido y es bastante ligero. Así que podremos colocarlo en la cocina, en el baño o en el área de lavado sin que nos quite mucho espacio. Para su funcionamiento, los calentadores instantáneos utilizan gas natural o LP, o baterías para el encendido electrónico. Una vez activado, calentará el agua que pasa por la tubería, cada vez que una llave agua sea abierta.

Tomando en cuenta lo anterior, entre sus mejores características están las siguientes:

  • Hay agua caliente inmediata, lo que elimina por completo el tiempo de espera entre cada baño.
  • Aunque se mantenga encendido, el consumo de gas es menor, pues no calienta permanentemente el agua.
  • El ahorro de gas puede ser de hasta un 80%, dependiendo del modelo.
  • Hay con capacidad desde 6 hasta 24 litros, e incluso más.

Es una opción excelente si queremos agua caliente de inmediato y ahorrar en gas o electricidad. Aunque el número de servicios que puede atender es menor, máximo 3. También es importante que esté instalado a no más de 8 metros del servicio y que haya una buena presión del caudal. Por lo demás, es ideal para espacios chicos y familias reducidas.

Calentador de rápida recuperación

Los calentadores de rápida recuperación funcionan como un calentador de depósito tradicional y como un calentador instantáneo, con la diferencia de que este trabaja con un quemador de gas. Incluye un piloto que mantiene encendido el quemador, mismo que se activa únicamente cuando abrimos la llave de agua caliente. Es muy práctico para quienes quieren tener un pequeño lote de agua caliente durante más tiempo, cualidad que el calentador instantáneo no tiene.

Así, entre las mejores características que tienen los calentadores de rápida recuperación están las siguientes:

  • Incorporan un pequeño depósito de agua.
  • Su consumo de gas es menor; solo se activa el quemador cuando requerimos agua caliente, y al concluir se apaga.
  • Hay agua caliente continua y sin mucho tiempo de espera para nivelar nuevamente la temperatura del depósito.
  • Es útil y eficaz en regaderas que tienen un flujo bajo de agua.
  • No requiere de presión de agua para funcionar.

Además, al contener un depósito de dimensiones compactas también es una excelente opción para espacios reducidos. Por lo que, si tenemos uno o máximos dos servicios en casa, este modelo será altamente funcional.

Calentador eléctricos

Entre los mejores calentadores de agua también están los calentadores eléctricos. Son bastante parecidos a los calentadores de depósito, con la diferencia de que, como su nombre lo indica, utilizan energía eléctrica para funcionar.

Están conformados por un tanque de gran capacidad de agua, que al interior contiene resistencias que se encargan de elevar la temperatura. Cuando el agua alcanza la temperatura marcada, la resistencia se apaga y el depósito almacena el recurso hasta que la usemos.

Asimismo, incorpora un termostato eléctrico o piloto, que se activa automáticamente cuando el agua ha comenzado a enfriarse, por lo que dispondremos de agua caliente por más tiempo. Considerando lo anterior, entre las mejores características disponibles están las siguientes:

  • No genera emisiones contaminantes de gas.
  • Funciona con una mínima o nula presión de agua.
  • Algunos modelos son compatibles con sistemas solares.
  • Son menos riesgosos, ya que al no haber combustión, tampoco hay gases nocivos.
  • No necesita presión de agua, por lo que puede instalarse lejos de los servicios.

Si nuestra demanda de agua es grande, el único inconveniente es que habrá que esperar a que el tanque de agua vuelva a llenarse y se caliente, cuando esta se ha agotado. Por lo demás, son más prácticos y más ahorradores que los de gas y pueden abastecer más servicios, incluso hay calentadores eléctricos con una capacidad de 190 litros.

Calentador solar

Como su nombre lo dice, este tipo de calentador prescinde del gas y la electricidad, y usa la energía del sol para elevar la temperatura del agua. Para hacerlo, está conformado por un colector de gas, que capta los rayos solares y los transfiere al agua, un termotanque en donde se almacena el agua caliente, y un sistema de tuberías que transporta el agua entre colector, termotanque y los servicios.

El colector puede ser plano, estar fabricado con tubos de vidrio o tener un colector de plástico. Los más comunes para el hogar son los de tubo de vidrio, dado que pueden alcanzar temperaturas de hasta 90 °C, y minimizan las pérdidas de calor al ambiente.

Pueden funcionar por dos sistemas, flujo directo o indirecto (hidroneumático). En el primero el agua circula por los tubos, mientras que en el segundo el calor evapora un fluido almacenado en los tubos, el cual transmite su energía al condensarse hacia el termotanque. Así, a través de una punta de cobre se calienta el agua.

Ahora, entre sus mejores cualidades también se encuentran las siguientes:

  • No contamina, ya que no usa recursos no renovables ni procesos industriales para transformarlos en energía.
  • La energía es infinita, y dado que en México la temperatura es mayormente cálida, habrá recurso suficiente para mantener caliente el agua.
  • No ocupan mucho espacio, es suficiente con tenerlo en la azotea o algún otro lugar donde el sol pegue directamente durante el día.

Características adicionales de los mejores calentadores

Así como cada tipo de calentador de agua tiene sus propias características, hay algunos factores adicionales que podríamos considerar para obtener un mejor funcionamiento:

  • Tecnología para mayor eficiencia energética.
  • Sistema de seguridad por sobrecalentamiento.
  • Quemadores silenciosos de acero inoxidable.
  • Funcionamiento con alta y baja presión para facilitar la adaptación en cualquier hogar.
  • Conectividad a Internet para personalizar aún más el baño.
  • Diseños más durables y con resistencia a la corrosión.
  • Recuperación de agua caliente en menos tiempos.

Conocer los mejores calentadores de agua que hay para el hogar, es fundamental para elegir el más adecuado a nuestras necesidades. Solo queda revisar la capacidad de almacenamiento, la potencia de calentamiento, las dimensiones disponibles, el número de integrantes y servicios, y la calidad de presión de agua, pues así garantizamos un funcionamiento más preciso y eficiente.

Déjanos tu comentario