Tipos de calefactores para tu casa

No importa dónde vivamos, es muy probable que necesitemos algún tipo de calefacción o enfriamiento para mantener nuestro hogar cómodo durante las distintas estaciones del año.

Por supuesto, no todas las regiones requieren del mismo tipo de sistemas de calefacción. Por ejemplo, el calor del gas natural o del propano es preferido en algunos lugares con más frío y los de accionamiento eléctrico pueden ser opciones más utilizadas en zonas más cálidas.

¿Cómo funciona la calefacción de nuestro hogar?

Un punto muy importante a considerar, es que ahorraremos más dinero si comprendemos cómo usar la energía a nuestro favor, por ello conocer los diferentes tipos de calefactores para nuestro hogar será de mucha utilidad para saber reconocer la mejor alternativa al momento de comprar uno.

Calefactores: los de aire y los de radiación

Se debe tomar en cuenta que hay 2 tipos de calefactores que en general son los más utilizados. A continuación revisaremos sus principales características de acuerdo con su funcionamiento:

Calefactores de aire

Los sistemas de aire utilizan un soplador para introducir aire caliente en el sistema y que circule por toda la casa. Pueden ser ruidosos y requieren cambios de filtros de manera rutinaria para que funcionen bien. Pero debido a que calientan muy bien el aire, tienden a calentar de manera eficaz.

Estos calefactores para casa son muy comunes en regiones en las que hace mucho frío y se pueden adaptar para dar servicio a más de una vivienda, como en el caso de los edificios de departamentos con calefacción central.

Calefactores a radiación

Por otro lado, los sistemas de radiación se basan en el principio termodinámico de la convección. Es decir, que calientan el aire que se encuentra cerca de ellos emitiendo calor y reemplazado el aire frío dentro de la casa poco a poco. Es un principio muy similar al de las chimeneas.

Debido a que estos sistemas de calefactores para casa funcionan de forma pasiva, tienden a aumentar la temperatura de las habitaciones en las que se encuentren para después expandirlo poco a poco en el resto del hogar. Sin embargo, la mayoría son económicos de comprar, instalar y mantener por lo que en ocasiones podemos considerar tener más de uno.

En relación con los sistemas de radiación, estos funcionan en silencio y no lanzan ráfagas de aire caliente. Sin embargo, los calefactores a gas tienden a funcionar de manera más lenta para calentar una habitación en comparación con los sistemas de aire. Esto se debe en gran parte al hecho de que dependen de la convección para aumentar la temperatura del aire.

Tipos de calefactores para casa

Al momento de definir el tipo de calefactor para el hogar, se debe tomar en cuenta la importancia de que nuestra casa se encuentre muy bien sellada y aislada. Además, una exposición adecuada permite que entre suficiente luz por las ventanas, lo cual puede ser una ayuda para calentar nuestra vivienda durante los meses más fríos.

  • Existen sistemas basados ​​en calderas que utilizan agua caliente y radiadores eléctricos para aumentar la temperatura del ambiente, sin embargo, estos pueden traer un alto consumo de electricidad. En estos sistemas, se encienden resistencias para aumentar la temperatura del agua (u otro líquido) que está dentro del mismo aparato para calentarlo.
  • Por otro lado, existen calentadores de pared para gas licuado de petróleo y para gas natural. La diferencia entre ambos es el área máxima que logra cubrir. Por ejemplo, el de LP, ayuda a subir la temperatura de 70 metros cuadrados, mientras que el área del de gas natural tiende a ser menor. Ambos tienen quemadores infrarrojos de 5 placas y tienen varios niveles de potencia.
  • Es posible encontrar otros de quemadores de pared y piso gas de llama azul, hay calefactores de este tipo que pueden calentar áreas de 70 metros cuadrados mientras que otros llegan a 40 metros cuadrados, cuentan con termostato automático y 2 niveles de potencia. Este tipo de calefactores son fijos y se pueden montar al piso o la pared de nuestro hogar.
  • Junto con aquellas opciones, tenemos los calefactores a gas portátiles. Ellos se benefician de tanques de gas LP y pueden tener quemadores infrarrojos, con un área de cobertura de 30 metros cuadrados, y están los de llama azul, con las mismas características de cobertura. Ambos tienen regulador de potencia.
  • También se pueden encontrar los calefactores para casa eléctricos. Son de piso y entregan la posibilidad de variar su potencia. En muchos casos tienen un área de cobertura que puede llegar alrededor de los 35 metro cuadrados. En este tipo de calefactores el costo de su uso dependerá mucho de las tarifas eléctricas que sean aplicables.
  • Por último, también es posible encontrar alternativas en calefactores de gas especiales para exterior. Por ejemplo, este modelo de Commercial Electric funciona a gas propano y tiene un área de cobertura de alrededor de 10 metros cuadrados, siendo ideal para nuestro patio durante los meses en que la temperatura baja más.

Mantenimiento de sistemas radiantes

En comparación con los sistemas de aire, los sistemas radiantes son mucho más fáciles y generalmente más baratos de mantener. Una inspección y puesta a punto anual suele ser el principal costo de mantenimiento asociado con los sistemas de calefactores de este tipo para casa.

Una recomendación es estar al pendiente de este tipo de aparatos para evitar que puedan tener una avería durante el tiempo que dure la garantía que los fabricantes suelen ofrecer durante un tiempo determinado desde el momento en que se compra un producto.

Antes de comprar un calefactor de gas

Recuerda que no solo se trata de la compra de los calefactores para casa a gas, sino que lo relacionado con la instalación es importante, sobre todo cuando se trata de los calefactores a gas de pared y piso. Además, se hace muy necesario que conozcamos con certeza el espacio en el que colocaremos el aparato antes de tomar una decisión de compra. Recuerda que un cambio de lugar requiere de una nueva instalación que puede llegar a ser costosa.

Lo recomendable es que siempre busquemos calefactores para casa que se adapten al tipo de combustible al que tengamos acceso, puesto que por funcionamiento, si tienes gas natural o licuado de petróleo, requerimos diferentes tipos de aparatos.

Por último, no olvides que los calefactores para casa portátiles requieren de una zona despejada alrededor para evitar accidentes, ya que hay ciertos elementos caseros que pueden ser inflamables, y siempre se deberán tomar todas las precauciones necesarias al utilizar un calefactor de gas.

Cuando ya hayamos elegido alguno de los calefactores para casa ideales para nuestro hogar y nuestras necesidades, lo siguiente es adquirirlo. En Home Depot es posible encontrar una gran variedad de calefactores a gas para el hogar y recibir información detallada de los diferentes productos de esta categoría.

Déjanos tu comentario