Cómo preparar tu hogar para el invierno

Si no queremos llevarnos sorpresas y aún no sabemos cómo preparar tu hogar para el invierno, las siguientes recomendaciones pueden ayudar a ganarle la carrera al frío en esta temporada.

El invierno está por llegar, una época que puede dividirse entre quienes prefieren sentir frío y los amantes del verano. Sin importar el bando, siempre es necesario cuidar nuestro patrimonio mediante medidas de prevención en todos los componentes de la casa, pues en esa temporada la temperatura comienza a bajar en extremo, además los días se hacen más cortos dando paso a largas noches frías.

Un cambio extremo en el clima es factor de averías en paredes, tuberías, pintura, ventanas, azotea, techos, etc. Por ello, no podemos dejar de aplicarle el mantenimiento correcto a la vivienda. Los principales métodos deberían ser el tratar las tuberías, hacer los recubrimientos a las paredes y eliminar la humedad de las habitaciones.

Sellador de pisos y paredes

El sellador es un producto pensado para anticiparse a cualquier reparación en las paredes o prolongar la vida útil de pisos. Su aplicación debe hacerse antes de la pintura u otro tipo de decorador, aunque existen algunos que pueden agregarse después de pintar. Esta sustancia se utiliza como parte de una medida de protección ante agentes externos, desde gas, aire,  ruido, polvo, humo, fuego, frío o contaminantes en la superficie.

Beneficios del sellador

Cuando se agrega esta protección, construimos una barrera impermeable que impide la entrada o salida de todo tipo de sustancias y materiales. En definitiva, es un auxiliar del impermeabilizante pues, aunque no lo sustituye, funciona como un complemento para evitar los daños del agua, el moho, etc.

Además, revitaliza el recubrimiento de la pintura. Este producto es apto para rellenar por completo pequeños huecos, espacios o cavidades de las superficies; permitiendo una perfecta distribución de la pintura, mejorando su rendimiento.

Otra gran ventaja de aplicar sellador pensando en las mejoras para el hogar, es la capacidad de resistencia con la que cuenta, ya que, puede aguantar condiciones ambientales adversas como cambios en la temperatura, humedad, agentes químicos, entre otros. De igual manera, funciona como un aislante térmico que nos ayudará a pasar noches más cálidas en el hogar durante el invierno.

Utiliza un impermeabilizante

Los productos impermeabilizantes están hechos exclusivamente para mantener sellada la construcción de la vivienda. Ya se mencionaba que funcionan parecido a los selladores, pero sin hacer caso de las diferencias, el utilizar los dos elementos nos asegura una casa protegida correctamente ante cualquier eventualidad ambiental.

Actúa directamente contra goteras, evitando el paso del agua y humedad. Este tipo de filtraciones desde el techo siempre son comunes donde, a la larga, provocan daños irreparables a la estética del hogar, los muebles, las fachadas o cubiertas, e incluso, daños a nuestra salud a causa de hongos que aparecen en las estructuras.

Utilizar un impermeabilizante en toda la fachada garantiza mantener los cimientos más fuertes, en un ambiente cómodo, saludable y libre de agentes infecciosos.

En esta gama de productos existen varios tipos de impermeabilizantes, con diferentes fórmulas, consistencias y aplicaciones. Algunos sirven para superficies normales, en terrazas, techos, paredes u otros más sofisticados incluyen polímeros, químicos o fibras más resistentes.

Hay algunos llamados membranas líquidas las cuales son parecidas a un tipo de plástico flexible, delgado, para cubrir la zona ante el clima. Incluso algunas se utilizan en combinación de un impermeabilizante. Aunque también tenemos el impermeabilizante de tipo asfáltico, el cual se puede aplicar solo y ayuda a evitar goteras o filtraciones.

La recomendación es actuar a manera de prevención, cuando las goteras o daños severos aún no aparezcan. Recuerda que este proceso debe llevarse regularmente, hay productos con durabilidad de 3 años, otros de cada año. En este sentido, no basta con usar el impermeabilizante solo una vez, por ello, en la etiqueta del revestimiento vienen las instrucciones y el tiempo en el que es necesario volver a aplicarse.

Elimina la humedad con un deshumidificador 

Contrario a las creencias, la humedad no siempre es ocasionada por la lluvia. Existen de diferentes tipos, que además pueden causar severos problemas al hogar. Las filtraciones de agentes provenientes del exterior, ya sea brisa, aire húmedo o calor, afectan aún más a los componentes de la vivienda.

¿Qué daños causa la humedad?

Principalmente, la humedad es responsable de descomponer las bases estructurales de madera y acabados, esto incluye corrosión de metales en cualquier elemento de la casa. Produce hinchazón en las placas de yeso, forma burbujas en la pintura, deteriora los muebles en el hogar, entre otros contratiempos.

Por si no fuera suficiente, tener un exceso de humedad puede ser peligroso para la salud de personas con problemas respiratorios y gente de edad avanzada. Gracias a un deshumidificador con tecnología antibacterial pueden evitarse estas enfermedades, mejorando incluso la calidad de vida de quienes habiten una casa.

Este aparato funciona como un climatizador con el objetivo de eliminar el aire húmedo por medio de la condensación, donde posteriormente se deposita el agua del aire en un contenedor interior y, finalmente, sale por otro conducto con una temperatura caliente.

Controlar el nivel de humedad en el aire ayuda a conseguir ambientes más confortables. En verano baja el calor en zonas costeras o calientes por naturaleza, con el invierno hace lo mismo reduciendo el frío. Lo mejor es el poder modificar olores pues también se elimina ese potente aroma a húmedo.

A causa de lo anterior, es recomendable comprar un deshumidificador para eliminar el exceso de humedad en las habitaciones o espacios comunes. Existen algunos con reinicio automático, con la capacidad de absorber una gran cantidad de litros al día, ahorradores de energía o de diferentes velocidades, empero, lo vital es que cuenten con un filtro antibacterial.

Aísla las tuberías del frío 

Quizás en México no llegamos a temperaturas extremas de menos 15 grados centígrados, no obstante, hay zonas del país donde el frío alcanza niveles muy bajos. Con todo eso, debemos cuidar las tuberías a fin de evitar su congelamiento y posible fractura.

Las instalaciones del exterior son las que pueden verse más afectadas ante el frío, debido a esto, es aconsejable vaciar las tuberías que no van a usarse durante esa temporada. Sin agua dentro de ellas, es menos probable su vencimiento.

Por el contrario, si necesitamos hacer uso de esas tuberías, es importante cubrirlas con material aislante de tipo hule espuma, este se puede encontrar en diversos tamaños y tiene la facilidad de manejarse sin problemas.

Es momento de revitalizar el hogar con las diferentes opciones para cuidar nuestra casa y dejarla lista frente a los daños ocasionados por climas fríos. Hay que recordar que el fin de año viene acompañado de temperaturas bajas, y tomar las medidas correspondientes con todas las recomendaciones sobre cómo preparar tu hogar para el invierno no solo le dará una mejor calidad a tu hogar, sino también alargará la vida de la estructura en general.

Todos los gastos que puedan generarse deben considerarse como una inversión útil, pues es la forma de prevenir molestias y gastos en el futuro.

 

 

Déjanos tu comentario