Variedad de pinos de Navidad

Para muchos de nosotros los pinos de Navidad es el centro de decoración del hogar. Por este motivo, dedicamos tiempo para la elección de los accesorios y su posterior colocación. Sin embargo, conseguir un diseño único no depende solo de los colores y el estilo de los adornos, sino también de la selección del pino.

Hoy en día, existe variedad de árboles de Navidad, por lo que es importante evaluar sus características para elegir el que mejor se adapte a nuestros espacios.

¿Qué considerar antes de poner los pinos de Navidad?

Tamaño de la habitación

Antes de elegir el árbol de Navidad debemos definir el lugar donde lo pondremos. Esto es importante, ya que debemos considerar la altura del techo y la distribución de los muebles, así como lo ancho de la puerta por la que tendremos que pasar.

Transporte del árbol

Otro aspecto que considerar antes de elegir un árbol es el transporte. Lo recomendable es que no sea muy grande para que quepa al interior del automóvil o lo podamos envolver y amarrar en el techo.

Natural o artificial

La elección de un pino de navidad natural o artificial dependerá del tiempo que tengamos para darle mantenimiento. Los árboles naturales requieren de algunos cuidados para sobrevivir el mayor tiempo posible. Por ejemplo, requieren de una base donde podamos ponerles agua, luz natural, que estén protegidos de las temperaturas extremas, y más.

Por el contrario, un árbol artificial nos permite colocarlo al interior como al exterior de nuestra casa, y guardarlo para las próximas navidades. Solo hay que cuidar que sus ramas no se doblen mucho y conservará un buen estado.

Variedad de árboles de Navidad

Pino alto y estilizado

Si el lugar que hemos elegido para nuestro árbol tiene el techo alto, este modelo es una excelente opción. Se caracteriza por tener altura, pero de los costados no es tan amplio, por lo que es ideal para espacios angostos o estrechos. Puede caber en una esquina o entre dos muebles.

En cuanto a la decoración, lo recomendable es añadir colgantes alargados y esferas grandes para dar mayor volumen. Para esto último también podemos añadir mallas o listones navideños, moños, follaje en forma de flor, y algunas guirnaldas sencillas. La colección que mejor le va es Majestic, pues le dará un estilo elegante y estilizado.

Pino robusto

Ahora bien, si preferimos los pinos grandes y tupidos, los robustos son una buena alternativa. Su tamaño nos permite jugar con muchos elementos, por lo que es mejor ubicarlo en lugares amplios. Podemos personalizarlo combinando distintos colores y diseños de accesorios.

Para aprovechar su dimensión hay que elegir esferas de diferentes tamaños y texturas, así como colores vibrantes, por ejemplo, morados, azules o incluso rosas. También podemos añadir series de luces blancas o de varios colores.

Si hemos decidido colocar este modelo, podemos adornarlo con la colección Novelty o Disney, ya que son estilos divertidos y originales. Como recomendación, hay que reducir la decoración del resto de la habitación, para no saturarla visualmente.

Pino blanco o nevado

Algunos árboles verdes vienen con un estilo nevado, sin embargo, también hay árboles blancos si estamos buscando ambientes más invernales y estilos discretos. Para esto, podemos incorporar esferas blancas o plateadas, las cuales harán que el árbol adquiera un look conservador y elegante. Una alternativa es decorarlos con los accesorios Fancy, ya que la mayoría de los colgantes vienen en color plateado o dorado con diseños sencillos.

Ahora bien, si queremos una decoración más llamativa, colores como el rosa  o el morado harán la diferencia, e incluso podemos añadir algunos colgantes en forma de regalos o diseños vintage, como pastelitos, osos, unicornios y más.

Pino de baja estatura

Los pinos pequeños se pueden adaptar fácilmente a cualquier espacio, aunque son la mejor opción para lugares reducidos. Para decorarlo, hay que mezclar colores y texturas, ya que de esta manera haremos que sobresalga en la habitación. Incluso, podemos colocarlo sobre una mesa u otra base y forrarla con papel craft o algún saco.

Podemos agregarle movimiento añadiendo mallas o listones, colgantes en formas geométricas y esferas de distintos diseños. Lo mejor es combinar máximo dos colores que hagan juego con el resto de la decoración. Ahora bien, para darle altura no hay que olvidarnos de colocar un detalle en la punta, puede ser una estrella, una flor de Nochebuena o un moño.

No obstante, hay que evitar que los accesorios queden muy juntos entre sí, pues de lo contrario se verá saturado y enfatizaremos el tamaño de nuestro árbol.

¿Dónde colocar nuestro árbol de Navidad?

Ahora que conocemos la variedad de árboles de Navidad, falta decidir en qué espacio del hogar colocarlos. Algunas de las opciones son las siguientes:

Entrada

Puede ser una alternativa si queremos darles a nuestros invitados una gran impresión. Si el recibidor es angosto, lo mejor es optar por árboles altos o pequeños. Además, podemos complementar con una señal iluminada en el exterior para una bienvenida cálida y alegre.

Corredor

Si no queremos ocupar la sala o el comedor, podemos usar el corredor o pasillo. Aquí el árbol quedará a la vista de todos desde cualquier habitación. Una opción son los árboles blancos, pues unificarán los espacios y combinarán con cualquier decoración.

Sala

Este lugar es uno de los más comunes por ser un espacio de reunión familiar. Podemos ubicar el pino a un lado de una ventana o cerca de la chimenea, o en cualquier rincón vacío, de esta forma no obstruirá el paso ni reducirá la dimensión de la estancia. Por otra parte, al colocarlo cerca de la ventana, podremos apreciarlo desde que estamos llegando a nuestro hogar.

Si el tamaño de la habitación es amplio no hay que dudar en poner un árbol buen tamaño, pues transmitirá alegría e iluminará las celebraciones.

Comedor

Si tenemos espacio suficiente, el comedor puede ser otra opción. De esta manera el árbol nos acompañará durante las cenas, siendo parte de la convivencia y las fotos familiares. Dado que requerimos caminar libremente para ir y venir de la cocina, lo mejor será colocar un pino pequeño.

Terraza

Si nuestro jardín o terraza es amplia, una alternativa es colocar un árbol robusto, pues destacará esta área y nos acompañará en nuestras reuniones al aire libre. Por el contrario, si solo contamos con un balcón, los árboles pequeños serán el detalle perfecto.

Consejos para la colocación de un pino de Navidad

Pie de árbol: estos elementos no solo sirven como complemento del árbol de Navidad, sino también para proteger nuestro piso, ya que con las ramas y el movimiento podemos rayarlo.

Revisar cables de luces: si no queremos ningún accidente, lo mejor es revisar que no haya fallas en los enchufes ni que estén dañados los cables de luces. Además, hay que desconectarlas cuando no estemos en casa y antes de ir a dormir.

Tirar adornos rotos: es mejor deshacernos de accesorios, como esferas, que estén dañados, ya que pueden cortarnos cuando los estemos colocando.

Adornos frágiles: los colgantes o esferas que se puedan romper o quebrar fácilmente, es recomendable colocarlos en la parte alta del árbol o en la parte de atrás. Esto es de especial importancia si tenemos niños pequeños en casa.

¿Cómo conservar por más tiempo nuestros árboles y artículos Navideños?

  • Antes de guardarlos hay que retirar el polvo.
  • Tanto el árbol como las esferas y figuras deben envolverse en plástico burbuja o en sus cajas.
  • Para no lastimar las ramas hay que juntarlas bien, evitando que se enreden unas con otras.
  • Si hay adornos de pilas, no hay que olvidar quitárselas.
  • Las luces deben doblarse cuidadosamente para que no se rompa ningún foco.

Sin duda, la variedad de árboles de Navidad hace que podamos adecuar nuestra decoración a las características de nuestro hogar, por lo que hay que aprovechar para definir el lugar donde queremos ponerlo y el modelo que más nos conviene.

Déjanos tu comentario