Decoración de recámaras: ideas fáciles y baratas

Dale vida a tu habitación con estas ideas fáciles, rápidas y baratas de decoración de recámaras.

Piénsalo bien, tu recámara es el espacio más personal dentro de tu casa y en el que normalmente pasas un tercio de cada día. Es necesario que la consientas y que la hagas más linda para que sea un lugar mucho más agradable para relajarte cada noche.

Incluso los cambios más pequeños y económicos pueden tener un gran impacto, y le darán una sensación completamente nueva a tu cuarto.

Al pensar en decorar tu cuarto de manera sencilla y sin gastar mucho dinero, es posible que no sepas por dónde empezar. Pero, no te compliques, ¡es más fácil de lo que te imaginas! Te compartimos algunas ideas de decoración de recámaras que cualquier persona puede hacer con poco tiempo y presupuesto.

 

Ideas para decorar la habitación con poco dinero

Agrega una nueva capa de pintura

Para lograr el mayor impacto con el menor gasto, aplica una nueva capa de pintura a las paredes de tu recámara. Gracias a las diferentes marcas de pintura que existen, es fácil que te mantengas en tu presupuesto para esta tarea. La clave es elegir el color correcto para ti.

Cuando se trata de elegir el color de pintura para tu recámara, debes considerar tu personalidad y estilo de vida. Por ejemplo, si te encantan las plantas y la jardinería, es posible que desees un color verde o amarillo suave para recrear la sensación de estar al aire libre en la naturaleza. Si más bien te gusta el estilo glamoroso y moderno, un color obscuro como gris o azul podría funcionar mejor. Sin embargo, ten siempre en cuenta que el objetivo final de tu recámara es proporcionar un refugio relajante para dormir, así que lo mejor es evitar colores demasiado brillantes como rojos y anaranjados intensos, pues estos tienden a exaltar en lugar de relajar.

El color tiene un impacto sustancial en el estado de ánimo. Es por eso que una de las formas más fáciles de darle a tu cuarto un aspecto y sensación completamente nuevos es cambiar el color de las paredes.

Además, pintar es un proyecto que cualquiera puede hacer, y normalmente podrás terminarlo en un solo fin de semana. Para obtener los mejores resultados, asegúrate de comprar brochas y rodillos de buena calidad que hagan que el trabajo sea más fácil y limpio.

Pero no te detengas en las paredes, hay muchas otras formas de darle vida a tu habitación con pintura. Puedes pintar el techo, algún mueble viejo que lo necesite o tu clóset. Si bien se necesita un poco más de tiempo y paciencia para pintar en superficies que no sean paredes, al final vale la pena.

 

Mejora la iluminación

Cuando se trata de crear el ambiente adecuado, la iluminación lo es todo. Esto es cierto en prácticamente todos los espacios de la casa, por eso es que los decoradores profesionales le dan gran importancia a la luz cuando crean proyectos para sus clientes.

Por supuesto, al pensar en darle un giro a tu habitación, la iluminación juega un papel esencial. Lo mejor: una sola lámpara puede transformar por completo tu cuarto.

Fíjate bien en la iluminación actual de tu recámara. Probablemente no tienes suficiente luz, solo tienes un foco colgado del techo o tus lámparas son algo viejas y no van para nada con tu estilo. Bueno, pues entonces puedes elegir entre una gran variedad de lámparas colgantes que le darán mucho carácter a tu cuarto, algún candil de estilo moderno, lámparas de pie que complementen la decoración o simplemente luminarias empotrables para un aspecto minimalista.

No olvides la lámpara para tu mesa de noche. Es imprescindible para leer y escribir mientras estás en la cama, además de que su suave luz convierte tu dormitorio en un refugio más acogedor y reconfortante.

Toma en cuenta que el tipo de luz también es importante. Algo tan simple como reemplazar un foco de luz blanca por uno de espectro cálido puede proporcionar un ambiente totalmente diferente.

¿Quieres darle un toque de fantasía a tu cuarto? Coloca una serie de luces en tu cabecera o en tu cortinero. Se verá increíble y le dará mucha personalidad a tu recámara.

Definitivamente, la iluminación es uno de los elementos más importantes en la decoración de recámaras.

 

Dale vida a tu piso con tapetes

Los tapetes de diferentes tamaños pueden darle vida y emoción a cualquier espacio, por eso, incluir uno o varios es una gran opción para decorar tu recámara.

También ayudan a proteger los pisos de madera y dan una agradable sensación de calidez para cuando te acabas de levantar de la cama.

Elige uno (o varios) que haga juego con la paleta de colores que quieres para tu habitación e incorpora patrones o textura. Hay muchos estilos, tamaños y formas de tapetes para recámaras que se adaptan a diferentes gustos. Asegúrate de comprar uno que enamore tus ojos desde el primer vistazo y que sea agradable estar en contacto con él con tus pies descalzos. Así lo disfrutarás mucho más.

Incluso si tu recámara es alfombrada, puedes colocar un tapete decorativo para darle más suavidad, color y personalidad a tu espacio. La idea es que juegues con los tamaños, colores y estampados de los tapetes para hacer más vistoso y acogedor tu cuarto.

 

Incorpora accesorios y objetos decorativos funcionales

Los accesorios y objetos decorativos en tu cuarto son esenciales para mostrar tus gustos personales y estilo de vida.

Libros antiguos, flores, plantas y jarrones funcionan muy bien como acentos para completar un concepto de diseño. Lo más recomendable es también incorporar objetos decorativos que cumplen alguna función en tu recámara, como espejos para verte mientras te arreglas, canastas de diferentes tamaños y colores que te servirán para guardar cosas, velas aromáticas para darle un suave y delicioso aroma a tu cuarto, o un joyero que te ayude a organizar collares, pulseras, aretes y anillos.

Puedes elegir tener todos ellos o únicamente los que te hagan falta. Solo recuerda siempre apegarte al estilo que quieres darle a tu habitación.

 

Cambia y compra los muebles de recámara que necesites

Tu recámara debe ser un lugar tranquilo y relajante, por lo que debes tener el espacio adecuado para guardar todas tus cosas. Un problema común es que haya demasiados muebles o que sean muy grandes. Debes elegir cuidadosamente los muebles de recámara que se adapten al tamaño de tu habitación para que esta sea más agradable y pueda respirar.

Un buró o dos son esenciales en una recámara, pues se convierten en el lugar para guardar y colocar todo lo que necesitas para dormir y despertarte. Por ejemplo: tu lámpara, teléfono celular, libros, lentes, vaso con agua, etc.

También debes considerar el lugar para guardar tu ropa. ¿Necesitas espacio extra para colgar o para poner tu ropa doblada?, ¿en tu clóset tienes lugar para guardar zapatos? Tal vez sea necesario que consideres comprar organizadores de clóset que te ofrecerán espacio extra para tus zapatos, ropa y toallas, hacerte de una cajonera o armario que complemente a tu actual clóset, o diseñar desde cero tu espacio de guardado con clósets armables.

Si quieres consejos para tener bien organizado tu clóset, te recomendamos leer nuestro artículo Ordena fácilmente tu clóset con estos prácticos organizadores.

 

Agrega un toque final a la decoración de tu recámara

Coloca cojines decorativos en tu cama como toque final a la decoración de tu recámara. Estas almohadas adicionales le darán color, patrón y textura a tu cama que es el elemento más importante en tu habitación.

Si tu presupuesto es muy apretado, unos cuantos cojines que combinen bien con tu colcha serán el elemento más fácil y rentable para que tu habitación luzca diferente.

Prueba una o varias de las ideas de decoración de recámaras que te platicamos y verás como con poco dinero y poco tiempo le darás un aire nuevo a tu habitación y se convertirá en ese espacio de paz y tranquilidad que deseas.

En Home Depot tenemos todos los productos, muebles y decoraciones que necesitas para transformar tu recámara. Compra tus productos en línea y recíbelos en tu casa.

 

 

Déjanos tu comentario