¿Cómo crear efectos visuales con pintura?

Las paredes y techos son el marco de nuestra casa: le dan personalidad y estilo, crean diferentes sensaciones en los ambientes y producen efectos visuales favorecedores. Pero para obtener los resultados deseados, es esencial hacer la correcta elección y combinación de colores para poder crear efectos visuales con pintura. Las posibilidades son infinitas: azules, rosas, verdes, neutros, etc., solo es cuestión de revisar bien qué aspecto queremos mejorar o cambiar y atrevernos a jugar con las tonalidades.

Para adquirir mayor confianza, esta vez hablaremos sobre cómo crear efectos con pintura, de la mano de Behr. Además, compartiremos algunos tips y técnicas para conseguir un acabado profesional si nos aventuramos a hacerlo nosotros mismos. Lo mejor es que no tendremos que invertir mucho, solo es necesario contar con nuestros colores preferidos, brochas, rodillos y mucha creatividad.

¿Cómo crear efectos visuales con pintura?

Antes de aplicar pintura en las superficies, debemos dejarlas libres de imperfecciones o irregularidades. Y para ello solo es necesario seguir estos sencillos pasos:

  • Hay que retirar el polvo y las telarañas. Esto con ayuda de un paño o pincel seco. Así la brocha o rodillo no atraparán suciedad al momento de pintar, dejando grietas o marcas extrañas.
  • Usando una espátula grande, removemos las impurezas de la pintura anterior. Ya sea que haya zonas desprendidas o infladas por la humedad. Esto solo se hace si las paredes y techos ya habían sido pintados con anterioridad.
  • Si en el proceso desprendemos yeso, debemos rellenar los huecos o fisuras con un poco de masilla. Esta debe quedar totalmente lisa. Una vez seca, frotamos suavemente con una lija para conseguir mayor uniformidad.
  • Para finalizar, aplicamos una capa de primer Behr. Este tipo de productos están formulados para aumentar la durabilidad de la pintura y hacerla más resistente.

Tipos de efectos visuales con pintura

Ya que tenemos listas las paredes, es momento de identificar las necesidades de nuestras habitaciones y hacer la elección de colores. Por lo general, escogemos dos tonos: el blanco para ampliar e iluminar, y oscuros para crear contraste y romper con la uniformidad, sin embargo, no el blanco no es nuestra única opción, en realidad cualquier tono claro puede ayudarnos a crear ese efecto de mayor luz. Sabiendo esto, ahora sí es posible empezar a jugar con los ambientes.

Bajar o subir el techo visualmente

Si nuestro techo es muy alto y deseamos “bajarlo” un poco, la solución es pintar el techo de un color oscuro o medio y las paredes en tonos claros o más tenues. Un ejemplo sería pintar el techo de gris y las paredes blancas, o elegir un azul profundo o negro y combinar con un color hueso. El secreto está en no tener miedo de usar los tonos oscuros, ya que se pueden crear espacios muy elegantes, sabiéndolos equilibrar.

Para completar el efecto, también debemos pintar de oscuro unos centímetros de la pared. Es decir, si tenemos un techo de 3 metros de altura, para acercarlo al piso hay que llevar el color 50 cm hacia las paredes. El resto de la superficie irá con el tono claro que hayamos seleccionado.

Si, por el contrario, queremos que el techo se vea más alto, entonces debemos preferir los tonos beige, rosa palo o blanco para esta zona, y pintar las paredes con colores medios. Para acentuar el efecto, solo debemos pintar las paredes hasta unos 10 cm por debajo del techo, para que este luzca más alejado, o usar rayas verticales. Esto último solo debe hacerse en una pared

Ensanchar pasillos angostos

En el caso de querer agrandar las habitaciones o espacios estrechos, como una cocina o los pasillos, lo recomendable es pintar todas las paredes y el techo de un mismo color. Aquí sí son básicas las diferentes tonalidades de blanco, ya que son los colores fríos que más brillo e iluminación ofrecen, y en los que el ojo no percibe cortes ni contrastes. Además, es importante contar con lámparas o suficientes entradas de luz natural, que permitan prolongar esta sensación de amplitud durante el día.

Por otro lado, los expertos de Behr sugieren pintar una de las paredes con rayas horizontales gruesas, como otra forma de ensanchar la habitación. Para esto, debemos intercalar tonos fríos y cálidos de un mismo color, preferentemente café, azul o gris. En caso de que aún sintamos un poco estrecho el lugar, podemos completar el efecto añadiendo rayas blancas.

Alargar habitaciones cuadradas

También están las habitaciones que son muy cuadradas, como el comedor o la sala, y que nos gustaría modificar sus proporciones. Para dar la sensación de alargamiento o profundidad, una opción es pintar las dos paredes que se enfrentan de un mismo color. Un par debe ir en tono claro y el otro en tono oscuro. Una combinación atractiva es elegir un verde en tono seco y cálido y un verde más frío. Esto además crea habitaciones más relajantes y que inviten a la naturaleza.

Otra alternativa es pintar el techo y la pared de fondo de un mismo color, en tonos fríos, para crear un efecto de continuidad en el espacio. Además, es importante que en esa área, la del fondo, haya suficiente cantidad de luz para acentuar la imagen de profundidad.

Acortar los espacios muy alargados

Ahora, si deseamos el efecto contrario al punto anterior, entonces necesitamos que las paredes luzcan más cerca. Esto lo podemos conseguir pintando de tonos oscuros las paredes que están más lejos y con tonos claros las que están más cerca, obteniendo así un efecto de proximidad. De lo contrario, podemos pintar un solo muro (uno de los más alejados) en color oscuro y el resto de las paredes, junto con el techo, en color claro.

Estrechar ambientes muy amplios o grandes

Si tenemos un espacio muy grande, y lo único que queremos es estrecharlo o reducirlo (en vez de alargarlo), el techo y una de las paredes (a elección) deben pintarse en color claro, mientras que el resto de los muros irán en un color más oscuro. Debemos recordar que los colores cálidos en tonos medios o más profundos siempre ayudan a encoger, mientras que los colores fríos y claros a ampliar.

¿Cómo podemos combinar los colores?

Una vez que sabemos cómo crear efectos con pintura, no queda más que combinar los colores que más nos gusten y divertirnos dándole a las paredes nuestro toque personal. Algunas opciones que tenemos para jugar y hacer que los espacios se vean agradables son las siguientes:

  • Por armonía: la idea es combinar colores que estén próximos en su círculo cromático o dentro del mismo grupo. En este estilo entran las combinaciones monocromáticas en las que se elige un solo color, pero hay variedad de tonos fríos y cálidos incluidos. Si queremos un ambiente femenino, el color coral o salmón dará ese toque íntimo y tierno.
  • Por colores fuertes: estos son colores intensos, como el rojo, el azul naval, el gris oxford y algunos verdes. Generalmente, se concentran en un solo punto, y son el color predominante. Es posible considerar el uso de dos tonos intensos diferentes en habitaciones contiguas.
  • Por contraste: es la clásica combinación de un color claro y otro oscuro para crear diferentes impactos en un mismo espacio. Algunas personas también optan por dos colores intensos, pero opuestos en el círculo cromático; no obstante, siempre se recomienda que un tono sea más suave para no saturar ni deslumbrar la vista.

Ideas originales para pintar paredes

Si a estos efectos visuales les queremos dar un toque más divertido, también podemos optar por originales diseños en una o dos paredes. Una recomendación que deberíamos considerar, es elegir un color principal para toda la casa, más o menos las 2/3 partes de todo, y acompáñalo con otros tonos en las diferentes estancias según nuestro gusto o necesidad. A partir de ahí las posibilidades son infinitas.

Podemos olvidarnos de los cortes abruptos y difuminar dos colores, por ejemplo, en tonos pastel; pintar la parte baja de la pared en un color llamativo, como el amarillo, y el resto de blanco; o hacer figuras geométricas. Así incluso combinaremos más de un color en una misma superficie.

Lo mejor es que con los productos de Behr podremos crear cualquier efecto que deseemos. Tienen pinturas mate y abrillantadas, y con base blanca ultrapura, media y oscura, para llenar los espacios de personalidad y potenciar sus características. Así que es momento de renovar nuestro hogar y poner a volar nuestra imaginación.

Déjanos tu comentario