Categoría

Club de Jardinería

Últimas novedades en productos de riego

El jardín es uno de los espacios que más cuidado requiere de nuestro hogar, sobre todo si hemos decidido sembrar flores o plantas. Para un mantenimiento adecuado, es importante contar con un sistema de riego que garantice el suministro de agua que necesitan. En el mercado podemos encontrar múltiples opciones con distintas funciones y precios. Por esta razón, en este artículo describiremos algunas de las últimas novedades en productos de riego.

Sin embargo, lo primero que debemos conocer son los distintos sistemas que existen para hidratar la vegetación de nuestro jardín. Luego, podremos determinar cuáles productos de riego asociados a estos son los ideales para complementar o garantizar su óptimo funcionamiento.

Tipos de sistemas de riego

Sistemas de riego por goteo

Es un sistema extraordinario cuando nuestra pasión por las flores escala a un nivel superior. Sobre todo, si contamos con mucha vegetación en nuestra terraza. Funciona perfectamente en estos y otros espacios, porque suministra de manera independiente una debida cantidad de agua en cada maceta.

Sistemas de irrigación

Existen dos tipos de sistemas de irrigación: sobre el suelo y subterráneo. Por lo general, uno de los más conocidos son los rociadores que se colocan en el césped. Estos equipos se encargan de distribuir el agua de manera uniforme a lo largo y ancho de cualquier superficie.

Dependiendo de su diseño, estos pueden ser estáticos o giratorios, e incluso sirven para abastecer únicamente determinadas áreas. Mientras que los subterráneos pueden programarse para regar el jardín con precisión, para así evitar el desperdicio del líquido.

Mecanismos y productos de riego que intervienen en el proceso

No tenemos que ser expertos en jardinería para comprar e instalar nuestro propio sistema de riego. No obstante, es importante tomar en consideración que dicho procedimiento requerirá de tiempo y mucha precisión.

Para comenzar, debemos dibujar un mapa de la zona en la que queremos ubicarlos, marcando las fuentes de agua. De esta manera, determinaremos cuáles son las zonas donde necesitamos que se distribuya el líquido. También nos permitirá saber cómo expandirlo por toda la superficie a través de un sistema de irrigación. Para ello, es esencial la colocación de algunos de los siguientes elementos:

1. Rociadores o aspersores

Estos brindan a soluciones residenciales o comerciales al transformar el agua en lluvia o rocío. Usualmente el líquido es conducido por presión a través de mangueras y tuberías y dependiendo de sus características y alcance, puede regar desde un jardín hasta un campo de fútbol.

Existe una gran variedad de modelos y diseños de rociadores, con funcionalidades, ventajas y controladores incorporados que simplifican la tarea del riego. Rain Bird ofrece modelos de rociadores o aspersores complementados con accesorios prácticos y versátiles, que permiten adaptar el sistema a nuestras necesidades.

2. Difusores

Son accesorios similares a los rociadores o aspersores, perfectos para áreas más grandes, aunque también pueden instalarse en jardines domésticos. La diferencia que tienen con los productos de riego anteriores es que no dispersan el agua de forma circular sino de arco. Asimismo, la distancia de riego podemos ajustarla con facilidad a través de las boquillas que posee.

3. Rejillas o drenajes

Sirven para evitar que se estanque el agua. Las áreas más afectadas por esta acumulación son patios, albercas e incluso, las canchas deportivas. A su vez, permite que el agua de lluvia que circula sobre el terreno, conocida como escorrentía, se desvíe de modo seguro.

4. Bombas

Esta maquinaria cumple con la función de suministro del caudal que requieren los rociadores, aspersores, difusores y demás emisores de riego. Ello con el propósito de garantizar su adecuado funcionamiento.

Normalmente, las bombas de riego pueden funcionar mediante un motor monofásico (electrobombas) o con combustible (motobombas). Asimismo, dependiendo de la altura de aspiración que tengan, pueden ser sumergibles, no sumergibles, horizontales o verticales.

5. Electroválvulas

Son accesorios que controlan el flujo de agua restringiendo su recorrido a través de la tubería, mediante un dispositivo eléctrico. Esta pieza, conocida normalmente como solenoide, posee un núcleo ferromagnético que, al activarse, permite el paso del líquido.

Ahora bien, si se trata de un sistema de riego por goteo, lo ideal es elegir un kit de instalación. Por lo general, estos poseen todas las herramientas que vamos a necesitar para poner en marcha este sistema.

6. Programador digital

Es un temporizador para rociadores o sistemas por goteo que se encuentren conectados directamente conectado al extremo de la manguera o grifo principal de agua, lo cual permite acabar con las preocupaciones del riego manual.

Algunos modelos cuentan con un sencillo diseño para usar en exteriores con agua fría hasta dos veces por día. La programación se puede anular cuando queramos regar todo el jardín nosotros mismos o durante la temporada de lluvias.

El Control 1-Zona Exterior de Rain Bird permite automatizar nuestros rociadores con un temporizador digital, fácil de programar, práctico y sin complicadas instalaciones eléctricas (funciona con pilas AA).

7. Mangueras con goteros sin obstrucción

Uno de los inconvenientes más comunes de los sistemas de riego por goteo es el riesgo de obstrucción. Las mangueras ofrecidas por Rain Bird, poseen un mecanismo resistente que permite regar uniformemente las plantas en cualquier época, lo cual contribuye con su crecimiento.

Los profesionales la prefieren por su flexibilidad y fácil manipulación. Podemos adquirir tuberías de 1/2 de hasta 30 metros, para lograr una hidratación uniforme a lo largo de todo nuestro patio o jardín.

8. Filtros

Para evitar esa misma problemática, también podemos encontrar diversos filtros que separan las partículas o materiales orgánicos que contiene el agua de riego. Dependiendo de su sistema de limpieza, pueden ser manuales, automáticos y semiautomáticos. Dentro de esta categoría podemos encontrar diferentes tipos: de área, de malla, de anillas o hidrociclones.

9. Kit de reparación y expansión de goteo

Es una de las últimas novedades en productos de riego, magnífico para mantener el riego de los sistemas. También sirve para extenderlo a otras áreas del jardín, patio, terraza o plantas cercanas a estas, en cualquier estación del año. Este es capaz de reparar la tubería principal mediante el uso de una manguera de 1/4 pulgada.

En este sentido, Rain Bird ofrece un dispensador capaz de almacenar hasta 76 metros de manguera. Además, si somos especialistas, podemos optar por un kit de reparación con tapones de protección contra las filtraciones, conexiones de manguera con filtros, estacas, entre otros accesorios que simplifican nuestro trabajo.

Sus 112 dispositivos y accesorios universales de riego vienen organizados en una bandeja, e incluye 40 goteros auto-perforantes y una tubería de 1/4 de pulgada.

Ventajas de los sistemas de riego

Los sistemas de riego suponen múltiples beneficios para las plantaciones. No solo nos permiten disfrutar de la naturaleza y mantener bien cuidados los espacios abiertos de nuestro hogar.

Este método incluso se ha extendido a otros sectores, como el de la agricultura, debido a que comprime los costos operativos. Estos son algunos de los principales beneficios de contar con un sistema de riego:

  • Es automatizado y personalizado, por lo que se ajusta al espacio de nuestro jardín y los requerimientos propios de este.
  • Nos permite ahorrar tiempo y esfuerzo, convirtiendo el riego manual en un hobby, más que en una obligación.
  • Disminuye el desperdicio de agua y aprovecha al máximo los recursos naturales, contribuyendo con el cuidado del ambiente.
  • No requiere mano de obra, por lo que minimiza costos operativos en residencias, comercios e industrias.
  • Distribuye el líquido de manera uniforme sin importar el tamaño de las superficies.
  • Permite aplicar de manera óptima y eficiente los fertilizantes que trabajan en conjunto con el agua de riego.
  • Reduce los costos de energía, debido a que el sistema de bombeo requiere de muy poco consumo.
  • Mejora naturalmente la fertilidad de las plantas y la estructura del suelo.
  • Impide la proliferación de plagas, lo que contribuye a combatir las enfermedades asociadas a estas.
  • Evita la aparición de hongos y moho en las plantas, al reducir los niveles de humedad.

En definitiva, con el avance de la tecnología, los sistemas de riego se encuentran en una etapa de madurez. No solo nos permiten aprovechar el agua, también automatizan y simplifican la labor del riego, manteniendo nuestras plantas y cultivos hidratados y frescos.

Déjanos tu comentario