Categoría

Club de Jardinería

Tierra o humus, el suelo para tu jardín

Tierra o humus, el suelo para tu jardín

Cuando comienzas a cultivar tu jardín, la tierra es el primer elemento que debes considerar, el crecimiento saludable de tu siembra se dará gracias a los componentes de la tierra, he ahí su importancia. La tierra negra o humus es una mezcla homogénea de una parte mineral y materia orgánica (restos de seres vivos).

En el humus suceden miles de procesos físico-químicos, los cuales son aprovechados por plantas, insectos y microorganismos que allí viven. Dentro de estas acciones, una que destaca es la que vuelve a la tierra fértil: el intercambio iónico. Éste se da cuando las raíces de una planta realizan la sujeción y absorción de elementos en la tierra, por eso es importante conocerla.

Conocer a tu jardín no es sólo atender a los tallos y las hojas, y entender que no sólo de agua vive una planta, la tierra también debe proveerles nutrientes, porque ésta contiene material orgánico que se ha separado en partículas más pequeñas con la finalidad de mejorar la textura del suelo permitiéndole a las plantas retener agua y proveer una buena circulación de aire, muy necesario ya que las raíces lo necesitan para su crecimiento.


Benificios de una buena tierra

Los microorganismos que habitan la tierra negra la vuelven rica en nutrientes, porque descomponen la materia vegetal en unidades utilizables. Elementos como el nitrógeno y el fósforo los pueden captar para producir algunas bacterias, estos se fijan al suelo, por lo que queda disponible para el aprovechamiento de tu cultivo.

El incremento en la cantidad de nutrientes y una textura que permita la humedad en el suelo, favorecen el crecimiento de raíces sanas. Si bien preparar tu jardín con tierra negra reduce la necesidad de fertilizantes y pesticidas, nunca está de más ayudar a tus plantas con un fertilizante químico u orgánico. La tierra negra está llena de microorganismos que mejoran la salud de las plantas y las hacen más resistentes a las pestes y enfermedades. 

Otra ventaja de sembrar en tierra negra es la incrementación de la capacidad de retención de agua del suelo, lo que disminuye la necesidad de riego durante la temporada seca y te permite plantar casi cualquier especie, aunque no sea endémica. Si quieres conocer cuáles son las plantas dependiendo de tu zona geográfica entra aquí.

Ahora que sabes la importancia que tiene la tierra negra en el cultivo de tu jardín la próxima vez que la adquieras asegúrate que cuente con la calidad necesaria y los elementos y minerales que fomenten el crecimiento y nutrición de tus plantas, como el que en The Home Depot puedes encontrar, aprovecha sus promociones en la Expo Outdoors

Déjanos tu comentario