Categoría

Club de Jardinería

Empieza tu jardín plantando en macetas

Empieza tu jardín plantando en macetas

Hay muchas razones para empezar a plantar en macetas. Una puede ser que en tu jardín ya no tengas espacio para seguir plantando, otra que tu jardín sea un espacio reducido o busques empezar un huerto en la terraza. Sea cual sea la razón, lo importante es continuar con la siembra, pues tiene grandes beneficios.

Plantar en macetas, además de ser un ornamento en tu hogar, puede ser el inicio para tener un jardín, ya que cultivar en tierra firme o macetas es casi lo mismo. No se necesita de un terreno amplio, basta con el espacio suficiente para tener algunas macetas. Recuerda que serán parte de tu hogar, por lo que debes escoger las mejores.

Cultivar en maceta, se ha convertido en una técnica muy utilizada por diferentes profesionales como paisajistas o diseñadores, que encuentran en la gran diversidad de macetas y plantas, características decorativas que reviven cualquier espacio como las que puedes encontrar aquí. Además, el material de la maceta en realidad no importa mucho, puede ser de barro, de plástico o de madera, lo importante es tu cuidado.

 

Escoge la mejor maceta y el tipo de planta para ella

Es verdad que en cualquier tipo de maceta se puede sembrar, sólo debes considerar que el tamaño de la planta se delimita por el tamaño de la maceta y que las macetas que usarás vayan acorde con lo que quieres cultivar; también recuerda considerar la zona geográfica en la que vives para seleccionar las plantas más adecuadas.

Para renovar esta primavera, existe una gran variedad de macetas con diferentes formas, materiales y utilidades. Las hay pequeñas para colgar, ideales para sembrar hierbabuena, aster, belén común, kalanchoe, entre otras. Con formas grandes y largas, ideales para las espadas con suculenta, lavanda y otras plantas por el estilo. Si tienes niños les encantarán las macetas con formas divertidas como la de una oruga.

Encontrarás una gran variedad de materiales, pero los más destacados son plástico, vidrio, terracota, barro y hasta de madera. Cada uno tiene especificaciones distintas. En el caso de los primeros dos materiales para una maceta (plástico y vidrio), que por cierto son muy recomendables, retienen la humedad en la tierra, lo que puede ayudar a plantas como el tulipán mexicano, la ixora, la menta, la albahaca, entre otras, además, son livianas, lo que permite su fácil transporte.

En el caso de la terracota y el barro, su porosidad mantiene la humedad de la tierra, por lo que se recomienda para lugares un tanto áridos o para plantas o arbustos que necesiten de un clima húmedo como el rosal de laurel o el ficus; son macetas muy pesadas que puedes considerar para lugares muy ventosos. Por último, las de madera conservan la temperatura de las raíces y la tierra en condiciones óptimas.

Visítanos en The Home Depot donde tenemos la maceta ideal para recibir la primavera. Aquí encontrarás las semillas que buscas o plantas ya crecidas que debes trasplantar a macetas más amplias para ayudarlas a crecer.

Estilos diferentes.

Texturas llamativas

Colores atrevidos

Déjanos tu comentario