Categoría

Club de Jardinería

Cómo hacer un jardín de suculentas en tu hogar

Si se desea tener un jardín decorativo tanto para interiores como exteriores, las plantas suculentas son perfectas para darles un toque único de diseño. Además, un jardín de suculentas, no necesitan tanto mantenimiento, ni tiempo para hacerlo.

Pero, antes de definir cómo hacer un jardín de suculentas, te diremos qué son y con cuáles puedes comenzar.

¿Qué es una suculenta?

Son plantas que se adaptan fácilmente al ambiente y a climas cálidos, por tanto, no necesitan demasiada agua para su cuidado.

Las suculentas cuentan con hojas gruesas y comprenden diferentes colores como: verdes, amarillos o morados. Además, pueden pasar periodos de tiempo largos con una gran reserva de agua en su interior.

Su germinación es un factor idóneo para usarlas de forma eficiente, pues pueden multiplicarse por su tallo o esqueje. Significa que de una planta madre se podrán reproducir más de una y trasladarlas a macetas u otros objetos. Por tanto, resulta ser una opción fácil y económica para decorar nuestro hogar.

¿Cuáles suculentas son las mejores para mi jardín?

Actualmente, hay una extensa variedad con las que se puede adornar, pero las más fáciles de conseguir y plantar son las siguientes:

Cactus: Son plantas alargadas con espinas. Son perfectas para espacios con poco sol y lucir espacios con sombra. Sin embargo, se debe tener cuidado con sus espinas, sobre todo si hay niños o mascotas en el hogar.

Sábila: Aunque en México se conocen más por sus propiedades medicinales, existen variedades que pueden ser perfectas para decorar interiores.

Árbol de la abundancia: Puede ser una opción si se trata de tener flores hermosas en casa, pues tienen forma de estrella. También, se caracteriza por tener hojas aplanadas y parecer un pequeño árbol y llega a crecer a un máximo de 4.5 metros,

Sedo o dedos de dios: Esta suculenta es circular, alargada y con colores verdes o rojos (dependiendo la temporada). Por lo regular, crece hasta unos 25 cm de altura y se reproduce por tallos o esquejes.

Siempreviva: Su nombre le hace honor, pues sobrevive prácticamente con muy poca agua y a diferentes climas.  Además, parece una rosa, pero en vez de pétalos tiene hojas de color verde con puntas moradas o rojizas.

Aunque su flor es bella y en forma de estrella, se deberá esperar un par de años antes de poder apreciarla. Normalmente, se usan como ornamentos distribuidos en los interiores o exteriores del hogar.

Burrito o cola de burro:  Son como los dedos de niño, pero con la diferencia que se asemejan a una trenza de cabello.  Son ideales para diseños con temáticas de selva o bosque.

¿Cómo hacer un jardín de suculentas?

Después de ver cuáles son las más comunes para ornamentar la casa, será momento de definir los pasos para hacer un jardín tanto para exteriores como interiores.

Los materiales básicos para empezar

  • Las plantas suculentas de nuestra predilección.
  • Tazón de cerámica, maceta u otros objetos de decoración.
  • Sustrato orgánico para sedo y/o suculentas.
  • Tierra preparada Vigoro de 10 Kg.
  • Arena de mar ornamental o grava.
  • Tijeras.
  • Pala de mano para jardín y/o cuchara de plástico.
  • Adornos como conchas marinas, cristal marino o piedras decorativas.

1. Escojamos la maceta y los materiales

Usaremos una maceta de 22 a 40 cm, ideal para suculentas grandes o jardines a escala. También, podemos elegir diferentes piezas de nuestro hogar, como tazas o utensilios que sirvan para ornamentar el jardín.

2. Llenar la superficie con una mezcla de tierra

Aunque las suculentas son plantas que necesitan poca agua para sobrevivir, será necesario preparar una mezcla con un sustrato orgánico, proveniente de la misma planta, más tierra preparada Vigoro.

Primero verteremos el sustrato hasta la cuarta parte de la superficie de la maceta u objeto a decorar, para después llenar con tierra preparada Vigoro y revolver todo con la pala de mano.

¿Por qué con esta mezcla y no con la tierra de nuestro jardín? 

Así se puede desarrollar en menor tiempo y reducir la probabilidad de desarrollar hongos o bacterias. Además, le permitirá drenar mejor el agua y evitar pequeños charcos.

3. A colocar las suculentas

Independientemente si es para decoración exterior o interior de tu jardín, deberemos seguir los siguientes consejos:

  • Hacer uno o varios agujeros con la pala de mano si es una maceta o pieza grande. Y si se utiliza un utensilio pequeño, mejor hacerlos con una cuchara.
  • Separar las suculentas de sus macetas originales con mucho cuidado y comenzar a trasplantarlas.
  • Para que la planta pueda respirar bien y no manchar el piso, será mejor usar un pequeño pedazo de papel de filtro para tapar los orificios de la maceta y evitar las filtraciones de agua.
  • Cuando queramos usar algunas plantas como los dedos de dios, burritos o árboles de la abundancia para decorar nuestro jardín, podemos hacerlo de dos formas: comprar una suculenta grande y de ahí formar varias o comprar de muchos tamaños y poner una por una.

Si elegimos la opción de una planta grande para hacer otras, se deberá hacer lo siguiente:

  • Separar los tallos del sedo de la planta madre con la mano o unas tijeras desinfectadas.
  • Enjuagar y dejar los dedos unos días a secar, antes de trasplantarlos como ornamentos para el jardín.
  • Tendremos que esperar a que cierre el tallo (máximo una semana) y revisar si no contiene hongos antes de trasplantar.
  • Ahora sí, con la pala o la cuchara debemos colocarlos con cuidado.

4. ¡A personalizar el jardín!

Con la arena, graba y demás materiales podremos darle una sensación de desierto a nuestro jardín. Por tanto, aquí tenemos una forma de cómo hacerlo:

  • Verter la arena o grava alrededor y debajo de las hojas de las suculentas, sin dejar que se meta a las plantas.
  • Comenzar a adornar con las conchas y cristales de mar sobre la arena o grava.
  • Después usaremos un trapo para limpiar con cuidado las suculentas.
  • Por último, hay que retocar las puntas de sus hojas con un pincel empapado de aceite natural y/u orgánico.

La decoración depende del estilo y diseño que cada uno quiera darle, por eso, te invitamos a crear tus propias decoraciones con temáticas diferentes, como construir un terrario con suculentas. 

Recomendaciones finales para nuestro jardín

Para que el jardín dure el máximo de tiempo y con poco mantenimiento periódico, será necesario tomar en cuenta estos consejos:

  • Evitar tener las plantas expuestas a demasiada agua.
  • La mejor temporada para su crecimiento y reproducción es primavera y verano.
  • No preocuparse si la planta presenta un color verde obscuro, se ve delgada y elongada, significa que pasa por un proceso peculiar llamado etiolación. Es decir, nuestra suculenta se desarrolló con poca iluminación. Eso sí, hay que cuidarla y acercarla poco a poco al calor.
  • Debemos revisar por lo menos una vez al mes si el jardín no tiene alguna plaga o gusano.
  • Una vez a la semana de riego a las suculentas, será suficiente.
  • Para reproducir una planta a otro espacio o utensilio, se escogerán las hojas de buen tamaño que no presenten heridas ni deshidratación; o sea, deben ser verdes y no de un color blanco o estar partidas.

A la hora de decorar nuestro hogar no hay límites. Y hacerlo con suculentas no sólo permite personalizar el jardín, implica ahorrar tiempo y dinero para quienes deseamos algo práctico y atractivo.

Déjanos tu comentario