Categoría

Club de Jardinería

Cómo decorar con suculentas nuestro hogar

No cabe duda de que las suculentas son una excelente alternativa para decorar espacios tanto exteriores como interiores ya que, gracias a su increíble variedad, son muy versátiles. Además, requieren de poco mantenimiento por lo que resultan ideales para personas que cuentan con poco tiempo o tienden a ser olvidadizas.

¿Qué son las suculentas?

Primero que nada, debemos entender de dónde viene el grupo de plantas conocido como crasas o suculentas. Estas se caracterizan por almacenar el agua en sus tallos, raíces y hojas, mismas que tienden a ser carnosas y gruesas.

Las suculentas suelen crecer en climas áridos con poca humedad, por esta razón no las encontramos en lugares como el Caribe, por ejemplo. Sin embargo, también se pueden encontrar en zonas tropicales secas, montañas, bosques e incluso en algunas costas.

La elección de estas plantas por temperaturas cálidas surge a partir del modo de almacenamiento del agua en sus hojas, ya que en climas muy fríos la congelación causará su muerte. Aunque vale la pena mencionar que existen alrededor de 60 familias de suculentas, encontrando algunas especies que son capaces de aguantar temperaturas bajo cero.

Parecidas a un camello, esta especie puede aguantar periodos largos sin agua. La exposición del sol y los extremos de temperatura pueden modificar el tono de las suculentas dentro de las tonalidades rosas, naranjas, morados y rojos.

5 formas de decorar con suculentas

Si vivimos en un departamento o en un espacio pequeño, las suculentas resultan perfectas ya que no ocupan mucho espacio y se pueden decorar de varias maneras, incluso integrándolas a objetos cotidianos para un aspecto novedoso.

Probablemente, el punto de partida para incorporar estas plantas a nuestros hogares es hacer una selección de aquellas con tonos que combinen entre sí jugando también con volúmenes y tamaños. A continuación, presentamos algunas ideas increíbles y sencillas de cómo decorar con suculentas.

1. Jardines verticales

Indudablemente, los jardines verticales son impactantes ya que parecen formar un cuadro vivo en el muro. El problema radica en que estos suelen requerir un poco más de trabajo y mantenimiento. No obstante, con las suculentas podemos lograr un efecto increíble jugando con distintas formas y colores sin la necesidad de grandes cuidados ni espacios.

2. Botellas como macetas

Hoy en día, es muy importante apoyar al movimiento ecológico y qué mejor que hacerlo desde nuestras casas con elementos decorativos. Podemos reutilizar una botella de vino para utilizarla como maceta y colocarla como un centro de mesa elegante y diferente.

Lo único que debemos de hacer es cortar en mitades la botella y acomodar las suculentas a nuestro gusto, esto no sólo es un bellísimo arreglo, puede funcionar como un regalo único para amigos o familia.

3. Jaulas de pájaros

Las jaulas para pájaros antiguas son uno de los elementos decorativos más clásicos y refinados de nuestros tiempos. ¡Qué mejor idea que convertirla en un jardín colgante para mostrar nuestras preciosas suculentas! De esta manera, evitaremos que una vieja jaula nos robe espacio y revitalizaremos una terraza o balcón.

4. Tazas para suculentas

Si tenemos un gusto por las cosas vintage, las tazas de porcelana o peltre son perfectas para convertirse en el hogar de nuestras suculentas. Seguramente no necesitaremos invertir mucho dinero ya que podemos encontrar distintas tazas de café o té en nuestra casa o en casa de algún familiar.

Colocar una suculenta de esta forma en un librero, la sala o en un escritorio es un detalle magnífico, simple y original.

5. Terrarios

Por último, debemos de mencionar los terrarios de suculentas, siendo estos una tendencia creciente en redes sociales y en la web. Los terrarios simulan jardines miniatura que permiten jugar con distintos ángulos y funcionan como pequeños invernaderos, creando un oasis para estas plantas.

El agua se condensa a los lados o, si nuestro terrario es cerrado, regresa a nuestras plantas. ¡Lo mejor es que ni siquiera necesitamos sacar las suculentas de sus macetas para armar nuestro terrario!

Estos se pueden colocar en una mesita para café o colgar y funcionar como macetas colgantes.

¿Cómo hacer un terrario con suculentas?

No nos preocupemos, hacer un terrario es extremamente sencillo y únicamente se necesitan cinco elementos para realizar este hermoso proyecto. Recordemos que los terrarios son personalizables y se puede jugar con un sinfín de bases.

Materiales

  • Recipiente de cristal (pecera redonda o un recipiente especial para composiciones vegetales)
  • Rocas y gravilla
  • Arena decorativa
  • Suculentas
  • Piedras semipreciosas (opcional)

Pasos a seguir

1. Verter la arena en el recipiente de cristal

La arena ayudará a que las suculentas resalten dentro del terrario. Generalmente, la arena se vende en bolsas de aproximadamente 2 kilos, así que debemos llenar el recipiente de nuestra elección con 2/3 de la bolsa.

2. Acomodar las plantas

A continuación, tomemos las suculentas en sus macetas de plástico y acomodémoslas a nuestro gusto en el recipiente de cristal. Busquemos el equilibro en los colores y tamaños para crear armonía. Hay que empujar las macetas hacia abajo para que no sobresalgan. Si es necesario, añadamos una ligera capa de arena para nivelar los bordes de las macetas.

3. Decoración del terrario

Es hora de ponernos decorativos. Prosigamos a colocar la gravilla y las rocas para darle un aspecto refinado a nuestro terrario. Aquí podemos incorporar cristales de diferentes colores que transmitirán paz y tranquilidad al espacio.

Los terrarios geométricos se ven particularmente bien con estas piedras semipreciosas o cristales ya que tienen un aire místico. Recordemos que la localización de los terrarios es fundamental ya que, si los colocamos junto a una ventana, la intensidad de la luz solar directa a través del vidrio puede quemar a las suculentas.

Debemos tomar en cuenta que si los terrarios están totalmente cerrados hay que retirar la tapa una vez al mes para dejar que circule el aire fresco.

Cuidados de las plantas suculentas

Ahora que sabemos cómo decorar con suculentas, debemos conocer los cuidados que requieren. Como se mencionó anteriormente, es muy sencillo mantener sanas a estas plantas y promover su crecimiento.

  • Poca agua: El exceso de riego puede resultar letal para las suculentas. Solamente debemos de regar nuestras plantas cuando observemos que la tierra se encuentra muy seca. Esto suele ser cada quince días.
  • Mucha luz: Las suculentas necesitan mucha luz, pero no debemos exponerlas al sol directo porque se pueden deshidratar. Si detectamos que sus hojas se tornan rojas esta es una señal clara de que se están quemando. Por el contrario, si vemos que su tonalidad de empalidece debemos de buscar una ubicación donde puedan obtener más luz.
  • Un buen drenaje: Es fundamental que las suculentas tengan un buen drenaje para que puedan eliminar el exceso de agua. No debemos de colocar un plato por debajo.
  • Un suelo pobre: Las suculentas no necesitan un sustrato rico en minerales, tomando en cuenta que están acostumbradas a crecer en condicionas poco favorables.  

¡Si le dedicamos un poco de tiempo a nuestras suculentas veremos que al poco tiempo estarán floreando!

En sí, no hay límites a la hora de decorar con estas plantas y, aunque puede ser que prefiramos simplemente decorar un pasillo de suculentas en macetas pequeñas de barro, también resaltarán nuestro espacio. No tenemos que esperar a ninguna época del año para adquirir estas plantas. ¡Hoy es el día perfecto para iniciar!

Déjanos tu comentario