Categoría

Club de Jardinería

Cómo cuidar tu jardín para el inicio de primavera

jardín

Un problema muy común con los jardines del hogar es que, en temporada de invierno, se descuidan un poco por las bajas temperaturas, con un menor riego y uso de fertilizantes.

El inicio de primavera es ideal para disfrutar de un hermoso jardín en familia.

Todo lo que debes saber para cuidar tu jardín y mantenerlo saludable

Renueva tu jardín agregando colores u olores nuevos con otras plantas. Es muy buena idea comenzar al inicio de la primavera porque es la época donde las raíces son más activas, se arraigan mejor a la tierra y hay condiciones favorables para garantizar su crecimiento. Asimismo, es un buen momento para plantar semillas pues existen las mejores circunstancias para su reproducción y florecimiento.

El clima durante primavera es perfecto para las plantas porque no hay temperaturas tan altas como en verano, además es muy fácil mantenerlas hidratadas, por lo cual las raíces de las plantas se asientan con mayor firmeza en la tierra.

Por otro lado, una forma de cuidar tu jardín es renovar las zonas donde ya haya hojas o ramas secas. Para ello será indispensable recortar, lo que  permite el brote de flores, nuevas ramas u hojas.

Es importante mencionar que, si ya tienes plantas con flores, evites cortar esas partes pues podrías dañar tu planta.

Adicionalmente, es recomendable mantener la limpieza en todo tu jardín y eliminar las plantas que van brotando sin que se hayan plantado con anterioridad. Esta clase de naturaleza se conoce como maleza y van secando otro tipo de plantas.

Añade fertilizantes y mejora el sustrato

No hay mejor forma de cuidar tu jardín que el agregar, regularmente, fertilizantes y estimuladores del sustrato. Estos elementos nutren la tierra para que las raíces absorban los nutrientes e incentiven su crecimiento o florecimiento.

Debes saber que, cada día, el sustrato natural de la tierra se puede ir quedando sin fuerza, por lo tanto, ya no produce los beneficios que se esperan de dicho elemento. Por esa razón, ya sea que comiences a plantar semillas o renovar la tierra, puedes agregar una mezcla de materia orgánica con sustrato de humus de lombriz. El procedimiento es sencillo, ya que solo remueves la tierra con cuidado para no romper las raíces y agregas dicha mezcla.

El fertilizante es otra clase de abono el cual tiene como base una composición química con productos orgánicos. Lo ideal es que el fertilizante contenga elementos indispensables como el Nitrógeno, Fósforo y Potasio, pues es una forma de asegurar la oxigenación, nutrición junto al fortalecimiento de la tierra e incentivar el color y crecimiento óptimo de las flores o frutos de tu jardín.

Dentro de los tipos de fertilizantes existen de dos clases: en grano y líquido. Los primeros son ideales para quien no puede ocupar demasiado tiempo en las tareas del cuidado del jardín, pues solo deben aplicarse los granos directamente a la tierra, durante largos periodos establecidos. Sin embargo, el tipo de líquido se agrega junto al agua común de riego, por ello ocupa más tiempo y emplea mayor cantidad de fertilizante.

También es vital mantener el jardín libre de agentes contaminantes y plagas. Caracoles, cucarachas, arañas, ratones, polillas, cochinillas u hormigas son muy dañinos para el crecimiento de las plantas ya que se alimentan de ellas. Con un buen tratamiento de insecticidas o trampas es posible eliminar las plagas.

Macetas acordes al tamaño y necesidades de las plantas

Es muy común encontrar árboles y grandes plantas en macetas muy pequeñas. Este error se comete con frecuencia porque meses antes era el tamaño ideal para plantar las semillas o las raíces.

En consecuencia, se aconseja cambiar de macetas cada 1 o 2 años a fin de evitar que la tierra se quede sin nutrientes y las raíces se amontonen, aprieten entre sí y queden enredadas, ya que las plantas crecen en menor medida, nacen pocas flores u hojas o se van secando las ramas.

Para hacer el recambio solo es necesario aflojar un poco la tierra, y colocarla de forma adecuada en la otra maceta. Existen paquetes de macetas biodegradables que te ayudan en la germinación de semillas y plantas pequeñas que cuando crecen, puedes plantarlas directamente en la tierra de tu jardín pues el material de la maceta lo permite, sin dañar la raíz de tus plantas, evitando generar basura y cuidando al medio ambiente.

Follaje artificial para pared

Otra forma de embellecer el patio de tu casa es utilizando follaje artificial en las paredes, ya que es un método para obtener muros verdes y en el cual no se necesitan cuidados especiales para que siempre luzca un color intenso, frondoso o con muchas flores.

Al hacer uso de estos follajes, puedes darle un toque de tranquilidad al patio porque las paredes también se verán verdes e incluso hay follajes con flores para combinar con los demás elementos de tu casa.

Mangueras y accesorios

El sistema de riego es vital para el crecimiento y mantenimiento de tus plantas, por ello debes tener establecido un calendario con la finalidad de llevar un control de los días de riego.

Además, contar con mangueras o accesorios como pistolas de riego, rociadores o boquillas son ideales para dispersar el agua necesaria acorde a tu jardín.

Si bien, las mangueras deben tener una gran capacidad de expansión para alcanzar a regar el jardín, es importante que adquieras una regadera con boquilla pequeña para las macetas y plantas chicas.

Como recomendación, las tareas de riego deben realizarse por la noche ya que a esa hora no hay tanto calor . Sin embargo, debes saber que, si aplicas una cantidad mayor de agua a la recomendada, ahogaras a las plantas.

No olvides que este consejo solo aplica en época de calor, pues en invierno, el agua se puede llegar a congelar.

Herramientas manuales y eléctricas de jardín

En última instancia, cuidar tu jardín con el equipo apropiado va a mejorar el aspecto de ese espacio.

Puedes utilizar podadoras manuales para cortar el césped, recortadoras eléctricas, desbrozadoras, sopladoras pensando en la limpieza y motosierras en caso de que necesites una mayor fuerza para cortar tallos o ramas de mayor tamaño.

Finalmente, los accesorios manuales como escobas de metal, carretillas, palas, etc. son elementos imprescindibles para mantener la buena salud e imagen de tu jardín.

Ahora que ya conoces más consejos para cuidar tu jardín, puedes encontrar diferentes artículos e ideas que te ofrece Home Depot y su Club de Jardinería.

Déjanos tu comentario