Categoría

Club de Jardinería

Cómo cuidar tu jardín

cuidar tu jardín

Usualmente, el jardín es uno de los lugares más olvidados de la casa, por eso cuidar tu jardín puede hacer que nuestro hogar destaque de manera única.

El primer paso para comenzar su remodelación es dedicar el tiempo suficiente al cuidado de plantas y flores, de esta manera poco a poco le iremos dando vida y color a nuestro jardín.

Cómo cuidar tu jardín: Paso a paso

1. Limpiar las plantas y eliminar la mala hierba

Si nuestro jardín ha estado abandonado por algún tiempo o queremos construir uno, lo primero que tenemos que hacer el limpiar el área. Para empezar, hay que podar el pasto en caso de que esté muy crecido. También tenemos que retirar las hojas secas y eliminar la maleza que está alrededor de nuestras flores y plantas, para que puedan absorber fácilmente el agua y los nutrientes, permitiendo la aparición de nuevos brotes.

2. Regar por las mañanas o por las noches

En temperaturas extremas es recomendable que reguemos las plantas por la mañana (antes de que salga el sol) o por las noches (antes de que baje mucho la temperatura). Lo anterior ayudará a que el agua no se evapore tan rápido y que nuestro jardín no sea quemado por el sol o por el exceso de frío.

Para mejorar la retención de humedad, podemos agregar tierra preparada Vigoro en las jardineras o macetas. Facilita el drenaje y aumentan la cantidad de oxígeno, permitiendo que haya un adecuado transporte de nutrientes y minerales.

El riego frecuente y la aplicación de esta tierra es primordial en macetas de barro, porque su porosidad hace que absorba parte del agua. Lo mismo cuando son plantas nuevas, porque es necesario estimular su crecimiento.

3. Cambiar la zona de riego

Cuando reguemos es importante rotar las zonas para evitar remover la tierra y que las raíces queden expuestas. También hay que dirigir el chorro de agua hacia el tallo y no a las hojas para no arrancarlas y ahorrar más este recurso. Al regar directo en el tallo, la cantidad de agua que utilicemos baja más rápido a la raíz.

4. Fortalecer el pasto

El pasto requiere muchos cuidados para mantenerse verde, especialmente en época de calor, por lo tanto, hay que apoyar su crecimiento utilizando fertilizantes. Nutripasto es una alternativa eficaz para que recupere su color en pocos días y fortalecerlo para climas extremos. Lo recomendable es aplicarlo cada 4 meses.

Para complementar, durante el verano hay que dejarlo un poco alto para que las hojas se mantengan húmedas por más tiempo y procurar que su riego sea uniforme.

5. Seleccionar plantas para tu jardín

Si nuestro jardín no cuenta con cubierta para protegerlo del sol, hay que elegir plantas que sean resistentes a las altas temperaturas. Algunas opciones son las margaritas, los hibiscos, las bugambilias, los geranios, los rosales, los claveles, las petunias, entre otras. La mayoría necesitan bastante sol para crecer, aunque hay que evitar que les dé de forma directa. Una adecuada dosis de sol y sombra será lo ideal.

Ahora bien, una alternativa para que nuestro jardín esté colorido durante todo el año es seleccionar plantas que crezcan en distintas temporadas. Las nativas son la mejor opción porque no requieren tantos cuidados y se adaptan rápido al clima.

6. Aplicar abono y fertilizante

La aplicación de abonos y fertilizantes ayuda a que las plantas y flores crezcan sanas y fuertes. Incrementan la calidad del suelo y ayudan a transmitir una mayor cantidad de nutrientes. El abono va directo en la tierra, mientras que los fertilizantes necesitan mezclarse con agua para que se disuelvan en el suelo.

El fertilizante Vigoro 17-17-17 es útil para distintos tipos de plantas, actuando de forma uniforme en las raíces. Podemos rociarlo cada 2 semanas en flores, plantas de macetas, arbustos, frutales y más. De igual modo, está el fertilizante Universal Vigoro, el cual está compuesto de fósforo, nitrógeno y potasio para un mejor desarrollo del jardín.

Algunas plantas requieren de fertilizantes específicos para su especie, ya que estimulan mucho más su crecimiento. Este es el caso de las orquídeas, por lo que una opción eficaz es utilizar el sustrato especializado para orquídeas Vigoro cada 4 meses. Ayuda a cuidar tu jardín, ayudando al desarrollo y crecimiento de las flores.

7. Uso de tierra negra

Al igual que la tierra preparada, la tierra negra es utilizada para mejorar la circulación del aire y la retención del agua. Usualmente está compuesta de estiércol, razón por la que se le da ese nombre. Entre sus funciones están darle textura al suelo, crear el ambiente óptimo para la supervivencia de insectos, y a prevenir la erosión del suelo.

Una alternativa es la Tierra Negra Nutrigarden, la cual está  libre de piedras y grumos y puede colocarse en cualquier zona del jardín.

8.  Mantener libre de plagas

Los insectos pueden ocasionar daños importantes a nuestro jardín, algunos absorben la savia de las hojas dejándolas sin nutrientes o las deforman sin posibilidad de recuperación. Por este motivo es importante mantenerlas libres de plagas. Hay algunos productos en el mercado que sirven para este fin. ¡Son más comunes durante el verano, por lo que hay que estar prevenidos!

Tips para cuidar el jardín

Microclimas

Para mantener la humedad en las plantas por más tiempo, lo mejor es agruparlas para que se creen microclimas. Esta es la razón por la que en los parques o en los bosques casi siempre hay un ambiente fresco, porque hay gran cantidad de arbustos y árboles juntos.

Muebles para jardín

Los muebles también son parte importante del jardín, por lo que, si tenemos algunos, lo mejor es colocar pérgolas o sombrillas que los ayuden a apartarse del sol, de lo contrario, pueden perder su color y puede afectarse el material.

Preparar el jardín para el invierno

La mejor forma de cuidar nuestro jardín es prepararlo para los cambios de estación. Para la llegada del invierno lo mejor es retirar las hojas secas, buscar un refugio para las plantas más delicadas, y agregar abono o tierra preparada en las especies recién plantadas.

Planificar

No podemos cuidar de nuestro jardín si no tenemos los materiales necesarios. Es importa que tengamos elementos como cultivadores, trasplantadores, cucharas y azadones, además de regaderas o mangueras. Podemos conseguir kits de jardinería con los artículos básicos incluidos.

jardín

Mantener los colores encendidos

Si queremos sentirnos orgullosos de nuestro jardín, ¡hay que mantener los colores vivos! El sulfato de amonio nos ayudará a que el color verde resalte, gracias a que promueve el crecimiento de los tallos y de la firmeza a las plantas, gracias a que aumenta el nitrógeno.

¿Cómo organizar tu jardín?

Ahora bien, además del cuidado, una correcta organización hará que nuestro jardín sea el espacio favorito de la casa.

Rocas y piedras

Para darle amplitud al espacio podemos colocar las plantas y flores alrededor del jardín y cercar con rocas y piedras. Las protegerá al mismo tiempo que da un bello efecto decorativo. También podemos usarlas para crear caminos que nos lleven a un comedor al aire libre.

Plantas colgantes

Si no queremos saturar el jardín, podemos colocar algunas de las plantas en macetas colgantes. Existen variedad de diseños de jardines colgantes que sin duda nos hará aprovechar el espacio al máximo y crear ambientes originales.

Jardín delantero

Para las casas con un espacio en la entrada, un jardín delantero será una forma cálida de recibir a las visitas. Podemos plantar algunos arbustos y transformarlos en alguna figura o colocar flores de distintos colores para que ayuden a delimitar y resaltar esta área.

Ahora que conoces cómo cuidar tu jardín, pon en marcha la remodelación o construcción del tuyo. Además de darle armonía a tu hogar y traer múltiples beneficios para tu salud, será una actividad que podrás compartir en familia.

Déjanos tu comentario