Categoría

Club de Jardinería

10 ideas de decoración para entrada de una casa

Cada rincón de la casa es una oportunidad para reflejar la personalidad propia. El mínimo detalle puede hacer la diferencia y contar una historia interesante: desde un adorno pequeño que trajimos de un viaje en un estante, hasta la arquitectura completa del lugar, diseñada con inteligencia y buen gusto.

La entrada al hogar no es la excepción a esta regla. Ofrece infinitas posibilidades para expresarnos y además cumple un rol fundamental: es la carta de presentación, la primera impresión que se tiene al llegar. Por esto mismo, a continuación, te queremos inspirar con 10 ideas de decoración para este espacio único. Algunas son bien simples y otras requieren de más trabajo. Descúbrelas aquí:

1. Darle rienda suelta a la naturaleza con una enredadera

Todo lo que sea verde aporta mucho a la personalidad del hogar. Plantar una enredadera en la entrada para plasmar todas estas características es ideal para transformar este espacio fundamental de la casa. Le da vitalidad y estilo y aunque es un look rústico, con un poco de jardinería frecuente puede verse siempre bien cuidado.

Existen múltiples variedades de enredaderas. Sin embargo, los cuidados son similares: es importante guiarle el recorrido, prestarle atención extra en invierno por el viento y las heladas y asegurarse de que no se queme en verano. Las plagas suelen atacar en primavera, así que hay que analizar las hojas en dicha estación.

2. Incorporar azulejos para un look andaluz único y colorido

Los países árabes, Andalucía en España y Portugal en general se caracterizan por un detalle arquitectónico: el uso de azulejos de colores. Estos elementos no son solo decorativos: protegen a las paredes de la humedad, por eso los utilizamos también en cocinas y baños.

Existe una gran variedad de diseños para la entrada: puede ser geométrico, blanco y negro, el tradicional azul o un dibujo gigante o una frase formados por pequeños azulejos de cerámica. La personalidad de quienes viven en la casa se destacará de cualquier manera. Además, se pueden incorporar tanto en pisos como paredes, y son súper fáciles de instalar.

3. A perderle miedo al color: incorporar tonos osados como rojo o esmeralda para impactar

Entre las ideas de decoración para entrada de una casa, hay un concepto que en general se multiplica: atreverse a lo inesperado siempre funciona. Para hacer esto lo mejor es pintar las paredes o la puerta de colores que impacten. Los tonos que devienen de las piedras preciosas son una buena forma de empezar: esmeralda, rubí o fucsia para sorprender a cualquiera.

Esta idea además es súper simple de realizar: solo se necesita pintura para cambiar de tono las paredes o las puertas. Para no sobresaturar la entrada lo mejor es que haya un foco de color y que el resto de los elementos sean neutrales.

4. Marcar los límites de los espacios con plantas tipo suculentas

Ya hablamos de los beneficios de incorporar plantas en el hogar. Una forma inesperada de usar estos elementos verdes en la entrada es marcar los límites de los espacios con macetas. Se puede elegir cualquier variedad, pero recomendamos las suculentas, que cuentan con diversas subespecies y son fáciles de cuidar. De cualquier manera, lo importante es que reflejen la personalidad de quienes habitan en la casa.

Para realizar esta idea hay que cubrir el suelo con material orgánico, cavar, plantar y cubrir. Así de fácil, pero siempre es fundamental regar de acuerdo a las necesidades de la suculenta y el clima.

5. Incorporar una pequeña fuente para darle vida a la entrada

Tal como las plantas, el agua le suma vitalidad a cualquier entrada. La mejor forma de incorporarla es a través de una fuente y lo bueno es que existen tantas variantes que no será difícil encontrar una acorde a la personalidad propia. Hay algunas bien clásicas, otras más bien zen y unas con un look más moderno. Es solo cuestión de investigar. Además, el sonido que generan es agradable y muy relajante.

El presupuesto no debería ser preocupación: al haber tantos diseños disponibles, también es diverso el rango de precios. Entre las ideas de decoración para entrada de una casa, esta es una de las más originales.

6. Crear un sendero con madera o piedra para guiar a las visitas

Siempre es una buena idea diseñar un sendero que guíe a las visitas a la puerta de la casa. Se puede hacer de distintas maneras, pero lo mejor es encontrar materiales atractivos que embellezcan la entrada. La madera y la piedra son las mejores opciones e incluso se pueden combinar para generar aún mejores resultados.

Un ejemplo es recubrir el piso de pequeñas piedras blancas y crear el sendero en base a tablones rectangulares de madera. El resto de la entrada puede decorarse con plantas de todo tipo. El resultado será un diseño moderno y simple.

Diseña un camino de jardín con elementos sencillos y vistosos

7. Innovar con el cartel que marca el número de la casa

Dejar de lado lo convencional es la puerta de entrada a la originalidad. Encontrar un cartel de numeración creativo y que se salga de la norma es una buena manera de reflejar la personalidad. Además, existen formas simples de destacarlo: se puede ubicar en una maceta e iluminar de una manera especial.

Para encontrar estos diseños es solo cuestión de dedicarle un tiempo extra a la investigación que se realiza antes de comprar.

8. Si se necesita invertir en rejas, elegir un diseño bello para no afear la entrada

Al diseñar la entrada de una casa la seguridad y la privacidad son siempre aspectos a tener en cuenta. Si colocar rejas es necesario por cualquiera de estos motivos, entonces está bueno buscar una forma de evitar que el hogar parezca una cárcel. Existen diseños más estéticos que incluso permiten embellecer los lugares.

Un buen ejemplo son las rejas que tienen diseños dibujados, como plantas, árboles o formas más abstractas. No solo mantienen lejos a vecinos y otras personas molestas, sino que también le dan un toque artístico a la casa.

9. Incorporar un lugar donde sentarse

Colocar una silla, sillón, hamaca o banco en la entrada es una forma de demostrar que a los dueños de la casa les importa que las visitas tengan una experiencia cómoda. Además, es una manera simple de elevar este espacio: solo hace falta adquirir un mueble acorde. También se puede aprovechar la oportunidad para incorporar un poco de color.

Al momento de escoger un mueble para exterior es importante que sea de un material que resista los cambios climáticos. Para ahorrar tiempo también está bueno elegir telas y elementos que no requieran demasiados cuidados o excesiva limpieza. Por ejemplo, la madera natural necesita de distintos tratamientos para cuidarla del sol y el agua. El cedro y el ciprés son alternativas ideales y menos demandantes.

Otra ventaja de incorporar un rincón donde sentarse en tu entrada es que dejará de ser solo un lugar de paso y se convertirá en un espacio donde compartir.

10. Iluminar de forma inesperada

Una iluminación creativa puede hacer toda la diferencia. Por otro lado, además de darle visibilidad a la entrada, la luz aporta mayor seguridad y funciona como señalización. Se puede elegir entre estilos bien elaborados hasta las bonitas guirnaldas tipo navideñas, que son súper fáciles de instalar y hoy existe una variedad amplia de diseños. También se puede escoger faroles de distintos tipos o incluso ubicar lámparas en el piso.

Déjanos tu comentario